Cómo renovar las juntas de una fachada

Por Leroy Merlin

Las juntas vistas de una fachada de piedra o ladrillo se acaban deteriorando con el tiempo. Renuévalas para devolver a la construcción toda su categoría y protegerla ante las filtraciones.

Descubre en este vídeo el paso a paso:

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Prepara la pared

Paso 1.1: Sanea las juntas

  • Comprueba el estado de la pared y raspa con una paleta de lengua de gato todas las partes no adheridas.
  • Profundiza en las juntas con el mazo y el cincel entre 1 y 3 cm, según el aspecto deseado.

Cómo renovar las juntas de una fachada

CONSEJO: En una fachada de ladrillo o para juntas de cemento muy resistentes puedes utilizar como herramienta un disco montado en una amoladora que permite vaciar las juntas antiguas con precisión.

Desempolva cuidadosamente los espacios entre las juntas y la superficie de la pared con el cepillo metálico. Aprovecha para comprobar la sujeción de los ladrillos.

Paso 1.2: Sellado de bloques sueltos

  • Separa completamente los bloques inestables haciendo palanca con el cincel.
  • Rasca los restos del mortero con una paleta, cuadrada o triangular, antes de volver a sellar los bloques. Para esta operación, es más fácil utilizar un mortero de sellado ya preparado.

Cómo renovar las juntas de una fachada

CONSEJO: Sustituye los bloques ajustando el espacio de las juntas con pequeños trozos de ladrillo o piedra.  Aplástalos bien de forma que queden integrados en el mortero.

  • Déjalo secar al menos durante 24 horas.

Paso 2

Reunifica las juntas 

Paso 2.1: Prepara el mortero 

  • Humedece la fachada con agua para facilitar la adhesión del mortero a las juntas. 
  • Prepara el mortero en un cubo añadiendo la cantidad de agua que indica el fabricante.
  • Remueve el mortero hasta obtener una mezcla homogénea: el tiempo estimado de uso suele ser de una hora y media.

Cómo renovar las juntas de una fachada

CONSEJO: el mortero para juntas está disponible en varios colores además de los habituales en blanco, beis y gris.

Paso 2.2: Rellena las juntas

  • Coloca el mortero en una talocha en sentido horizontal para evitar el goteo cuando rellenes las juntas rellenar las juntas.
  • Acerca la talocha a la pared y rellena los espacios entre juntas con la paleta de lengua de gato. Empieza por las juntas verticales y acaba con las horizontales. 
  • En una pared de ladrillo, de piedra tallada o de sillares, el uso de una paleta corta facilita el rellenado y evita ensuciar los bloques adyacentes. Si solo tienes paletas largas, corta una por la mitad de formas que mida unos 8 cm. Redondea el extremo con una lima y desbarba el corte antes de usarla.
  • Retira el exceso de mortero con el borde de una paleta y deja secar entre 10 y 15 minutos. Seca la herramienta a menudo.

Cómo renovar las juntas de una fachada

 

Paso 3

Los acabados

La piedra

  • Cuando el mortero empiece a fraguarse, pasa un cepillo suave y seco para alisar las juntas y limpiar los restos que queden sobre la piedra. 
  • Haz un pasada ligera con el cepillo para no deteriorar las juntas.

Cómo renovar las juntas de una fachada

CONSEJO: Si hace calor, rocía ligeramente la fachada con agua (lluvia fina) dos horas después de haber unificado las juntas. Al humidificarlas, se evita el secado de las juntas que de lo contrario podrían desprenderse.

El ladrillo

  • Alisa suavemente las juntas con un cepillo sin profundizar.
  • El cepillado permite al mismo tiempo limpiar los ladrillos. Para eliminar por completo los restos de mortero, puede que sea necesaria una limpieza más a fondo.
  • Una vez que las juntas se hayan endurecido, cepilla la superficie con una solución de ácido clorhídrico diluido al 10% en agua. 

Cómo renovar las juntas de una fachada

Tratamiento hidrófugo

  • Aprovecha la ocasión para proteger la mampostería de la penetración del agua.
  • Deja secar la fachada durante al menos 8 días y, transcurrido ese tiempo, pulveriza una solución hidrófuga.

Cómo renovar las juntas de una fachada

CONSEJO: Existen productos hidrófugos “mineralizados” aplicables a diferentes tipos de paredes: hormigón, piedra o ladrillo.

Materiales y herramientas

  • Mortero de sellar
  • Mortero para juntas
  • Ácido clorhídrico o quitacemento
  • Producto de tratamiento hidrófugo
  • Un cincel
  • Un mazo
  • Una amoladora con disco de diamante para juntas
  • Un cepillo metálico
  • Un cepillo de limpieza
  • Un cepillo rascador
  • Un cubo
  • Una cubeta
  • Un taladro con mezclador
  • Una paleta de lengua de gato
  • Una paleta
  • Una talocha
  • Una espátula para juntas
  • Un buril plano
  • Un pulverizador de jardín
  • Un cubo
  • Una brocha o palestina en caso necesario
  • Una manga para juntas
  • Una manguera
  • Guantes de trabajo
  • Gafas de protección