Cómo tapar agujeros en la pared

Por LeroyMerlin

Nuestros hogares evolucionan a la vez que nosotros. Una casa vivida es una casa en constante cambio. Las paredes interiores son elementos que hacen de nuestros espacios lugares seguros, acogedores y cuidados, pero con el paso del tiempo sufren la aparición de grietas, reciben pequeños golpes o los cambios en la decoración dejan desconchones y orificios a la vista.

¿Alguna vez has dudado en colgar algún elemento decorativo por miedo a los agujeros que quedarían en la pared? No hay problema en colgar estanterías, cuadros, muebles… y luego cambiar de idea porque es posible tapar cualquier agujero en la pared de una manera sencilla y al alcance de todos. El tapar los orificios que hemos hecho previamente en las paredes es una de las tareas de reparación más habituales y necesarias para que las superficies luzcan en buenas condiciones.

Cómo tapar agujeros en la pared

Producto empleado para tapar agujeros

La masilla es el elemento necesario y efectivo para cubrir aquellos orificios que ya no necesitamos en nuestra casa. Con las masillas se consigue emplastar o emplastecer las paredes, es decir, rellenar los huecos que haya y corregir las imperfecciones para acabar teniendo una pared nivelada y lisa.

Existen diferentes tipos de masillas según sus particularidades: unas no merman su tamaño al secarse (son las más habituales y recomendadas); otras sí merman y, por tanto, puede ser necesario repetir el proceso de tapado hasta conseguir el volumen adecuado para cubrir toda la abertura; también hay masillas específicas con mayor espesor para cubrir agujeros de mayor tamaño, y también que están reforzadas con fibra de vidrio para tapar grietas con movimiento (son las que reaparecen después de haberlas tapado) o con dilatación, etc.

Todas las masillas tienen en común que requieren un tiempo de secado: el fabricante siempre indica la duración que hay que respetar antes de tocar o trabajar sobre esa zona.

Consejos para rellenar agujeros correctamente

- Se recomienda aplicar la masilla en pequeñas cantidades para que las sucesivas capas vayan rellenando todos los poros. Así no quedarán burbujas o bolsas de aire sin rellenar.

- Para proceder a tapar los agujeros, es imprescindible prepara bien la pared. Para ello, la superficie debe estar firme, limpia y totalmente seca.

Te explicamos paso a paso cómo tapar un agujero en la pared hecho por un taladro o cuelga cuadro para que no se note.

 

¿Qué vamos a hacer?

Te lo explicamos paso a paso

Paso 1

Retira el taco o la fijación

Usa un tornillo para enroscarlo en el taco y con un alicate, tira del tornillo hasta que logres sacar la antigua fijación.

Cómo tapar agujeros en la pared

 

Paso 2

Limpia la superficie

Retira el polvo y las zonas desprendidas alrededor del agujero ayudándote de una brocha o un aspirador. De esta manera aseguramos que la masilla fije y agarre bien. Rasca con una espátula los bordes del desperfecto, y lija superficialmente la zona si es necesario para igualarla.

Cómo tapar agujeros en la pared

 

Paso 3

Rellena el hueco con masilla

Para tapar el agujero, humedece la zona que vas a trabajar y rellena el hueco con una pasta de reparación de capa gruesa en formato listo al uso. Ayúdate con una espátula de carrocero de 5 cm de ancho.

Cómo tapar agujeros en la pared

 

Paso 4

Deja secar

Deja secar la masilla conforme el tiempo que indique el fabricante, y si es necesario aplica de nuevo otra porción de pasta. Con un trapo seco limpia bien los restos de masilla y polvo que puedan haber quedado. La superficie ya estaría lista para pintar o decorar como queramos.

Materiales y herramientas

  • Alicate
  • Tornillo
  • Brocha o aspirador
  • Lija
  • Masilla de reparación
  • Espátula de carrocero