Cómo reparar o sustituir pernios de puerta metálica

Por LeroyMerlin

El punto más débil de las puertas de jardín o garaje metálicas son las bisagras o pernios. En ocasiones por la falta de mantenimiento, las inclemencias del tiempo y una mala colocación, las bisagras ceden por trabajar forzadas. Poco a poco rompen la unión hasta que se descuelgan imposibilitando su apertura. La solución pasa por sustituir el pernio y en ocasiones, reforzar la zona donde va colocado.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo explicamos paso a paso

Paso 1

Retira la bisagra

Calza la puerta, y coloca un separador entre el marco y la puerta. Retira la bisagra con la amoladora (115 mm) y un disco de corte, y corta la unión de la bisagra con la puerta. Sustituye el disco de corte por un disco abrasivo o disco multilijas y elimina restos de pintura, óxido, etc.

Paso 2

Sustituye el pernio

Si tienes un agujero, usa un pernio con alas que lo cubra. Si la puerta no tiene ningún defecto usa un pernio sin alas. Une el pernio mediante soldadura, con electrodos de 2 mm con un rango de intensidad de 60-80 amperios. Hecho el primer cordón, deja enfriar y quita la escoria con la carda del equipo de soldadura. Continúa hasta soldar por completo la bisagra. Una vez terminado y retirada toda la escoria, protege la soldadura y la bisagra usando un protector 4 x 4 que sirve para cualquier superficie. Por último, pinta la reja o puerta.

Materiales y herramientas

  • Amoladora
  • Disco de corte y disco abrasivo para amoladora
  • Pernio
  • Equipo de soldadura
  • Electrodos de 2 mm
  • Protector 4 x 4