Cómo reparar suelo laminado

Por Leroy Merlin

Disimular arañazos, acabar con manchas rebeldes, recuperar el brillo de siempre, sustituir un listón… Son problemas habituales de los suelos laminados y fáciles de solucionar si cuentas con los productos y tratamientos adecuados

Los suelos laminados son una opción muy resistente y duradera siempre que reciban un buen cuidado y mantenimiento. Existen diferentes formas de reparar suelos laminados, dependiendo del problema que tenga. Te contamos paso a paso cómo terminar con este problema.

Cómo reparar suelo laminado

Reparación, limpieza y mantenimiento del suelo laminado

Contar con un mantenimiento impecable ayudará a que nuestro suelo laminado aumente considerablemente su vida útil y evitará que se produzca cualquier problema para el que haga falta repararlo. Un suelo laminado puede llevar 25 años puesto y estar en perfectas condiciones. Si se cuida de forma óptima, permanecerá como el primer día.

Hay ciertos tratamientos y productos de limpieza específicos que te permitirán conseguir que tu suelo luzca perfecto. Estas son las principales tareas de limpieza y mantenimiento del suelo laminado:

  • Pasa con frecuencia el aspirador. Límpialo a menudo tu suelo con un aspirador o una mopa, pasándolo bien sobre toda la superficie, incluidos rincones difíciles, huecos bajo muebles, recovecos, etc. Comprueba que ha quedado libre de polvo y otras partículas. Y cuando lo vayas a fregar, siempre con la fregona muy escurrida.
  • Usa limpiadores exprés. Son bastante eficaces para eliminar suciedad y manchas leves rápidamente. Lo mejor es reservarlos para utilizar en superficies o elementos de pequeño tamaño, como por ejemplo unas escaleras revestidas de laminado. O un rodapié. No los apliques directamente, sino pulverizados sobre bayetas, paños de microfibra o de otros tejidos suaves que eviten generar arañazos.
  • Emplea abrillantadores. Conservar este suelo con el aspecto del primer día también es muy importante. Es posible que pierda brillo con el paso del tiempo y el uso, pero se puede recuperar. Los limpiadores que además son abrillantadores para uso diario  permiten que el material no se vuelva mate. Y como están pensados para ser usados de forma cotidiana es más fácil lograrlo. Para aplicarlos, lo mejor es leer las recomendaciones del fabricante. Pero por lo general se pueden echar directamente sobre la superficie y extender el producto incoloro con una fregona poco humedecida.
Cómo reparar suelo laminado

No te pierdas este artículo donde te contamos cuáles son los 10 mejores suelos laminados según nuestros clientes.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

PASO 1

Tapa arañazos 

Para reparar un arañazo en un suelo laminado no puedes lijar y volver a barnizar como harías con un suelo de madera maciza. Tienes que rellenar y disimular los arañazos y existen diferentes opciones para hacerlo:

1.1 Utiliza un rotulador reparador de madera. Es una opción perfecta para arañazos superficiales y su uso es muy sencillo. Están disponibles en diversos colores, por lo que resulta fácil encontrar el que más encaje por tono a tu suelo. Lo habitual es que de vez en cuando se vuelva a repasar con ellos esas señales, pues a la larga su efecto se irá perdiendo.

Cómo reparar suelo laminado

1.2 Aplica masillas o ceras especiales para suelos laminados. Hay algunas masillas y pastas especiales para maderas que sirven para tratar y reparar grietas y defectos sobre ella. Otra opción muy útil para solucionar este problema son las ceras y aceites para madera que pueden ayudarte con trabajos de acabado, cuidado, encerado, reparación y mantenimiento de este tipo de suelos. En las tiendas de Leroy Merlin existe una completa familia de estos productos. Son muy útiles para disimular pequeños agujeros, marcas de patas, clavos, objetos que han caído sobre él, etc.

Cómo reparar suelo laminado

 

PASO 2

Quita manchas rebeldes

A veces, reparar suelo de tarima flotante solo implica acabar con manchas persistentes que no terminan de desaparecer con las tareas de mantenimiento habitual. En ese caso, los limpiadores concentrados recomendados para usar en laminados pueden ser la solución. Son bastante eficaces y como no contienen cera ni abrillantadores, no alteran el brillo natural del suelo. Entre ellos, recomendamos los limpiadores renovadores de Bona con pH neutro disponibles en las tiendas de Leroy Merlin.

Cómo reparar suelo laminado

Aplícalo con una bayeta o una esponja suave. Algunos de estos productos también se aconsejan para reavivar el aspecto de la superficie del laminado cuando ha perdido brillo. Gracias a su composición, ayudan a reducir el efecto electrostático de este tipo de suelos. 

Cómo reparar suelo laminado

 

PASO 3

Arregla tablas estropeadas

Cuando pensamos en reparar suelo laminado, otra opción es que se nos haya estropeado alguna tabla o haya que sustituir algún listón. Es una posibilidad menos frecuente que las demás pero es posible. En este caso, las piezas sueltas se terminan deteriorando por el paso del tiempo y por haber sido sometidas a un uso intenso; o bien porque se hayan mojado a consecuencia de una rotura de tubería, inundación, etc. Esto ocurre especialmente en habitaciones con elevado tránsito. 

Para poner fin a este problema y reparar suelo de tarima flotante, lo mejor que puedes hacer es sustituir la pieza afectada. Cámbiala directamente, en lugar de intentar repararla, para que el suelo recupere su imagen del primer día. Una de las ventajas de los laminados es que su montaje mediante colocación en click permite quitar y volver a poner listones nuevos en caso de que sea necesario hacerlo.

Cómo reparar suelo laminado

 

Materiales y herramientas