Cómo reparar una tubería de riego enterrada

Por LeroyMerlin

A veces resulta complicado descubrir una fuga en la tubería de riego, porque si hay un buen drenaje, el agua no se suele manifestar. Algunos síntomas pueden ser que el suelo aparece húmedo o que el césped crece más o está demasiado verde en la zona de la rotura. Aunque si tenemos dudas, podemos ir al contador de agua y con los grifos cerrados, veremos si sigue moviéndose el contador. En los siguientes pasos te explicamos cómo arreglar una tubería, ¿quieres saber cómo?

¿Qué vamos a hacer?

Te lo explicamos paso a paso

Paso 1

Detecta la fuga

Corta la llave del riego y desentierra la tubería con una pala. Intenta sacar la tierra con el césped en pequeños bloques hasta dar con la tubería.

Paso 2

Una vez descubierta la tubería

Abre la llave de corte para localizar la fuga. De esta manera, podrás sanear la fuga sin tener que cambiar todo el ramal. Para ello, marca con un rotulador la zona afectada y vuelve a cortar el agua.

Paso 3

Sanea el tramo

Cortando la tubería y une con dos manguitos la unión con el nuevo ramal.

Paso 4

Deja que pase un día

Y una vez comprobado que no fuga, coloca los bloques de césped y echa un poco de arena de sílice y recebo para regenerar esa porción del terreno.

Recuerda que también puedes reparar la fuga con una abrazadera, colocándola sobre la fuga y apretando los tornillos en cruz, o con cinta autovulcanizable, enrollándola en la tubería hará reacción química actuando como selladora.

Materiales y herramientas

  • Pala
  • Cúter
  • Manguitos
  • Cinta autovulcanizable
  • Arena de sílice y recebo