Cómo se fabrica la cerámica

Por Leroy Merlin

El método de fabricación de las baldosas cerámicas determina su dureza y acabado, y viene reflejado en el embalaje. Las piezas de cerámica se fabrican a partir de arcillas naturales y componentes minerales mezclados con aditivos de diferente naturaleza. Una vez moldeadas, decoradas y, en ocasiones, esmaltadas, se someten a un proceso de cocción en una o varias etapas, lo que les proporcionará la dureza y estabilidad necesarias. Te explicamos los diferentes métodos y cómo se refleja en el embalaje.

Cómo se fabrica la cerámica

Para darles la forma, incluso el relieve de la cara vista si lo llevan, el moldeado de las baldosas puede ser por extruido o por prensado en seco:

- En el método de extruido, la pasta moldeable se coloca en forma de cinta en una línea de producción, se prensa y se corta posteriormente para formar la baldosas, que vienen identificadas en los embalajes con el Grupo A.

- En el prensado en seco, las arcillas en forma de polvo seco o gránulos se colocan en moldes o matrices que se comprimen a muy alta presión para darles la forma de baldosa, identificadas en los embalajes con el Grupo B.

Cómo se fabrica la cerámica

La parte decorativa de la baldosa o azulejo puede llevar un acabado a base de esmalte, de engobe o de pulido. Es importante no solo porque define el estilo decorativo que tendrá la estancia solada o alicatada, sino también porque el tipo de acabado es indicativo de la resistencia de la pieza.

En el esmaltado, sobre el cuerpo de la baldosa se adhiere mediante cocción una cubierta vitrificada de composición diferente al resto de la baldosa. Con el esmaltado se consigue impermeabilizar la pieza y darle un brillo y color determinados. Las baldosas esmaltadas vienen identificadas en el embalaje con las letras GL. Las no esmaltadas se identifican con UGL. El acabado pulido consiste en alisar la cara vista de la baldosa hasta conseguir brillo. Esta cara forma parte del cuerpo de la baldosa; es decir, es del mismo material y características. Suele utilizarse en el gres porcelánico. Por último, el engobe es una pasta con la que se cubre el cuerpo de la baldosa en su cara vista para conferirle un acabado más atractivo. Puede esmaltarse o no. Tras la cocción, si no se esmalta, es mate y poroso, con aspecto rústico.

Cómo se fabrica la cerámica

Parte fundamental del proceso de fabricación de las baldosas cerámicas y azulejos, la cocción es la encargada de conferir las características finales de la pieza, como su dureza, porosidad y aspecto. Puede ser de dos tipos.

  • Monococción: la pieza, una vez seca de forma natural se introduce en el horno. Si lleva esmaltado, éste se aplica antes de la cocción.
  • Bicocción: tras el secado, se cuece la pieza, se aplica el esmalte vitrificante y se vuelve a cocer. Puede ser que una de las cocciones sea lenta y la otra rápida.