Cómo plantar bulbos

Por Leroy Merlin

Si quieres que tu jardín o tu terraza luzca flores de tulipanes, narcisos, jacintos, gladiolos, dalias y tantas otras bulbosas, debes plantar los bulbos. Según el lugar donde vivas y el tipo de bulbos que elijas, de primavera o de verano, tendrás que empezar a plantarlos en unos meses determinados, pero la forma de sembrarlos es igual de sencilla.

Aprende a plantar bulbos con este vídeo paso a paso:

Descripción

Te lo contamos paso a paso

PASO 1

¿Dónde y cómo cultivar las bulbosas?
 

Puedes plantar las bulbosas tanto en los parterres, borduras y rocallas del jardín como en las jardineras y macetas de tu balcón o terraza. Resultan espectaculares tanto en solitario como en masas de la misma especie y color, o mezcladas con plantas de similares exigencias. También puedes cortarlas para lucirlas en un jarrón.

Hasta el momento de plantarlos debes conservar los sobres con los bulbos en un lugar seco, fresco y ventilado para evitar enfermedades por hongos. También puedes guardarlos en la nevera.

Para tener éxito asegúrales estas condiciones de cultivo:

1.1. Un sustrato suelto y rico. Los bulbos necesitan que el suelo sea ligero, mullido, con muy buen drenaje, para que no se encharque el agua, y rico en materia orgánica. El sustrato universal es muy indicado.

Cómo plantar bulbos

1.2. El riego justo. Necesitan riego regular para que el suelo nunca se seque del todo y puedan desarrollarse adecuadamente. El exceso de agua puede dar lugar a la aparición de hongos de pudrición, a los que son muy sensibles. Si las cultivas en una jardinera vigila especialmente el riego.

1.3. Sol o semisombra. Cada especie exige unas condiciones de luz determinadas. En general, las bulbosas de verano viven mejor a pleno sol, aunque algunas prefieren un sitio sombreado, según la región donde se cultiven.

Cómo plantar bulbos

1.4. Dales abono para plantas de flor. Si la tierra en la que están plantados es rica no hará falta que les aportes abono. Caso contrario, dales un fertilizante para plantas de flor rico en potasio cada tres semanas.

Cómo plantar bulbos

1.5. A salvo de plagas y enfermedades. Los caracoles y babosas tienen verdadera predilección por las hojas de las bulbosas. Si estos animales visitan tu jardín conviene esparcir sobre el suelo un producto antilimacos. Además, debes vigilar la presencia de orugas, pulgones, moscas blancas, thrips y araña roja; combátelos con el fitosanitario adecuado. Si notas la presencia de hongos en los bulbos descarta inmediatamente los que estén enfermos y cambia el sustrato antes de plantar bulbos nuevos.

Cómo plantar bulbos

1.6. Una plantación a la profundidad y la distancia adecuadas: este aspecto es clave, ya que incide directamente en la floración. Si los plantas muy próximos o a demasiada profundidad puedes quedarte sin flores. Fíjate en las indicaciones de los sobres. En general los hoyos deben tener una profundidad que doble el diámetro del bulbo.

Cómo plantar bulbos

 

PASO 2

Aprende a plantar bulbos

2.1. Busca el emplazamiento adecuado para la especie de bulbosas elegida, según sus exigencias de luz. Si vas a plantar los bulbos en el suelo deberás esponjar la tierra para que quede suelta y mullida y aportarle mantillo para enriquecerla y mejorar su textura y estructura. Si vas a plantarlos en una jardinera, esparce en el fondo una capa de guijarros o cualquier otro material de drenaje y rellénala con sustrato universal.

2.2. Presenta los bulbos sobre el sustrato para determinar la distancia de plantación. Puede variar entre los 6 y los 20 cm, según el calibre o diámetro del bulbo. La separación debería doblar el diámetro del bulbo. Haz los hoyos con un plantador de bulbos o una palita respetando la profundidad indicada en el sobre. A modo orientativo, debería doblar el diámetro del bulbo.

2.3. Esparce un puñado de arena de río o gravilla en el fondo de los hoyos. Coloca un bulbo en cada hoyo con la yema apical, es decir, el punto de crecimiento de la planta, hacia arriba.

2.4. Rellena los hoyos hasta el nivel del suelo con sustrato universal y apisona suavemente con las puntas de los dedos.

2.5. A continuación, riega generosamente para que la tierra quede bien adherida a los bulbos y desaparezcan las bolsas de aire. Cubre el sustrato con un acolchado de corteza de pino o mantillo para atemperar el efecto de las temperaturas extremas y conservar la humedad.

 

PASO 3

¿A qué profundidad tienes que plantar los bulbos de primavera?

Las bulbosas de primavera dan flor desde febrero hasta mayo.

- Los jacintos, que tienen una circunferencia de 15-16 cm, deben enterrarse a 15 cm de profundidad.

- Los tulipanes, que tienen una circunferencia de unos 11-12 cm, y los narcisos, iris, ixias y allium gigantes, a unos 10 cm de profundidad.

- Los crocus, muscaris y ranúnculos, que tienen 8-9 cm de circunferencia, a unos 8 cm de profundidad.

- Los pequeños bulbos de fresias, anémonas, fritilarias y allium pequeños, de 5-6 cm de circunferencia se entierran a 5 cm de profundidad.

- Los grandes bulbos de amarilis no se deben enterrar del todo: deben asomar dos tercios por encima del nivel del sustrato.

Cómo plantar bulbos

 

PASO 4

¿A qué profundidad tienes que plantar los bulbos de verano?

Las bulbosas de verano se plantan desde finales de abril (aunque, si vives en una zona cálida y sin heladas, puedes empezar la plantación a partir de febrero) hasta junio y florecen a partir de mayo durante todo el verano y continúan sin interrupción hasta el otoño. Su floración suele ser muy espectacular y colorida y, en general, más abundante y prolongada que la de las bulbosas de primavera.

Algunas bulbosas de verano emiten largos tallos y grandes flores, como las peonías, algunas variedades de dalias, las azucenas, etc. Para evitar que se quiebren a causa del peso de las corolas o los golpes de viento conviene que les coloques tutores. Procura que las sujeciones no causen daño en los tallos, que son de tipo herbáceo.

Para que los parterres y tiestos no se vean desnudos mientras los bulbos se desarrollan, entiérralos entre plantas de pensamientos, ciclámenes, margaritas de los prados, como la Bellis perennis, que te darán flores todo el invierno hasta bien entrada la primavera.

- Gladiolos: el órgano de reserva tiene una circunferencia de 12-14 cm; deben enterrarse a 10 cm de profundidad, a una distancia de 15 cm.

- Begonias de flor: tienen una circunferencia de unos 5-6 cm; deben enterrarse a unos 2 cm de profundidad, a una distancia de 30 cm.

- Dalias: los tubérculos se plantan a unos 2 cm de profundidad, a una distancia de 50 cm.

- Lilium, lirio asiático o azucena: los bulbos tienen 14-16 cm de circunferencia y se entierran a 15 cm de profundidad y distancia.

- Anémonas de Caén: los bulbos tienen 6-7 cm de circunferencia y se entierran a 8 cm de profundidad y distancia.

- Acidantheras: los cormos tienen 8-10 cm de circunferencia y se entierran a 10 cm de profundidad y 12 cm de distancia. Dan flor de julio a noviembre.

- Fresias: los cormos tienen 5 cm de circunferencia y se entierran a 10 cm de profundidad y distancia.

- Ixia: los cormos tienen 5-6 cm de circunferencia y se entierran a 10 cm de profundidad y distancia.

- Dondiego de noche o mirabilis: los tubérculos se entierran a 8 cm de profundidad y 10 cm de distancia.

- Muguet o convallaria: los rizomas se entierran a 2,5 cm de profundidad y 10 cm de distancia.

- Peonía herbácea: los tubérculos tienen 2-3 cm de circunferencia y se entierran a 2,5 cm de profundidad y 60 cm de distancia.

- Agapanto: los rizomas se entierran a 2,5 cm de profundidad y 40 cm de distancia.

- Dicentra spectabilis o corazones: los órganos de reserva tienen 2-3 cm de circunferencia y se entierran a 2,5 cm de profundidad y 30 cm de distancia.

- Tigridias: los cormos tienen 5-7 cm de circunferencia y se entierran a 10 cm de profundidad y 12 cm de distancia. Florecen hasta noviembre.

- Cañas de las Indias: los rizomas se entierran a 5 cm de profundidad y 30 cm de distancia.

- Astilbe: los órganos de reserva se entierran a 5 cm de profundidad y 30 cm de distancia.

- Phlox: los órganos de reserva se entierran a 2,5 cm de profundidad y 20 cm de distancia.

Cómo plantar bulbos

 

PASO 5

Prepara los bulbos para la siguiente temporada

Una vez que los bulbos hayan perdido las flores puedes extraerlos y guardarlos hasta el próximo otoño o dejarlos en la tierra. Gran parte de los bulbos duran entre dos y tres años.

Si vas a guardarlos, espera para desenterrarlos que se sequen las hojas, ya que follaje les permite acumular reservas para poder florecer el año siguiente.

5.1. Retíralos de la tierra con cuidado.

5.2. Quítales las hojas secas y límpialos bien con un cepillito suave.

5.3. Descarta los que presenten daños o tengan mal aspecto.

5.4. Ponlos a secar al aire libre sobre un papel capaz de absorber la humedad.

5.5. Una vez secos rocíalos con un fungicida y mételos en una caja de cartón con tapa en un sitio fresco y seco, donde permanecerán hasta que llegue el otoño.

Cómo plantar bulbos

Si los dejas enterrados ten en cuenta que pueden estropearse, especialmente si la región donde vives es muy lluviosa. Aun así, no todos los bulbos se pueden dejar en tierra.

Materiales y herramientas

  • Bulbos
  • Mantillo
  • Sustrato universal
  • Guijarros para drenaje
  • Arena de río
  • Plantador de bulbos
  • Palita
  • Regadera