Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

Por Leroy Merlin

Alicatar las paredes y suelos de baños y cocina es la mejor opción para tener un revestimiento resistente y,  a la vez, muy decorativo. Las opciones de cerámicas son casi ilimitadas y es muy fácil de limpiar y mantener en perfecto estado.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Calcula el material

Mide la superficie que vas a alicatar y solar para calcular los metros cuadrados. En cada caja del modelo que elijas encontrarás el rendimiento del producto. Solo tienes que dividir tu superficie entre el rendimiento y obtendrás el número de cajas que necesitas. En las cajas de los azulejos o baldosas figuran una serie de códigos y numeraciones. Es muy importante que cuando las compres te fijes en que todas llevan el mismo código de tono y de calibre, para no encontrar luego diferencias entre las piezas. En caso de no contar con la información, es aconsejable mezclar las piezas de las diferentes cajas antes de instalarlas. Te recomendamos, además, que te quedes con algunas piezas sobrantes para tener siempre una muestra por si necesitas cambiar alguna baldosa que se rompa o para comprar más en otro momento.

En cuanto al cemento cola, ocurre lo mismo, en el envase encuentras los metros cuadrados que puedes cubrir con cada kilo.

Ejemplo para un baño de 8 m2:

- Paredes: tienes que medir el alto por el ancho de todas las paredes y sumarlo. En este caso 4 x 2,5 + 4x2,5 + 2x2,5 + 2x2,5 Total 30 m2.

Descuenta la superficie de la puerta 2 x 0,80 aproximadamente = 1,6 m2 = 30 m2 menos 1,6 m2= 28,4 m2. Total de superficie a alicatar: 28,4 m2.

Si cada caja del azulejo rinde 0,90 m2, divides 28,4:0,90 = 31,5 cajas.

Compra siempre un 10% más para compensar las piezas que tienes que cortar y para quedarte con una muestra para el futuro. Tendrías que comprar 35 cajas.

- Suelo: de la superficie de 8 m2, deberías descontar lo que ocupa la bañera o ducha pero, como hay que comprar de más, te recomendamos que no lo descuentes y tomes los 8 m2 como referencia. Si rinde 1,3 m2, por ejemplo, 8:1,3= 6, 1 cajas. Compra 7 cajas.

Paso 2

Prepara la superficie

Antes de alicatar o colocar baldosas en un suelo hay que comprobar que la superficie que vas a revestir está en perfectas condiciones. Debe estar limpia y sin polvo para que no interfiera en los adhesivos.

También has de comprobar que paredes o suelos estén planos. Pasa una regla en todas las direcciones y comprueba que no hay en ningún caso más de 3 mm de diferencia. Si fuera así tendrías que corregirlo previamente.

También debes comprobar con la paleta o una punta metálica que el revestimiento que vas a tapar tiene buena adherencia, es decir, que no se desprende el revoco, raspando ligeramente. Especialmente en temporada calurosa, es recomendable que humedezcas tanto las paredes y suelos como los azulejos y baldosas. Así evitas que el agua del cemento cola seque rápidamente y garantizas una perfecta adherencia. Según trabajas puedes ir sumergiendo las piezas en un balde con agua, preparado a tu lado.

Paso 3

Alicata las paredes

3.1. Si vas a alicatar y solar, empieza primero por las paredes, pero colocando la primera fila de baldosas del suelo junto a la pared. Así, los azulejos de la pared quedarán sobre las baldosas y se evitarán filtraciones de agua hacia el pavimento. Esto es especialmente importante en el cuarto de baño.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

3.2. Para que se vea el menor número de piezas cortadas posible, hay que medir la pared y calcular cuántas piezas enteras entran en cada fila. Las piezas cortadas deben ir donde menos se vean; quizás al comienzo y al final de la hilada o quizás solo al final. Decídelo antes de empezar. El orden de trabajo será de abajo hacia arriba y de izquierda a derecha.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

3.3. Puedes ser todo lo creativo que quieras en el diseño del alicatado de tu baño o cocina. En vez de poner las hiladas con las juntas coincidentes, coloca las piezas a ½, es decir, situando la junta de la hilada superior justo en el centro de las piezas de la hilada inferior; otra forma es a ⅓, las piezas se dividen imaginariamente en 3 partes y la junta de la hilada superior queda en uno de los tercios. Y, por supuesto, también puedes colocarlos en rombo.

En el alicatado, además, puedes jugar con los efectos visuales para conseguir una mayor sensación de amplitud: si colocas las piezas en horizontal, la estancia parecerá más grande; si las colocas en vertical, parecerá que tiene los techos más altos. Si decides poner una cenefa en la pared de la cocina, como generalmente llevan relieve, tienes que medir antes la distancia y tener en cuenta que no debe quedar nunca a la altura de una encimera o del comienzo de los muebles. En el cuarto de baño considera solo el aspecto estético.

3.4. Comenzamos a ras de suelo la primera hilada, que es muy importante, porque si esta primera fila no queda bien, el resto del tendido estará defectuoso. El suelo debe, por tanto, estar perfectamente nivelado. Si vas a solar también, coloca un resto de baldosa, con su correspondiente cruceta, a modo de base.

Si quieres solar también, te aconsejamos que primero alicates las paredes, para poder trabajar en la solera en bruto sin miedo a deteriorar nada. Esto, a pesar de que, especialmente en el baño, por el tema de humedad, es preferible que la primera hilada de azulejo descanse sobre la baldosa del suelo. Puedes solar solo el perímetro de la habitación o poner un trozo de baldosa y su cruceta a modo de guía, y luego retirarla cuando la primera hilada de azulejos esté seca.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

3.5. Coge pasta adhesiva con una espátula y ponla sobre la llana dentada, con dientes de unos 7 mm. El tamaño del diente de la llana va en función de las piezas que vas a colocar, de tal manera que a mayor tamaño de la pieza será necesario un mayor tamaño de diente. Aplica la pasta de abajo hacia arriba.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

3.6. Aplica un poco de cemento cola bien extendido en el azulejo. Pon la baldosa en la pared, presiona y, golpea ligeramente con la maza de goma para que asiente sobre la pasta. Comprueba con el nivel de burbuja que la baldosa está nivelada. Rectifica si es necesario golpeando con la maza de goma.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

3.7. Coloca la siguiente pieza, poniendo entre medias una cruceta, para respetar la junta. Haz lo mismo con todos los azulejos de la fila.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

3.8. Continúa hasta llegar al encuentro con otra pared. Si no has tenido que hacerlo antes, ahora sí tendrás que cortar una pieza para ajustarla al espacio. Mide el hueco que te queda y réstale el doble de la medida de la junta, ya que debes dejarla por cada lado. Marca con un lápiz en la parte trasera del azulejo y corta con el cortador.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

Procede de la misma forma con todas las hiladas, comprobando de vez en cuando con el nivel, tanto la horizontalidad como que queda plana la superficie.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

3.9. Una vez colocados todos los azulejos, y esperado el tiempo de secado recomendado en el envase del cemento cola, es el momento de rejuntar. Prepara la lechada o pasta de rejuntado tal como indica el fabricante y aplícala con una llana de goma sobre las paredes. Presiona bien y haz movimientos de abanico, pasadas horizontales y verticales para que las juntas se rellenen bien.

3.10. Cuando hayas aplicado la pasta de rejuntado, limpia la llana de goma y vuelve a pasarla por toda la superficie, ahora en seco. Eliminarás mucho del sobrante. Pasados unos 20 minutos, limpia la superficie con una esponja ligeramente humedecida. Puedes hacer presión sobre los azulejos, pero no sobre las juntas. Ya tienes alicatada la pared.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

3.11. Si tienes que salvar tubos, deberás cortar las piezas de manera irregular. Para tomar medidas, sitúa el azulejo a la altura que debe ir pero por debajo del elemento que hay que salvar. Haz una marca. Ahora preséntalo en el lateral y haz otra marca. Con las tenazas recorta el azulejo. También puedes adquirir una broca de corona para azulejos, con lo que realizas el círculo perfecto en cualquier parte del azulejo. Usa gafas protectoras y guantes a la hora de cortar los azulejos: podría saltarte una esquirla al ojo o cortarte con los bordes de la cerámica al manipularla.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

 

Paso 4

Alicata a media altura

Si no necesitas alicatar desde el suelo porque, por ejemplo, vaya a ir una bañera que aún no está instalada o porque el suelo está desnivelado y no te sirve de referencia, tienes que hacerte un durmiente en la pared. Se trata de un elemento que sirva de cama a la primera hilada de azulejos. Es muy sencillo: utiliza unos listones atornillados que luego retirarás.

Puedes optar también por alicatar desde el suelo hasta una altura determinada y dejar el resto de la pared con pintura, separando ambos revestimientos con una cenefa decorativa. Para saber cuánta cenefa comprar, mide el perímetro de la habitación. En este caso, alicata desde el suelo como te hemos explicado hasta la altura que desees, generalmente 1 metro en el baño y 1,20 en la cocina (para que no coincida con los muebles). Coloca la cenefa, aplica la pasta de juntas, deja secar y limpia. Después puedes pintar, con la precaución de proteger bien los azulejos y el suelo para que no se manchen.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

Para conseguir esquinas perfectas con el alicatado, sobre todo cuando el paramento tiene desperfectos, es muy útil utilizar ingletes metálicos o de plástico.

Paso 5

Coloca el solado

En primer lugar hay que hacer sobre la solera un replanteo con las baldosas, para decidir cuál es la mejor manera de colocarlas: a escuadra o a cartabón. En caso de colocarlas a escuadra, generalmente es mejor empezar por el centro de la habitación. Traza un eje y sitúa las baldosas en cruz.

Una bonita manera de colocar las baldosas del suelo es a cartabón. Es decir, en diagonal respecto de las paredes. Con esta disposición se logra agrandar el espacio visualmente ya que crea un “punto de fuga”, pero requiere más cortes en las piezas.

5.1. Comprueba que la solera está nivelada y en buen estado. Si tiene demasiadas irregularidades que salvar, lo ideal es que apliques pasta autonivelante. Prepárala como indica el fabricante, viértela y alísala con una llana metálica.

5.2. Una vez que la solera está lista para recibir las baldosas, aplica el cemento cola, que habrás preparado siguiendo las instrucciones del fabricante. Extiéndelo con la llana dentada. Trabaja dando pasta en un metro cuadrado, lo que abarques sin esfuerzos y sin pisar la pasta. Si encolas más superficie podría secarse antes de que tengas tiempo de colocar las baldosas.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

5.3. Pon un poco de cemento cola en el reverso de la baldosa. Extiéndelo muy bien. Coloca la pieza en su sitio y golpéala con la maza de goma para asentarla.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

5.4. Continúa poniendo todas las piezas, siempre con crucetas entre ellas para respetar la junta de dilatación. Si te gustan las juntas anchas en el suelo elige cruces de entre 5 y 10 mm.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

5.5. Comprueba, de vez en cuando, que el suelo queda plano, utilizando un nivel de burbujas. Si hay alguna pieza que sobresale un poco, golpéala suavemente con la maza de goma.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

Tanto si estás trabajando a escuadra o a cartabón, al llegar al encuentro con la pared, mide y corta la baldosa con el cortador de cerámica. Recuerda dejar el espacio correspondiente a la junta. Podrás utilizar el cortador manual siempre que las baldosas sean de pasta roja, un tipo de gres esmaltado apto solo para interiores. En caso de decantarte por el gres porcelánico, un material con una cocción a muy alta temperatura que lo convierte en muy resistente y adecuado tanto para interior como para exterior, será más difícil cortarlo con un cortador manual; en ese caso puedes recurrir a uno eléctrico o cortar con una radial.

5.6. Trabaja de la misma manera hasta completar todo el suelo. Si las crucetas son muy grandes, porque has decidido dejar una junta ancha, retíralas. Te resultará más sencillo si las has colocado dejando siempre uno de los brazos hacia arriba.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

Deja secar el cemento cola el tiempo que indica el envase, para poder pisar sin problema y aplicar el rejuntado. Prepara la pasta con agua, en la proporción que se indica.

5.7. Con la llana de goma aplica la pasta de juntas en diagonal y en movimientos de abanico. Comprueba que tapas todas las juntas. Presiona de manera uniforme. Tienes también perfiladores de juntas, para que te queden perfectas.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

Deja secar el tiempo que marca el fabricante y retira el sobrante con una esponja húmeda. Como norma general, antes de rejuntar, deja secar 24 horas si es un alicatado y 48 horas si has colocado un suelo de baldosas.

Paso 6

Coloca el rodapié

El rodapié se suele colocar sobre el suelo solado con baldosas pero con las paredes pintadas, no alicatadas. Instálalo de esta manera:

6.1. Ayudándote de una pieza de rodapié, colocándola sobre el suelo contra la pared, traza con un lápiz una línea a lo largo de todo el espacio. Pica ligeramente con cincel y maceta o, en el caso de paredes de cartón yeso, haz unas rayas con un destornillador o un cúter. Moja ligeramente esta zona. Se trata de preparar la superficie para que agarre bien el cemento cola.

6.2. Aplica un poco de cemento cola en la pared, en el lugar del rodapié, y otro poco en el propio rodapié. Colócala, comprobando que está nivelada. Rejunta igual que el suelo de baldosas.

Cómo solar y alicatar el baño o la cocina

 

Materiales y herramientas

  • Baldosas y azulejos
  • Cemento cola
  • Pasta autonivelante (opcional)
  • Pasta de rejuntado del color adecuado a las baldosas y azulejos
  • Crucetas de plástico (de 3 mm para las paredes y de entre 5 y 10 mm para el suelo)
  • Nivel de burbuja
  • Cortador de azulejos
  • Tenazas
  • Espátula
  • Maza de goma
  • Llana dentada y de rejuntado (de goma)
  • Flexómetro
  • Lápiz
  • Gaveta
  • Paleta
  • Cubo
  • Esponja