Cómo poner remaches

Por Leroy Merlin

Los remaches son elementos de fijación que sirven para unir de forma permanente varias piezas, sean o no del mismo material. Poner remaches es un método de unión muy antiguo que se ha alzado como una técnica de montaje muy utilizada tanto en procesos industriales y el sector automotriz como para arreglos cotidianos del hogar.

Para poner remaches se requiere del uso de una remachadora, una herramienta que puede ser manual y neumática eléctrica o a batería. Es perfecta para unir piezas planas, aunque también de cierta anchura, ya que hay remaches de muchos tamaños y remachadoras que permiten trabajar con elementos grandes. 

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

PASO 1

Conoce el uso de una remachadora

Su funcionamiento consiste en hacer una presión y una fuerza de tracción sobre un vástago en el que va inserta una cabeza, que constituirá el remache en sí, y que se ha colocado atravesando las dos piezas que hay que unir, por lo que estas deben estar previamente perforadas. Esta cabeza se deforma consiguiendo trabar y unir las dos piezas. El vástago se rompe a la medida de la unión de los dos elementos y puede salir despedido, el remache queda hueco, o permanecer dentro del remache, el remache queda ciego.

En las remachadoras manuales, la presión se obtiene cerrando los dos brazos de la herramienta y en las eléctricas accionando un interruptor o gatillo.

Para adaptarse a la anchura de los distintos remaches, las remachadoras llevan boquillas intercambiables de diferentes tamaños.

1.1. Si las piezas que quieres unir no están perforadas, practícales un orificio con la broca adecuada y sitúalas juntas.

Cómo poner remaches

1.2. Elige el remache de la profundidad adecuada a las dos piezas que vas a unir. Ten en cuenta que debe sobresalir un poco.

Cómo poner remaches

1.3. Elige la boquilla adecuada en la remachadora. La mayoría de modelos vienen con cuatro o cinco boquillas intercambiables, que se guardan en el propio cuerpo de la herramienta.

Cómo poner remaches

1.4. Introduce manualmente el remache atravesando las dos piezas que vas a unir. En el caso de dos materiales distintos, por ejemplo plástico y metal, introduce el remache por el lado del material más resistente. Es en esa zona donde la remachadora hará más presión.

Cómo poner remaches

1.5. Coloca la remachadora por el lado por el que sobresale el vástago, introduciendo este en la cabeza de la herramienta.

Cómo poner remaches

1.6. Presiona los dos mangos de la remachadora o aprieta el gatillo si es eléctrica. Con esta acción la cabeza aprisiona el vástago y tira de él, a la vez que se deforma el remache, quedando plano y con un reborde por ambos lados, lo que impide que las dos piezas se suelten.

Cómo poner remaches

1.7. Si es preciso presiona con ambas manos, hasta que notes que se corta el vástago y las dos piezas quedan unidas. Ya tienes tu remache puesto y las piezas no podrán separarse a menos que rompas el remache.

Cómo poner remaches

 

PASO 2

Si quieres remachar tejidos gruesos…

Si necesitas perforar tejidos gruesos, como las lonas de los toldos, o materiales más blandos, puedes emplear el ojetero. Su mecánica es similar que la de la remachadora. Suele comercializarse en kit de ojetes y ojetero, que consta de dos piezas metálicas que insertan el ojete golpeando sobre ellas con un martillo.

Materiales y herramientas

  • Remaches
  • Remachadora
  • Broca (adecuada al material que se desea perforar y remachar)
  • Taladro
  • Alicate cortador