Cómo utilizar una hormigonera

Por Leroy Merlin

Aprender a hacer hormigón y a utilizar una hormigonera te ayudarán a resolver infinidad de tareas de albañilería que pensabas que nunca podrías hacer. La hormigonera es el tercer brazo y el más fuerte, el que evita numerosas fatigas. Pero hay que saber cómo funciona para sacarle el mayor partido.

Elegir bien

  • Para trabajos esporádicos: Los modelos más pequeños, de alrededor de 100 litros de capacidad.
  • Para pequeñas obras, muros, soleras: Modelos con cuba de entre 125 y 180 litros.
  • Para trabajos profesionales: Con cuba de entre 135 y 320 litros.
  • Con motor eléctrico: Son ligeras y aptas para todos los usuarios. Con menor potencia que las de gasolina/diésel pero muy manejables.
  • Con motor de gasolina/diésel: Son más autónomas pues no necesitan toma eléctrica. Con mayor potencia pero de manejo más pesado. Para usos más profesionales. Hay que tener cuidado con su uso en zonas y épocas frías.

Consejo de seguridad

Utiliza guantes, gafas, mascarilla para el polvo y casco si trabajas en altura, además de protección para los oídos. Y, muy importante, no manipules la máquina para limpiarla con el motor en marcha, ni metas palas o paletas o brazos dentro de la cuba si está en movimiento. Hay que hacerlo con la máquina parada y desenchufada.

Descripción

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Cómo usar la hormigonera

1.1. Enchúfala a la red, en un enchufe con toma de tierra. Pero antes debes asegurarte de que soporta la potencia de la máquina. Si no hay un enchufe cercano, tendrás que utilizar un alargador o manguera eléctrica, también con toma de tierra.

Cómo utilizar una hormigonera

1.2. Prepara los materiales y el agua para la mezcla del hormigón. Pon en funcionamiento la hormigonera y echa en la cuba la cantidad de grava.

Cómo utilizar una hormigonera

Añade después la mitad del agua, el cemento, la arena. Deja que la mezcla se vaya haciendo un par de minutos.

Cómo utilizar una hormigonera

1.3. Coloca la carretilla debajo de la cuba mientras dejas pasar alrededor de 3 minutos más haciendo la mezcla.

Cómo utilizar una hormigonera

1.4. Pisa el pedal, libera el volante de las ranuras de posicionamiento y vuelca ligeramente la cuba hasta que el hormigón vaya cayendo en la carretilla poco a poco mientras da vueltas la máquina.

Cómo utilizar una hormigonera

1.5. Si hay más hormigón del que necesitas, vuelve de nuevo la cubeta a la posición inicial, hasta que hagas una nueva descarga. Para vaciar completamente la cuba debes volcarla en la posición máxima para que quede la menor cantidad posible de hormigón.

Cómo utilizar una hormigonera

1.6. Si vas a seguir utilizándola, prepara una nueva mezcla. Si no, proyecta agua con la manguera en el interior de la cuba para liberar los restos de hormigón.

Cómo utilizar una hormigonera

 

Para todos los usos

La hormigonera es una de las máquinas que más ayuda en las tareas de albañilería y construcción. El dinero de la inversión se compensa rápidamente con el ahorro de tiempo y, sobre todo, en el sufrimiento del cuerpo. Piensa en la capacidad de trabajo que necesitas acometer, teniendo en cuenta que la capacidad de la cuba es siempre menor de la indicada, pues no hay que llenarla nunca en su capacidad total. Se estima que en una cuba de 150 litros su capacidad real es de 125 litros.

Materiales y herramientas

  • Grava
  • Arena
  • Cemento gris
  • Hormigonera
  • Pala
  • Cubo
  • Paleta
  • Carretilla
  • Manguera eléctrica
  • Gafas
  • Guantes
  • Mascarilla
  • Casco
  • Protección para los oídos