Conoce los pastores eléctricos

Por Leroy Merlin

Un pastor eléctrico es una solución técnica que impide la entrada o salida de animales de un cercado. También es muy útil para el mantenimiento y la protección de cultivos, susceptibles de ser dañados por la entrada de animales.

El control de los animales se realiza mediante una descarga eléctrica de alto voltaje y corta duración, que no produce ningún daño físico para el animal. El objetivo es que, además de una barrera física, haya una barrera psicológica para los animales.

La construcción de este tipo de cercados es bastante sencilla, lo que permite realizar divisiones temporales de forma cómoda. Pueden ser un circuito cerrado, inicio y final en un mismo punto; o bien, un circuito abierto, inicio y final en diferente lugar.

Elementos de un cercado eléctrico

Los elementos que componen un cercado eléctrico son:

  • Postes. Para instalaciones fijas, lo más recomendable es que sean de materiales duraderos como la madera o el hierro. En caso de instalaciones pequeñas o móviles, se pueden utilizar otros materiales como el plástico o los reciclados.
  • Cintas o hilos conductores. En instalaciones fijas se puede utilizar alambre de acero galvanizado; es la alternativa más resistente y económica. Otra opción, adecuada para la construcción de cercas muy largas, es el alambre de aluminio,  mucho más conductor.
Conoce los pastores eléctricos

En instalaciones móviles (rotación de pastos) o temporales (protección de cultivos) se emplean hilos y cintas. En este caso, además de la conductividad, el efecto visual es muy importante.

  • Aisladores. Los conductores deben estar completamente aislados, sin tocar en ningún punto del cercado los postes, ni tampoco las ramas, hierbas o arbustos que haya en la zona. La razón es que si algún elemento interrumpe la conductividad, se resta eficacia al cercado. Para evitarlo se utilizan los aisladores. Su elección depende del tipo de poste seleccionado (madera, varillas o  metálico) y, en menor medida, del conductor (cinta, hilo o alambre).
  •  Conexión de la toma de tierra. Es el componente más importante de un cercado eléctrico. Por ello es muy importante que se instale de forma adecuada. Hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

            - Debe estar separada al menos 10 metros de cualquier otra toma de tierra de la casa o granja.

            - Se deben emplear como picas metales resistentes a la oxidación (aluminio, tubo galvanizado…)

Conoce los pastores eléctricos

            - Las picas deben tener una longitud de un metro.

            - La cantidad de picas dependerá de la potencia del pastor eléctrico: una pica para pastores de hasta 2 julios; dos si son de hasta 4 julios, y 3 si son de hasta 8 julios.

En lugares muy secos y en función de las condiciones, se aconseja la instalación de una línea a tierra alternativa entre las líneas electrificadas de la cerca.

Tipos de pastores

Hay una gran variedad de pastores eléctricos, que se dividen en dos tipos, en función de su alimentación: los que se conectan directamente a la red eléctrica (230 V) o los que funcionan a batería (12V).

Como norma general, si existe la posibilidad, los pastores alimentados a la red eléctrica son la opción más recomendada, ya que  suelen proporcionar una potencia óptima con un coste y consumo muy reducidos.

Cuando no es posible conectar a la red eléctrica, la alternativa es un pastor alimentado a 12 voltios, si es posible con paneles solares. Estos equipos ofrecen una potencia aceptable y la posibilidad de un bajo coste de mantenimiento, al poder recargar las baterías. Emplear paneles solares proporciona una mayor autonomía, muy práctica sobre todo en los equipos de más potencia o situados en zonas apartadas.

Cuando no hay acceso a la red eléctrica, las zonas a cerrar son pequeñas o es necesario mover muy a menudo el equipo (pastos rotacionales en diferentes fincas), una buena elección es un pastor a 12 voltios recargable.

Cómo elegir el pastor adecuado

Para elegir el pastor más adecuado al tipo de cercado que vayas a realizar, ten cuenta los siguientes aspectos:

  • La longitud del cercado. Cuanto mayor sea, más potente debe ser el pastor.
  • El tipo de terreno. En suelos secos, arenosos o pedregosos, se necesita más potencia que en terrenos húmedos, y una mejor instalación de tierra.
  • La vegetación y las condiciones que rodean al cercado. No es igual un terreno de pastos, normalmente limpio y con poca maleza tocando la línea, que un cercado en zonas boscosas, donde es fácil encontrarnos con muchas hierbas o malezas tocando la línea. A mayor cantidad de “toques” en la línea, más potencia necesitamos.
  • El tipo de animales. Entre los más sensibles, fáciles de contener están los caballos, vacas, ovejas, animales domésticos como perros y gatos. Los más difíciles de contener, cabras, aves, ciervos o jabalís, necesitarán de pastores de mayor potencia.