Descubre las reglas para acertar al decorar con marcos una pared

Por Leroy Merlin

Decorar una pared con marcos es sencillo si conoces unas reglas básicas para acertar en cuanto a las medidas que debes respetar, las composiciones a crear o los estilos, formas y colores que combinar. Te serán muy útiles tanto si vas a personalizar un espacio con marcos como con láminas enmarcadas a medida. 

¿Qué medida debo dejar entre dos marcos al colgarlos en una pared? ¿Y cuál debe ser la distancia hasta el techo? ¿Hay algún límite al combinar molduras de diferentes colores? ¿Qué debo saber si encargo una moldura a medida para un cuadro o lámina? ¿Dónde y cuántas hembrillas necesita mi cuadro? Muchas preguntas y dudas se generan a la hora de decorar una pared con una combinación de marcos. A veces, el miedo hace que no nos atrevamos a personalizar. Pero en LEROY MERLIN queremos que decores tu casa como te apetezca, así que te vamos a dar unos consejos infalibles para crear con marcos y molduras a tu medida y acertar siempre.

Consejos para acertar con marcos y molduras

Hay tantos tipos de molduras como imagines, más clásicas, con marquetería, modernas, rústicas… Las formas y su acabado son los responsables de su estilo. La combinación de formas y colores hace que el resultado sea más dinámico. Si son similares, conseguirás unidad y simetría, es decir, la sensación de orden será mayor. Pero en el resultado influyen los tamaños, la disposición de cada marco o las medidas entre ellos. Vamos a centrarnos en aspecto más prácticos.

¿Cuántos marcos pongo en la pared? 

La respuesta es depende. No tanto del tamaño de la pared, que aunque sea pequeña puedes llenarla de marcos o poner uno maxi; sino del resto de la decoración de la habitación y paredes. Realizar una composición de marcos en una pared acaparará las miradas por lo que el resto de paredes debería estar despejado, solo decorado con pintura o papel, un reloj, pero sin demasiados elementos juntos. 

Consejos para acertar con marcos y molduras

Si la estancia está algo recargada de muebles, colores y elementos, escoge una composición sencilla de marcos lisos y minimalistas. Si por el contrario es una decoración neutra, puedes mantener la línea con marcos en madera lisos o algo más ornamentados o crear un contraste con modelos de colores más impactantes o formas clásicas combinadas con otras sencillas.

Distancias y medidas 

Para que sirva de referencia a la hora de respetar distancias o medidas en una pared que vas a decorar con marcos, debes saber que: 

- Cuanto más pequeños sean los cuadros, menor distancia entre ellos deberás dejar. Cuanto más grandes, mayor. Lo ideal es que la distancia mínima entre cuadro y cuadro sea de 5 cm de separación. 

- En líneas generales, procura que el borde inferior de los cuadros esté más cerca del mueble que tienen debajo, cuando haya uno, que del techo. Si no hay muebles, la composición puede quedar equidistante de la línea del techo y del suelo o bien más cerca del suelo, nunca del techo (respeta siempre al menos 40 cm de distancia entre el borde superior del marco y el techo). 

- Cuando los marcos van instalados en la pared sobre un sofá, cabecero o aparador, deja al menos 20-30 cm entre el borde inferior y el superior del mueble. 

- Si la composición de marcos queda sobre un sofá, cama o mueble, el conjunto no debería superar exceder la longitud total del mueble. Mejor si quedan 10 cm al menos entre el borde exterior del marco ubicado en los extremos y el final del mueble. 

Consejos para acertar con marcos y molduras

- Cuando los cuadros van colocados en una pared de una escalera, la distancia entre cada escalón y el borde inferior del marco debe ser la misma para que el conjunto trace una diagonal paralela a la escalera. 

- Si los cuadros van en línea, el centro de los mismos debe queda a la altura de los ojos. En una composición, el centro de esta es el que debe quedar a la altura de los ojos (haz un punto a 1,70 m del suelo y que los cuadros giren alrededor). Pero también te puede ser útil tener en cuenta que los cuadros de menos de 75 cm de alto han de ponerse por encima del nivel de los ojos, mientras que los de más de 75 cm deben queda ligeramente por debajo del nivel.

¿Qué efecto consigo según la disposición de los marcos en la pared? 

Según los coloques conseguirás diferentes efectos. Por ejemplo:

- Una composición de marcos alineados, hará que la pared parezca más larga. Se trata de que el centro de todos los marcos, aunque sean de diferentes tamaños, esté a la misma altura o que todas las líneas superiores o inferiores coincidan. De igual manera, una composición alineada en vertical creará la sensación de que los techos son más altos.

- Si buscas equilibrio y armonía, opta por una composición simétrica con un marco principal y otros más pequeños. Todos colocados de manera que formen un cuadrado o rectángulo, con los bordes superiores e inferiores a la misma altura, y a ser posible a una distancia parecida unos de otros.

- Si buscas un efecto más informal y libre, haz una multicomposición en la que juegues con marcos más grandes y pequeños, incluso con espejos, objetos decorativos o molduras sin fotos y marcos dispuestos sin mantener simetrías o líneas de manera estricta. Para que no sea un desastre en la pared, ten en cuenta las medidas y distancias que te detallamos a continuación. Parecerá una composición desordenada pero armoniosa.

Consejos prácticos antes de colgar los cuadros 

Para asegurarte de que la combinación te gusta, prueba sobre el suelo cómo queda, respetando las distancias. Cuando lo tengas, haz una foto o boceto y anota cada medida para luego reproducirla en la pared.

Consejos para acertar con marcos y molduras

Si te gustaría ver el efecto sobre la pared directamente, recorta cuadrados o rectángulos de papel de las medidas exteriores de tus marcos y pégalos con cinta de pintor en la pared. Podrás moverlos hasta dar con la opción que más te guste.

Tomar las medidas bien es fundamental para no hacer agujeros en vano y para que no queden los marcos torcidos. No solo deberás medir bien la distancia entre marcos sino que a esta tendrás que sumar los centímetros a los que se encuentra la hembrilla del marco (según sea una o varias). Ayúdate de un nivel para mantener las líneas paralelas con el suelo.

¿Dónde colocar la hembrilla y cuántas? 

A la hora de colgar el cuadro en la pared es importante situar las hembrillas en el lugar apropiado y esta decisión está en función del tamaño y peso del cuadro. Los pequeños se cuelgan con una hembrilla (o pieza de fijación) en la moldura superior. Los de tamaño mediano y grandes necesitan dos puntos de fijación, que se colocan en las molduras laterales (no en la parte superior). Así se reparte el peso del cuadro en el marco para evitar que se deforme la moldura. Si el cuadro es muy grande o pesado, se ponen tres o cuatro hembrillas, una en cada moldura lateral y una o dos en la inferior, que servirá de apoyo.

Si los marcos van apoyados sobre una balda, puede que no haga falta fijarlos si son de pequeño tamaño. Pero los más grandes, están más seguros también fijados a la pared con hembrillas aunque simulen estar apoyados en el estante. Es fácil conseguir este efecto ya que cuando combinas marcos de varios tamaños sobre una balda, los de mayor tamaños se ponen pegados a la pared y, delante, los de menor medida.

Enmarcado a la carta 

A la medida de tu lámina, foto o cuadro y de tus gustos. El servicios de enmarcado a la carta de LEROY MERLIN te permite elegir entre más de 200 molduras, de diferentes estilos, para que personalices la obra. De esta manera, escogerás cada detalle para que realces paredes y rincones como imagines en tu cabeza. Monta una composición con la misma moldura en diferentes colores o con modelos diversos. Da igual el tamaño de tu lámina, foto o canva, escoge y encarga tu elección a medida en tienda. También puedes enmarcar espejos y combinar varios diferentes o mezclar fotos y espejos.

En busca de inspiración 

En LEROY MERLIN sabemos que te sobran las ideas, pero para los indecisos, aquí tienes algunas composiciones de marcos con las que irás sobre seguro.

  • Orden y simetría. Uno marco en el centro y el resto alrededor. Pueden ser del mismo tamaño o el del centro más grande y los pequeños solo a los lados.
  • En vertical. Idénticos en medidas y a la misma altura si buscas sensación de orden; o en varios tamaños aunque en una disposición simétrica si quieres algo de movimiento.
  • En horizontal. Del mismo tamaño o de varios.
  • Dinámica con solo dos tamaños. Estilosa con dos marcos, uno más alargado y otro cuadrado. Puedes optar por la misma moldura para todos, solo para los rectangulares o diferentes todos. Pero respeta los dos tamaños.
  • Orden dinámico. Esta composición usa cuadros del mismo tamaño pero su colocación da sensación de movimiento y simetría al mismo tiempo.
  • Rellena los huecos. Elige dos cuadros de gran formato o principales. Colócalos en la pared y rellena el espacio con otros marcos de menor tamaño hasta completar la forma de un rectángulo o cuadrado.