Consejos para ahorrar espacio en el armario

Por Leroy Merlin

Si quieres sacar el máximo partido al espacio que tienes para el armario toma nota de estos consejos para elegirlo y dotarlo de los complementos más prácticos como organizadores de ropa.

La parte alta de la pared es la menos accesible. Por eso, la mejor manera de aprovecharla es instalar armarios que lleguen hasta el techo. Así podrás ganar en capacidad de almacenaje.

Una opción es colocar un maletero en la parte superior, una solución muy práctica para almacenar las cosas grandes como mantas, edredones o ropa de otra temporada. Puede estar integrado dentro del armario o ser independiente. Otra solución es poner barras de colgar en la parte alta y equiparlas con colgadores abatibles. Apuesta por módulos de rincón para aprovechar las esquinas y diferentes medidas de ancho y de profundidad.

Las puertas ideales para las estancias que necesiten aprovechar el espacio al máximo son las correderas, que no necesitan disponer de espacio extra delante del armario, como sucede con las puertas abatibles. Ten en cuenta también el acabado. Los tonos claros al reflejar la luz hacen que la habitación parezca más grande. Si quieres conseguir un efecto óptico para agrandar el espacio elige puertas con espejo.

Tan importante es elegir el tipo de armario como los elementos adecuados para distribuir su interior. Coloca baldas, en lugar de cajones, si la cama está muy cerca o tienes algún mueble próximo que pueda ser un obstáculo. Además, si las baldas son de cristal, despejan visualmente el espacio.

Consejos para ahorrar espacio en el armario

Elige percheros deslizantes para armarios con poco fondo. De este modo aprovechas todo el interior del armario y a la vez podrás acceder fácilmente a lo que esté más al fondo una vez extraigas el perchero. Los hay específicos para cada tipo de ropa: pantaloneros, cestas, y otros para colocar accesorios más pequeños como portacinturones, portafulares, portacorbatas…

Las perchas apilables permiten guardar más ropa en menos espacio.

Existen unas cajas de almacenaje, que suelen ser de plástico, para guardar todo tipo de objetos que puedes apilar luego tanto dentro como fuera. Son los conocidos como bajocamas, porque también se pueden usar como lugar de almacenaje para colocar entre el somier y el suelo.

Las bolsas y fundas “ahorra espacio” permiten extraer el aire de su interior con cualquier aspirador de casa, de modo que lo que metas dentro ocupará el mínimo espacio. Es una solución ideal para almacenar la ropa de otras temporadas o la ropa de cama —mantas, edredones, colchas, almohadas….—. También hay bolsas space bag para colgar, idóneas para almacenar los abrigos, chaquetas...