Cómo instalar camas de grava

Por Leroy Merlin

La corteza de pino y las gravas son muy beneficiosas para las plantas. Ambas acolchan el suelo al pie de las plantas y protegen las raíces del frío y el calor extremos.

Puedes decorar tu jardín, crear bonitas composiciones y delimitar espacios instalando una cama de gravas y cortezas de pino. Esta va enriqueciendo el suelo a medida que se descompone a lo largo del tiempo. Además, tanto la corteza de pino como la piedra decorativa de pequeño calibre y la arcilla se pueden utilizar para cubrir la tierra de las macetas y jardineras, aportando un toque muy estético, a la vez que ayudan a mantener la humedad del sustrato. Te contamos cómo instalarlos.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Colocar grava o cortezas

1.1. Si vas a instalar los áridos o la corteza sobre una superficie solada, solo deberás barrerla. Si es sobre tierra, riega el terreno para que la humedad alcance unos 10 cm de profundidad y retira la capa vegetal con una pala. Si la vegetación es abundante aplica un herbicida total y déjalo actuar una semana. Arranca las raíces profundas y gruesas y las plantas muy arraigadas con una azada. Elimina las piedras y terrones.

1.2. Pasa un rastrillo para conseguir una perfecta nivelación, en caso contrario la lluvia arrastrará los materiales. A continuación, compacta con el rodillo o rulo de jardín.

1.3. Cubre la superficie con una malla antihierbas permeable al agua de lluvia para evitar en el futuro que surjan malas hierbas. Con ello impedirás asimismo que la grava o las cortezas se mezclen con la tierra. Las bandas deben solaparse unos 15 cm para no dejar resquicios. Adapta su forma al terreno cortándola con tijeras o un cúter. Fíjala al suelo mediante grapas especiales, que se clavan con un martillo; forman parte de los kits de malla antihierba o puedes comprarlas por separado.

Decorar jardín con árido decorativo

1.4. Extiende la capa de grava o cortezas de la forma más homogénea posible con la ayuda de un rastrillo. Si el árido es fino, puedes estabilizar la superficie con polipropileno o fijarla con resina, así no se moverá si la pisas.

Paso 2

Borduras para realizar una combinación de áridos

Si quieres sacar partido de las posibilidades decorativas que ofrecen las gravas y la corteza y combinarlos de forma creativa utiliza borduras metálicas. Te permitirán trazar curvas, círculos, figuras con ángulos, para delimitar la zona de cada árido. Las borduras se presentan en kits.

2.1. Prepara el terreno y coloca la malla antihierbas, tal como te indicamos en los pasos 1, 2 y 3 para instalar camas de grava o corteza de pino (izquierda).

2.2. Moldea las borduras metálicas a tu gusto. Te servirán para separar los distintos materiales que vas a utilizar. Para cortarlas usa una amoladora.

2.3. Presenta las borduras sobre la malla antihierba. Una vez que confirmes que están en la posición deseada, corta con el cúter la malla siguiendo el trazado de la bordura, así podrás enterrar la bordura en el suelo. Con un martillo de cabeza de nailon dale pequeños golpes para clavarla hasta 3 cm de profundidad. Si el suelo es duro haz una pequeña zanja de 3 cm.

2.4. Sujeta y fija las borduras con las piquetas que incluyen los kits. Si no dispones de ellas, puedes improvisarlas con alambres doblados en forma de U.

Decorar jardín con árido decorativo

2.5. Extiende la corteza y los diferentes áridos en las distintas áreas delimitadas por las borduras. Repártelos directamente desde los sacos en la cantidad necesaria para cubrir la superficie (deja que la bordura sobresalga aproximadamente 1 cm) y nivela finalmente con un rastrillo.

Materiales y herramientas

  • Grava o corteza de pino
  • Malla antihierbas permeable al agua
  • Grapas especiales
  • Pala
  • Azada
  • Rastrillo
  • Rodillo de jardín
  • Tijeras o cúter
  • Guantes de trabajo Guantes de trabajo