Tipos de puertas de interior y exterior  

Por Nuria Baena

En la actualidad existen muchos tipos de puertas que se pueden ajustar a las necesidades de tu casa. En general, se pueden identificar dos grandes tipos de puertas: puertas de interior y puertas de entradas. Aún así, y para tener claro todos los modelos que hay, en este artículo te explicamos las diferencias entre los distintos tipos de puertas.
 

RENUEVA LAS PUERTAS

Elige las que más se ajusten a tu espacio, estilo y necesidades y da un nuevo aire a tu hogar

Ver puertas

Tipos de puertas de interior

Para puertas de interior podrás encontrar una gran variedad de soluciones con multitud de tipos de aperturas, composición y diseños.

1. Según el tipo de apertura

La elección de un sistema de apertura u otro dependerá, en gran medida, del uso que quieras darle y del espacio disponible de la vivienda. Dentro de los diferentes tipos de aperturas puedes encontrar abatible, correderas, empotradas o sobrepuestas y plegables. 

- Abatibles. Es el tipo de puerta más común que puedes encontrar. Pueden ser de una o doble hoja. Por regla general, el hueco de la puerta del salón es más grande que el resto de las estancias de la vivienda, por lo que optar por una puerta doble sería una opción acertada. Puedes elegir entre: una puerta de doble hoja, mismo tamaño, o por una solución con una parte fija y otra móvil, fijo + puerta.

Tipos de puertas de interior y exterior

- Correderas. Son una buena alternativa a las puertas abatibles sí lo que quieres es ganar unos centímetros, ya que no ocupan espacio al abrirse.

            - Correderas empotradas. Este tipo de apertura queda integrada perfectamente en la pared. Requieren de obra, puesto que la hoja se empotra dentro de un “casoneto” o entre las placas de cartón yeso. Esta estructura se puede forrar con placas de cartón yeso, de azulejo e incluso de yeso únicamente.

Tipos de puertas de interior y exterior

            -Correderas sobrepuestas. No es necesario hacer obra. Estas puertas quedan suspendidas de una guía fijada en la parte superior de la pared. Su instalación es muy sencilla, pues no obliga a cambiar el cableado eléctrico ni los interruptores.

Tipos de puertas de interior y exterior

- Plegables. Si lo que quieres es ganar unos centímetros a la estancia pero no te decantas por una apertura corredera, las puertas plegables son la opción acertada. No necesitas espacio para el giro, ni tampoco hay que hacer obra al instalarlas. Estas puertas optimizan el espacio y se pueden hacer más anchas de manera sencilla: tan solo es necesario añadir lamas a la puerta.

Tipos de puertas de interior y exterior

2. Según la composición 

- Puertas huecas. Las puertas huecas tienen su interior fabricado de panel de nido de abeja. Destacan por su ligereza, aunque al no ser macizas hace que su robustez y su aislamiento térmico y acústico sea menor. Todas ellas están recubiertas por una chapa de madera de entre 3 y 5 mm y están rodeadas de un bastidor de madera, listón.

Tipos de puertas de interior y exterior

- Puertas macizas. Las puertas macizas, por el contrario, están compuestas de aglomerado o MDF lo que le ofrecen una mayor robustez y un alto nivel de aislamiento. En algunos casos puedes encontrar tableros “tubular”, es decir, en el grosor del tablero se trazan unos orificios redondos que atraviesan toda la puerta. De esta manera reduces considerablemente el peso de la hoja sin disminuir la calidad. 

Tipos de puertas de interior y exterior

3. Según el diseño 

El diseño de los tipos de puertas hace referencia, principalmente, al acabado exterior que tendrá tu puerta. La elección dependerá de tus gustos, de las prestaciones, del estilo decorativo y de tu presupuesto. Los diseños podrán ser lisos, con molduras, con vidriera, ciegas o con algún dibujo fresado en la madera. Los diferentes tipos de puertas que existen son: pintadas, sintéticas, de chapa de madera, lacadas y de cristal. 

PUERTAS DE INTERIOR

Descubre todos los modelos de puertas de interior disponibles para tu hogar

Ver puertas de interior

Tipos de puertas de exterior

Lo principal en este tipo de puertas de entrada es la seguridad. Para ello deberás prestar especial interés al marco, a la hoja y al cierre de la puerta elegida.

Tanto puertas para viviendas de exterior, como puertas de interior, están disponibles en una gran variedad de diseños y colores. Incluso, muchas de estas puertas puedes configurarlas con laterales fijos o dinteles, fijos superiores. En cualquier caso, e independientemente del tipo de diseño que elijas, podrás encontrar diferentes tipos de puertas de entrada:

  • Acorazada. Las puertas acorazadas son las de mayor seguridad. Se utilizan tanto en chalés como en pisos o apartamentos. Para su uso en exterior, el panel de madera se sustituye por un panel de chapa.
  • Blindada. Su utilización se reserva para viviendas de interior. Están compuestas de un marco de MDF revestido de una chapa de madera. El interior está reforzado con 2 chapas de acero de 0.7 mm.
  • Maciza. Son ideales para viviendas rurales o casas donde priman los materiales rústicos. Para utilizar este tipo de puertas será necesario proteger la madera exterior.
  • Metálicas. Están compuestas por un marco de acero de 1.5 mm. La hoja se compone de una doble chapa de acero galvanizado de 1 mm de espesor rellena de su interior de espuma de poliuretano.
PUERTAS DE EXTERIOR

La seguridad y el diseño, puntos clave para elegir tu puerta de entrada

Ver puertas de entrada