¡Diviértete con el bricolaje!

Por Leroy Merlin

Desde la forma correcta de usar un rodillo hasta cómo alicatar tu baño. Descubre la guía definitiva para convertirte en un auténtico experto. En el libro "Bricolaje en casa, paso a paso" encontrarás todos los consejos, trucos y curiosidades para mejorar tu hogar y tu vida. ¡Acabarás levantando un muro!

Pocas tareas dan tanta satisfacción como el bricolaje. Realizar nosotros mismos los trabajos y reparaciones que necesita nuestra casa es una excelente manera de ocupar el tiempo de ocio y de ahorrar. Entonces, ¿por qué en España no hacemos más bricolaje?

Según un estudio encargado por LEROY MERLIN, después de planchar la ropa, el bricolaje es la tarea del hogar que más pereza da a los españoles, junto con las reparaciones de la casa, y por eso las vamos posponiendo o “procrastinamos”, tal y como se define hoy en día con la palabra de moda. ¿Los motivos principales? No lo hemos intentado nunca, nos parece difícil y nos da miedo llevarlos a cabo sin ayuda.

Una guía necesaria

Los vendedores son expertos que nos ayudan sobre los productos y herramientas más adecuadas…pero cuando nos quedamos solos en casa comienzan las dudas. ¿Y si tuviéramos un manual con 123 proyectos para mejorar nuestro hogar, planteado paso a paso, con más de 2.000 fotografías y esquemas? La respuesta es el libro Bricolaje en casa, paso a paso. Una completa guía con la que comprobarás que el bricolaje es más sencillo de lo que parece y te convertirás en un auténtico experto gracias nuestro plan. ¡Toma nota!

¡Diviértete con el bricolaje!

Empezar a hacer bricolaje

Si nunca has hecho bricolaje, comienza por tareas sencillas que puedes acometer sin agobios en un fin de semana como:

  • Pintar y renovar las paredes y techos, tanto de interior como de exterior. Es una de las tareas que hay que hacer cada cierto tiempo, para dar una decoración nueva o para sanear las superficies. Tú eliges el tipo de pintura y el color; y en el libro encontrarás cómo usar pinceles, rodillos y brochas o cómo crear un zócalo en la pared con dos colores distintos.
  • Empapelar una habitación. Esta técnica es muy antigua y ahora tiene nuevo impulso con la infinidad de tipos de papel y modelos decorativos. Solo necesitas una mesa de trabajo y unos útiles muy sencillos como cepillos, rodillo y tijeras.
¡Diviértete con el bricolaje!

Atreverse a más

Una vez familiarizado con los trabajos más sencillos, seguro que te atreves con proyectos de mayor importancia, para los que necesitarás herramientas especializadas: de pintura, albañilería, fontanería, carpintería o electricidad. Con estos proyectos irás adquiriendo soltura:

  • Levantar tabiques o forrar paredes con perfiles metálicos y paneles de cartón-yeso. La albañilería se transformó e hizo más sencilla y limpia desde que aparecieron los perfiles metálicos y los paneles prefabricados de cartón-yeso. Te enseñamos de manera muy detallada a hacer un trasdosado, a forrar una pared, a aislarla o a levantar un tabique.
  • Hacer pequeños alicatados en la cocina o el baño. Nadie se hace un experto el primer día. Pero alicatar es muy sencillo y una de las tareas básicas de la renovación y decoración de la casa. Puedes empezar con una pequeña pared en el baño o la cocina. Se usan pastas muy moldeables y herramientas fáciles de usar como la llana dentada y la cortadora manual de azulejos y baldosas.
  • Instalar riego por goteo en el jardín o en el huerto: Conseguir tener las plantas del jardín y las hortalizas del huerto lustrosas y utilizando muy poca agua. Esto se consigue con la instalación de sistemas de riego por goteo. Si sigues cada uno de los pasos que te damos en el libro acertarás a la primera.
¡Diviértete con el bricolaje!

Sorprender con la experiencia

  • Con unas cuantas veces más en las que te hayas atrevido con el bricolaje, puedes probar con proyectos más complejos. Sin darte cuenta, te habrás convertido en un experto. Si tu casa se presta a ello, con los trabajos de mayor dificultad, como pueden ser los de exterior en suelos y tejados, serás la envidia de los demás. Aquí tienes unos ejemplos:
  • Colocar un friso. Trabajar la madera es siempre algo gratificante. Dar una decoración sorprendente a una habitación con un friso no es complicado, solo laborioso. Te enseñamos con todo detalle cada uno de los pasos para colocar los rastreles y fijar las tablas del friso con clavos y grapas. Aprenderás a usar la sierra caladora y la sierra ingletadora.
  • Instalar una caseta de madera o una pérgola en el jardín: Disfrutarás tardes y noches desde la primavera al otoño o podrás guardar cuantos los objetos que necesites. La pérgola o la caseta son de madera y, aunque tienen todas las piezas precortadas, listas para ensamblar, aprenderás a atornillar, a dejarlas a nivel o a impermeabilizar la cubierta del tejado.
  • Levantar un muro de exterior con ladrillos. Este es un ejemplo de la albañilería tradicional en estado puro. Si tienes un terreno en el exterior o una casa unifamiliar te será muy útil adquirir los conocimientos que te mostramos. Verás que no es tan complicado utilizar el mortero de cemento, el mortero monocapa y los ladrillos macizos. Te enseñamos a utilizar las reglas de nivel, a levantar hileras de ladrillos y a recubrir las paredes con mortero, piedra natural o monocapa.
¡Diviértete con el bricolaje!

Y así hasta que consigas crear todo lo que te propongas. Bricolaje en casa, paso a paso tienes 123 propuestas que te van a ayudar a mejorar tu casa: desde la electricidad, a la albañilería, la fontanería o la carpintería... Es la guía necesaria para demostrarte a tí ya los demás que puedes hacerlo. ¿Nos ponemos?