¿Cómo ahorrar agua en el jardín?

Por Leroy Merlin

El jardín es uno de los lugares de la casa donde más fácilmente se puede ahorrar agua ya que puedes emplear los recursos naturales a nuestro alcance, como la lluvia, para regar y aprovechar su agua para otros usos. A continuación, te ofrecemos algunas claves para reducir el consumo de agua en tus zonas exteriores con ligeros cambios en tu manera de cuidar el jardín.

Ecoopciones: ahorrar agua en el jardín

Ahorra agua en tu jardín cuidando el riego

  • Riega durante las horas más frescas: para evitar que el agua se evapore, lo mejor es regar el jardín a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Así gastarás menos litros.
  • Ajusta bien los aspersores: asegúrate de que el agua solo caiga sobre la zona de riego y regula el caudal. Con este simple gesto ahorrarás muchos litros de agua.
  • Utiliza sistemas de riego por goteo: este sistema es el más eficiente que puedes instalar en tu jardín o huerto. Además, no tiene pérdidas por evaporación y disminuye la proliferación de malas hierbas. Es económico, fácil de instalar y exige muy poca presión. También existe sistemas de riego por goteo para maceas que puedes instalar en la terraza o incluso dentro de casa.
  • Equipa tus sistemas de riego con programadores: permiten gestionar el riego de manera eficiente, siempre que lo adaptes a las necesidades de la planta y a la estación del año. Es muy útil para programar el riego durante la noche y evitar las pérdidas de agua por evaporación. Con los programadores, consumes solo la cantidad de agua que necesitan tus plantas, además de ahorrarte tiempo y esfuerzo porque el programador riega por ti y te permite cuidar tus plantas mientras estás fuera de casa, en vacaciones.
  • Comprueba que no haya fugas: conviene revisar, al menos una vez cada verano, los sistemas de riego para evitar que se pierdan miles de litros de agua.
  • Emplea sensores de lluvia: este tipo de sensores detectan la humedad de la tierra y dan la orden al programador de que el riego se detenga cuando llueve o la humedad de la tierra es suficiente para mantener las plantas. Solo hay que ajustar la sensibilidad del sensor de acuerdo con las necesidades hídricas del jardín. Estos aparatos no solo evitan el derroche de agua, sino que también protegen las plantas de un exceso de agua que podría matarlas.
  • Si lo que quieres regar son las macetas, existen sistemas de autorriego: ajustan el aporte de agua necesario para la planta en función de si hace calor, frío o llueve. Se entierra dentro de la maceta y permite acumular el agua necesaria para 3 semanas como máximo.
  • Utiliza sustratos con hidrocontrol: permiten ahorrar hasta un 40 % de agua en el jardín y en las macetas. Contiene unas perlas de gel que absorben el agua de riego hasta un 100 % de su peso y forman microdepósitos. E agua se va liberando según las necesidades de las plantas.
Ecoopciones: ahorrar agua en el jardín

Elección correcta de los elementos naturales de tu jardín

  • Opta por especies autóctonas: sus necesidades hídricas son mínimas y están totalmente adaptadas al suelo y al clima. Pueden vivir solo con el agua de la lluvia.
  • Instala césped de bajo consumo: algunos tipos de césped son resistentes a la sequía y al sol y, por tanto, necesitan menos agua. Están compuestos por na mezcla de gramíneas que requieren de menor cantidad de agua para su cuidado. Producen raíces robustas y resistentes, capaces de adaptarse con facilidad a la tierra seca. Son aptos para todo tipo de climas, especialmente para los secos y calurosos. A medio plazo, el ahorro en tu jardín será notable. 
Ecoopciones: ahorrar agua en el jardín

Acondicionamiento y limpieza del jardín

  • Elimina las malas hierbas: se llevan mucha agua del suelo que debería estar destinada al césped o al resto de plantas.
  • Escoge herramientas de limpieza eficientes: las hidrolimpiadoras son máquinas destinadas a la limpieza exterior del patio, la terraza, los muebles de jardín, el coche, la bicicleta, etc. Con ellas puedes ahorrar hasta un 75 % de agua en la limpieza de tus zonas exteriores. Su consumo medio es de 470 litros por hora, frente a los más de 3.500 litros por hora que puede llegar a consumir una manguera tradicional.
  • Evita la evaporación con acolchado o mulching: si se pone en la base de las plantas, el riego que necesitan es menor, pues conserva la humedad del suelo y disminuye la necesidad del riego. Además, protege la tierra y los microorganismos que la habitan, aporta nutrientes al ir degradándose e impide la aparición de malas hierbas. La corteza de pino protege las plantas de las heladas y el calor y regula la temperatura del suelo frente a cambios bruscos. 
Ecoopciones: ahorrar agua en el jardín

Dos opciones para reutilizar el agua

  • Coloca depósitos para aprovechar la lluvia: se puede reutilizar el agua que cae, que de otra manera se desperdiciaría. Con ellos se puede recuperar entre el 80 % y el 90 % del agua de lluvia que cae del tejado por los canalones. Hay varios tipos de depósitos, tanto de interior como para exterior, y también subterráneos. El agua almacenada, una vez se filtra para eliminar residuos como hojas secas, se puede utilizar para regar el jardín, para descarga del inodoro, limpieza de la vivienda o hacer la colada. Su instalación es rápida y sencilla, es fácil de desmontar y limpiar.
  • Otra posibilidad para reutilizar el agua en las viviendas ubicadas en zonas no conectadas al alcantarillado y en unifamiliares es instalar purificadores de aguas residuales. Son una alternativa a los pozos sépticos (que acarrean problemas con el olor y la contaminación). Consiste en un sistema de depósitos encadenados con filtros que decantan y oxigenan el agua. Ahorran en el consumo general de agua y esa agua una vez purificada se puede emplear en el suelo, en una acequia o para el riego por goteo.

Estas son algunas soluciones para recuperar, tratar y economizar el agua que se gasta en tu jardín. Ponlas a prueba y verás cómo te ayudan a reducir el consumo de agua y, a la vez, mejoras la calidad de tus plantas.

Ecoopciones: ahorrar agua en el jardín