¿Cómo ahorrar agua en la cocina?

Por Leroy Merlin

El agua es un bien escaso que hay que preservar. Además, si la consumes de manera responsable, puedes reducir tu factura. En la cocina tenemos muchos electrodomésticos que, bien empleados, pueden ayudar a ahorrar el consumo de este bien tan preciado.

En España consumimos unos 150 litros de agua diariamente por persona, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. La cifra debería ser inferior: en torno a los 100 litros, si nuestro consumo fuera más eficiente y responsable.

Por eso es tan importante tomar conciencia y poner en marcha hábitos eficientes que ayudan a reducir el consumo de agua en la cocina con pequeños gestos.

Adapta los grifos para hacerlos eficientes

  • Si el grifo de tu cocina tiene mandos independientes para el agua fría y el agua caliente, una buena medida de ahorrar es sustituirlos por un grifo monomando con limitador de caudal. Al controlar la apertura y mezcla de agua con una sola palanca evitan derrochar agua y, además, es más cómodo de usar.
  • Coloca un dispositivo de ahorro en el grifo: con los aireadores reducirás el consumo casi un 50 % de agua cada vez que lo utilizas. Por ejemplo, si durante el tiempo que te lavas las manos en el fregadero se consumen unos 12 litros, con un aireador el consumo se reduciría a 6 litros de agua. Además, son productos económicos y fáciles de colocar en el grifo.
Ecoopciones: ahorrar agua en la cocina

Electrodomésticos eco

Elige una lavadora y un lavavajillas eficientes: el gasto de agua se reduce hasta en un 50 %.

Llena del todo la lavadora y el lavavajillas: utiliza la tecla de media carga solo si es imprescindible.

Ecoopciones: ahorrar agua en la cocina

Pequeños hábitos que suman para el ahorro

  • No descongeles los alimentos bajo el grifo: sácalos del congelador el día anterior y colócalos en la nevera.
  • Guarda una botella en la nevera: de esta forma evitarás dejar el grifo abierto esperando a que salga agua fresca.
  • Cierra el agua mientras friegas los platos: mantén el grifo cerrado mientras enjabonas y abre solo para el aclarado.
  • Llena menos el cubo para fregar: muchas veces se utiliza más agua de la necesaria para fregar y luego se tira. Con un tercio del cubo es suficiente.

Para ahorrar agua en general, debes te recomendamos que instales reductores de presión. Conviene colocarlos en viviendas donde la presión del agua es muy elevada. Con este simple gesto, reducirás el consumo de agua un 30 %, evitarás daños en los grifos y problemas en las tuberías y desagües. La presión ideal para una vivienda es de 3 bares aproximadamente. Para comprobar si la presión de tu casa es elevada, llena una botella de agua de un litro con el grifo abierto al máximo: si se llena en menos de 4 segundos es que es excesiva.

Ecoopciones: ahorrar agua en la cocina