Descubre el bricolaje con niños

Por Leroy Merlin

Si te gusta el bricolaje y tienes niños en casa, ellos se pueden convertir en tus mejores ayudantes. Desde trabajos muy sencillos para los más pequeños, hasta tareas más sofisticadas, te sorprenderá ver todo lo que sois capaces de hacer juntos.

Seguro que alguna vez te has puesto a pintar o a reparar un enchufe y tu hijo ha venido a decirte que le dejes ayudar… Las herramientas y utensilios de bricolaje ejercen una fascinación en los niños, que están en la etapa de los descubrimientos y de la consecución de habilidades por sí mismos. No los rechaces: hacer bricolaje juntos puede ser una bonita manera de pasar más tiempo con ellos y de reforzar su autoestima. El bricolaje les permite mejorar muchas de sus capacidades:

  • Atención
  • Concentración
  • Memoria
  • Aprendizaje
  • Cognición
  • Pensamiento
  • Psicomotricidad

Las manualidades son una estupenda actividad que les estimula, a la vez que les ayuda a prevenir y resolver dificultades, ayudando a desarrollar y afianzar sus destrezas, fortaleciendo su tonicidad muscular y adquiriendo una mayor soltura con sus manos. Evidentemente, no debes dejarles manipular todas las herramientas, pero hay tareas que pueden hacer sin ningún peligro. Aprovecha y enséñale el uso de cada herramienta y el por qué debe tener cuidado con ellas. Aquí te proponemos algunas.

Máxima seguridad para los pequeños

Además de los guantes, te aconsejamos que les pongas gafas protectoras para cualquier tarea en la que te vayan a ayudar. Con los más pequeños es preferible un exceso de seguridad.

Ellos pintan mucho

Si vas a pintar las paredes de casa, búscate un ayudante de la talla de tus hijos, pero no les sugieras que sean ellos quienes pongan la cinta de carrocero a los enchufes… Ellos lo que quieren es ¡pintar!

El bricolaje y los niños

¡Todos a pintar!

Ofréceles dedicarse a la zona de la pared que queda a su altura. Compra las mismas herramientas que necesitarás para ti, pero en talla mini: rodillos pequeños, guantes de su tamaño, algún pincel… y proporciónales su propia bandeja de pintor.

Lo que necesitas

Herramientas:

  • Guantes
  • Rodillos
  • Brochas
  • Plástico protector
  • Cinta de carrocero
  • Bandejas de pintor
  • Esponja de estarcir con imagen infantil

Sus primeras tareas

1. Empieza por enseñarles cómo remover la pintura en el envase.

2. Ponles un poco de pintura en una bandeja de pintor y dales un rodillo pequeño.

3. Déjales que pinten la zona baja de la pared (habréis tapado juntos el rodapié y el suelo).

4. Explícales que deben hacer pasadas en todas las direcciones. Aplica tú las primeras para que ellos se fijen.

5. No te preocupes si no ha quedado perfecto y no repases el trabajo hasta que ellos no estén. Valora lo que han hecho, ya taparás en la segunda mano esos huecos que quedan.

6. También podéis pintar unos motivos infantiles con plantillas de estarcir. Haz tú las mediciones y deja que sean ellos quienes mojen la esponja o el pincel en la pintura y lo apliquen en la pared.

Pintura de pizarra

Una idea original y divertida puede ser pedir a tus hijos que te ayuden a crear su propia pizarra en la pared de su cuarto. ¡Seguro que les encanta!

Delimita con cinta de carrocero un espacio a su altura y pintadlo juntos con pintura de pizarra. Cuando esté seca, déjales que escriban y dibujen sobre ella con tizas de colores. Limpiarla es muy sencillo, solo necesitas un trapo húmedo.

Pequeños carpinteros

No te asustes, no todas las tareas del carpintero son peligrosas. Hay pequeños trabajos de reparación donde te será muy útil la ayuda de tus hijos.

El bricolaje y los niños

Manos a la obra

Elige algún elemento de la casa que necesite un repaso: molduras de puertas sueltas, la tornillería floja de los manillares, una silla desencolada… Tareas de este tipo no entrañan riesgos.

Lo que necesitas

Herramientas

  • Cola de carpintero
  • Atornillador de batería
  • Destornillador
  • Pincel
  • Ten

Sus primeras tareas

1. Con la cola de carpintero, repasad todas las molduras de las puertas que puedan estar desprendidas. Explícales que, si ha rebosado el adhesivo, deben eliminarlo con un trapo húmedo. La cola de carpintero es ideal para que la manejen los niños porque su diluyente es el agua. Aun así, deben usar guantes.

2. Busca esas sillas que están algo desencoladas y repáralas con la ayuda de tus hijos. Enséñales a aplicar en las uniones cola de carpintero con un pincel. Colocad juntos el tensor para que las uniones queden firmes mientras seca la cola.

3. Perseguid el tornillo flojo. Revisad la tornillería de la casa (excepto la de los enchufes): puertas, mesas, cajones, etc. ¡A ver quién encuentra más tornillos flojos! Comprobad qué cabeza de destornillador necesitaréis y apretad todos los tornillos con el destornillador adecuado o con el atornillador a batería.

Sus herramientas preferidas

1. Mini atornillador a batería: elige uno de 3,6 V, que desarrolla la potencia justa para atornillar tornillos para los que ya está perforado el paso. Déjasela y que aprieten toda la tornillería de la casa. Anímales a que decidan ellos qué punta de atornillado necesitan en cada caso.

2. Pistola de encolar: ideal para las manualidades, pero también para multitud de usos en el hogar. Enséñales a usarla, recordándoles que el adhesivo está caliente y no deben tocarlo.