Cuadro eléctrico y cableado de la casa 

Por Leroy Merlin

El cuadro general eléctrico de la casa es el dispositivo en el que confluyen todos los cables de tu hogar, organiza tu sistema eléctrico y protege tus electrodomésticos y mecanismos (y también a ti y a los tuyos) de subidas de tensión y otros incidentes.

El cableado de la casa

Las diferentes partes del cuadro eléctrico de tu casa

Casi siempre tapado o escondido, el cuadro eléctrico de una vivienda es, sin embargo, un elemento que se tiene que conocer con detalle. Su nombre completo es Cuadro General de Mando y Protección: así se alude a las principales funciones que tiene, la de gobernar una instalación bien hecha y la de proteger a las personas y a los aparatos que hay conectados a la instalación.

1. Interruptores: qué red controla cada uno

Es fácil saber qué interruptores sirven para cada cosa, lo que te ayudará a superar las averías y a poder manejar el cuadro cuando se hacen reparaciones, se colocan lámparas, interruptores o enchufes o se hacen ampliaciones del circuito. Cada interruptor controla una red o aparato:

  • Alumbrado
  • Dos circuitos de enchufes
  • Lavadora
  • Lavavajillas
  • Termo
  • Horno
  • Aire acondicionado
  • Diferencial 1, 2, 3, los que haya
El cableado de la casa

2. La caja o cuadro general

En el cuadro eléctrico de la vivienda (según la normativa), la instalación eléctrica debe estar colocada dentro de una caja normalizada para meter en ella todos los mecanismos necesarios. Ha de tener, por lo tanto, el tamaño suficiente para dar cabida a todos los interruptores que hay previsto colocar, e incluso tener capacidad suficiente para ampliaciones futuras. Es aconsejable elegir una caja que se pueda cerrar para evitar la suciedad y proteger los mecanismos. Hay cajas para empotrar y de superficie.

El cableado de la casa

3. El ICP

El Interruptor de Control de Potencia (ICP) es el que corta el suministro de entrada de energía si se supera lo contratado con la compañía eléctrica. Es obligatorio que en toda instalación haya un ICP y debe ponerlo un instalador autorizado, siguiendo las características de la instalación. Si no lo hubiera, la compañía podría penalizar el consumo en la factura. Además, sirve para evitar daños en el propio sistema eléctrico, al cortar la corriente en caso de sobrecarga o cortocircuito.

El cableado de la casa

Dónde se coloca: Es el primer interruptor que se coloca dentro de la caja. En ocasiones y dependiendo de lo antigua que sea la instalación, puede estar fuera de ella. Tiene que estar situado antes del Interruptor General de Automático (IGA). En una instalación normal de una casa debe ser de 25 amperios (A).

Cuándo se desconecta:

  • Cuando hay más carga de la permitida. Normalmente ocurre si tienes activados demasiados electrodomésticos con un consumo elevado. Si esto ocurre con frecuencia, lo más lógico es que contrates más potencia. La alternativa es utilizar los electrodomésticos de manera racional, no todos al mismo tiempo.
  • Cuando hay un cortocircuito. Para averiguar en qué circuito está el problema, una solución es desconectar todos los pequeños interruptores autómaticos (PIAs, según la nomenclatura de las compañías eléctricas) e ir conectándolos: interruptores de uso común, enchufes, enchufe de horno… Así podrás ver cuál de ellos es el que provoca que el ICP salte, para arreglar la avería.

La información es seguridad

Aunque la propia información que aportan los interruptores, su amperaje, por ejemplo, ya pueden dar una idea de la función de cada uno, es muy importante que señalices con etiquetas el uso de cada uno de los interruptores de cada circuito: calefacción, termo, enchufes de usos comunes, iluminación.... De esta manera puedes conectar o desconectar más fácilmente las partes de la instalación, especialmente cuando hay problemas en alguna de ellas. Anota claramente sobre el interruptor los mecanismos o aparatos que controla.

En este vídeo te enseñamos cómo mantener tu cuadro eléctrico:

 

Nuevos elementos del cuadro eléctrico

La normativa eléctrica se va adaptando a nuevas situaciones. De ahí que los cuadros eléctricos de las casas puedan quedarse desfasados, aunque sigan cumpliendo la normativa. En los cuadros eléctricos nuevos debe haber elementos que antes no eran imprescindibles, como el IGA (Interruptor General Automático) o el PCS (Protector Contra Sobretensiones). En instalaciones nuevas hay que poner ICP e interruptores magnetotérmicos bipolares, que protegen tanto en el cable de fase como en el neutro. Los unipolares solo se permiten para reposición de defectuosos en instalaciones antiguas.

El cableado de la casa

El IGA: El Interruptor General Automático o IGA (en electricidad) es un mecanismo nuevo para el control de las instalaciones eléctricas. Incluido en el cuadro eléctrico de la vivienda (según la normativa actual), sirve para proteger la instalación de cortocircuitos y sobrecargas. Desconectándose evita, que la potencia sea mayor de la que admite la instalación. No tiene la misma función que el ICP, que corta la instalación cuando se consume más de lo contratado. Te lo contamos con un ejemplo: imagínate que tu instalación no tiene la capacidad necesaria para soportar la potencia que tengas contratadas. El ICP no se desconectaría, pero el IGA probablemente sí.

El PCS: Estas siglas designan al Interruptor Protector Contra Sobretensiones, también de nueva incorporación. Se encarga de evitar que los aparatos eléctricos de la casa se puedan dañar por sobretensiones, independiente del motivo por el que se hayan producido.

El ID: El Interruptor Diferencial es uno de los elementos clave del cuadro eléctrico de la vivienda según la normativa actual. Forma parte de la instalación y es común a todas las instalaciones, antiguas o moderna; solo varía el amperaje, que suele ser de 25 A y de 40 A. Este último es el recomendado en una instalación normal de casa. Se desconecta de manera rápida cuando se produce una fuga a tierra por algún defecto, o alguna anomalía en la instalación o aparato eléctrico. Cuando desconecta el sistema, el ID protege a la persona que toque un aparato defectuoso, evitando calambres por descargas eléctricas o accidentes mayores.

En caso de desconexión del ID: para saber dónde puede estar el problema o la avería (por ejemplo, qué aparato está defectuoso), desconecta todos los aparatos, conecta de nuevo el Interruptor Diferencial y ve conectando cada aparato con las medidas de seguridad oportunas, hasta que el defectuoso se delate haciendo saltar el diferencial. El Interruptor Diferencial incorpora un botón de prueba, que conviene activar una vez al mes para comprobar que sigue funcionado correctamente en caso de anomalías. El botón suele ser de color amarillo o gris.

PIAS ó Pequeños Interruptores Automáticos: Popularmente conocidos como magnetotérmicos (o magnetos en lenguaje coloquial). Son interruptores que gobiernan el funcionamiento de cada uno de los circuitos interiores de la casa: el de iluminación, el de enchufes de usos comunes, los enchufes especiales, el del termo, calefacción… Mediante la desconexión del interruptor, protegen de los cortocircuitos o sobrecargas que pueda haber en cada uno de los circuitos del sistema o en los aparatos dependientes de los mismos. Los magnetotérmicos nuevos deben ser bipolares, que protegen la fase y el neutro. Existen con diferente amperaje, desde 10 A hasta 40 A, dependiendo de lo necesario para cada circuito. El número de PIAS de un cuadro eléctrico será igual al de circuitos que se hayan hecho en la instalación.

En caso de desconexión: Cada magnetotérmico puede desconectarse por sobrecarga en el propio circuito porque supere su capacidad o porque alguno de los aparatos conectados esté defectuoso. Para solucionarlo hay que desconectar todos los aparatos del PIA, volver a conectar el PIA y uno a uno los aparatos, para ver si alguno está defectuoso o salta porque hay demasiados conectados y se supera la potencia del circuito.

El cableado de la casa

Qué circuitos controla el IGA de la vivienda

Número de circuitos básicos en una instalación

El número de circuitos que controla el Interruptor General Automático (IGA) varía dependiendo del tamaño de la casa, de la cantidad de puntos de iluminación o enchufes que hayay de la cantidad y tipo de aparatos que se vayan a conectar. Un diseño básico en el hogar debe tener al menos estos circuitos, con el correspondiente amperaje en los magnetotérmicos:

  • Alumbrado 10 A
  • Enchufes usos varios 16 A
  • Lavadora y calentador 20 A
  • Cocina y horno 25 A
  • Aire acondicionado o calefacción 25 A

Mide tu consumo para gastar menos

A los interruptores y dispositivos del cuadro eléctrico se les puede añadir un dispositivo inteligente que te será de mucha ayuda. Se trata de un medidor que controla la electricidad que consumes cada mes y te ayuda a reducir el gasto, controlando los consumos menos necesarios (o directamente inútiles, como las luces encendidas durante la noche). No te pierdas este vídeo explicativo:

Protección añadida

Existen interruptores o dispositivos que protegen aún más una instalación eléctrica. Hay, por ejemplo, limitadores de sobretensión que podría producirse por rayos o por incidencias en la distribución de las líneas eléctricas; algunos dispositivos protegen todo el equipamiento de una vivienda y otros únicamente la base del enchufe, con los aparatos que tiene conectados. 

  • El Diferencial de Disparo Electrónico evita desconexiones injustificadas en instalaciones de viviendas grandes o en oficinas donde existen gran cantidad de lámparas halógenas.
  • El Diferencial con Enganche chequea la instalación cuando se ha producido una desconexión y, si no encuentra problemas, vuelve a conectar la instalación. Este diferencial resulta útil para segundas residencias, casas rurales, cuando se dejan conectados aparatos como el frigorífico o algún sistema de alarma. 
  • El Sistema de Alimentación Ininterrumpido (SAI) prolonga el suministro de una instalación durante unos minutos; resulta útil cuando se maneja mucha información en ordenadores o para poder desconectar de forma correcta cajas automáticas en los negocios.

Un buen uso

La durabilidad y seguridad de la instalación eléctrica depende del buen uso que se haga de ella. Por lo tanto, conviene cumplir siempre las normas al respecto. No manipules el cuadro eléctrico ni hagas añadidos o conexiones no recomendadas o que no cumplan la normativa de instalación. No compruebes el cuadro eléctrico o lo manipules con las manos mojadas, ni hagas puentes en el interruptor diferencial por ningún motivo. También debes revisar periódicamente los interruptores, los enchufes –tanto la base como las clavijas de los aparatos–, y cualquier aparato eléctrico. Y no te olvides de proteger los enchufes frente a los más pequeños de la casa. Evita los aparatos eléctricos en el cuarto de baño.

Instalar el cuadro eléctrico general de la vivienda según normativa

La normativa que rige la instalación del cuadro eléctrico (dónde y cómo colocarlo) es el REBT (Reglamento Electrónico de Baja Tensión). Las normas se indican el apartado de ITC (Instrucciones Técnicas) y van desde la BT01 hasta la BT51. A continuación resumimos lo más importante:

El cuadro eléctrico de la vivienda, según normativa se instala a una distancia mínima de 140 cm desde el suelo. La altura nunca debe superar los 200 cm. Por otra parte, debe estar situado lo más cerca posible de la entrada de la derivación eléctrica principal; en este caso, el cable de entrada que parte del contador de la vivienda. El cuadro puede instalarse sobre superficie o empotrado, pero siempre debe ser fácil acceder a él. Ojo: nunca se debe instalar un cuadro eléctrico en exteriores, zonas húmedas o dormitorios.

El cableado de la casa

Los cables más habituales y necesarios en la casa

Estos son los cables más habituales en la instalación eléctrica de la casa:

  • 1,5 mm: para el alumbrado
  • 2,5 mm: para las bases de enchufes generales de la casa
  • 4 mm: para alimentar aparatos como un acumulador de agua o termo
  • 6 mm: para vitrocerámica y horno
  • 10 mm: para la cometida general de la instalación desde el contador al cuadro eléctrico
El cableado de la casa

Los colores del cableado

Hay que respetar siempre los colores del cableado en la instalación, para no tener problemas de seguridad y poder acometer ampliaciones, cambios o arreglos de manera fácil.

  • Fase: suelen ser de tres colores, negro, gris y marrón. De esta manera puedes hacer las instalaciones con seguridad y utilizando colores para el cable de fase de entrada o de retorno a la lámpara, o para meter más cables de fase como en una instalación de interruptores conmutados o de cruce.
  • Neutro: el color normativo es siempre el azul.
  • Toma de tierra: es de dos colores, verde y amarillo. Debe ir en toda la instalación, en todos los enchufes y también hasta todos los puntos de luz. Se utilizará con todas las lámparas que tengan componentes metálicos.
El cableado de la casa

Cables de interior protegidos

Cable que se encuentra en mangueras de diversa longitud, de 5 a 25 metros habitualmente. Se pueden utilizar también para meterlos en tubo corrugado, pero su protección extra en la cubierta los hacen muy útiles para cuando hay que hacer añadidos en la instalación, hacer conexiones en aparatos eléctricos y electrodomésticos. La sección del hilo conductor (cobre) debe ser la recomendada, según la utilidad que se vaya a dar.

El cableado de la casa

Para aparatos eléctricos de poco consumo. Manguera de 2 hilos

Mangueras redondas o planas para hacer las conexiones con aparatos eléctricos para aparatos de poco esfuerzo mecánico de la casa, como radios, lámparas de mesa, lámparas de colgar y máquinas de oficina.

El cableado de la casa

Mangueras de cableado para exterior

Compuestas por el hilo conductor de cobre, del diámetro necesario según el uso, de un aislamiento plástico de cada hilo y de una cubierta que da rigidez a la manguera y una protección extra para el usuario y las instalaciones. Las hay de varios largos, los más habituales de 5, 10, 20 y 25 metros de largo.

El cableado de la casa

Cable libre de halógenos

La mejor opción a la hora de cablear la casa es utilizar siempre cables libres de halógenos. Los halógenos son elementos que si entran en combustión producen gases muy tóxicos y corrosivos. De ahí que haya que intentar ir sustituyendo poco a poco todos los cables por esta opción. En apariencia son similares al resto del cableado, pero proporcionan más seguridad en caso de incendio.

El cableado de la casa

Cajas y cajetines para conexiones eléctricas en la vivienda

Estos elementos son imprescindibles en las instalaciones eléctricas empotradas y de exterior. Todas son de plástico muy rígido y resistente a la presión.

El cableado de la casa

De empotrar: Las hay de varios tamaños, para las cajas de derivación, y para los mecanismos eléctricos como interruptores o enchufes. A estas cajas se las suele denominar cajetines.

El cableado de la casa

De paredes de cartón yeso: Suelen ser de otro color y están especialmente diseñadas para acoplarlas en el interior de la estructura hueca de paredes de cartón yeso. Al apretar los tornillos laterales una presilla sujetará la caja o el cajetín por el interior de la pared de cartón yeso, quedando inamovible.

El cableado de la casa

De exterior: Existen cajas de derivación y cajas para mecanismos de exterior, para poder hacer instalaciones eléctricas a la intemperie. Deben cumplir las normas de resistencia a lluvia, humedad y estanqueidad al polvo y suciedad.

El cableado de la casa

Un buen uso

La durabilidad y seguridad de la instalación eléctrica depende del buen uso que se haga de ella. Por lo tanto conviene cumplir siempre las normas al respecto. No manipules el cuadro eléctrico ni hagas añadidos o conexiones no recomendadas o que no cumplan la normativa de instalación. No compruebes el cuadro eléctrico o lo manipules con las manos mojadas, ni hagas puentes en el interruptor diferencial por ningún motivo. También debes revisar periódicamente los interruptores, los enchufes –tanto la base como las clavijas de los aparatos–, y cualquier aparato eléctrico. Y no te olvides de proteger los enchufes frente a los más pequeños de la casa. Evita los aparatos eléctricos en el cuarto de baño.

Descripción

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Las clemas

Todas las uniones y empalmes eléctricos los debes hacer con seguridad. No se debe emplear cinta aislante para unir unos cables a otros. Debe hacerse siempre con clema. Existen varios tipos de clema, que se diferencian fundamentalmente por su sección, indicadas para unir cables de diferente diámetro. Es recomendable utilizar siempre la adecuada, para el número de cables y el grosor de estos. Los cables deben quedar bien sujetos, pero deben entrar con holgura, para que no se quede nunca ningún filamento de cobre fuera de la clema. Se venden en regletas que se cortan con cuchilla según los polos que se necesiten.

El cableado de la casa

1.1. Una regleta se puede seccionar según las clemas que se necesiten, según los polos para cables que haya que unir. Apoya la regleta en una superficie rígida o mesa de trabajo y corta con la cuchilla. Protege las manos.

El cableado de la casa

2.1. Pela los cables, desatornilla un poco cada tornillo de la clema, mete la punta pelada del cable y atornilla fuertemente. Comprueba que ha quedado bien sujeto. Los filamentos del hilo eléctrico no deben quedar nunca fuera.

El cableado de la casa
El cableado de la casa

 

Cajas y cajetines

Estos elementos son imprescindibles en las instalaciones eléctricas empotradas y de exterior. Todas son de plástico muy rígido y resistente a la presión.

El cableado de la casa
El cableado de la casa

De empotrar: Las hay de varios tamaños, para las cajas de derivación, y para los mecanismos eléctricos como interruptores o enchufes. A estas cajas se las suele denominar cajetines.

El cableado de la casa

De paredes de cartón yeso: Suelen ser de otro color y están especialmente diseñadas para acoplarlas en el interior de la estructura hueca de paredes de cartón yeso. Al apretar los tornillos laterales una presilla sujetará la caja o el cajetín por el interior de la pared de cartón yeso, quedando inamovible.

El cableado de la casa

De exterior: Existen cajas de derivación y cajas para mecanismos de exterior, para poder hacer instalaciones eléctricas a la intemperie. Deben cumplir las normas de resistencia a lluvia, humedad y estanqueidad al polvo y suciedad.

El cableado de la casa
El cableado de la casa
El cableado de la casa

 

Paso 2

Cómo usar un buscapolos

2.1. Si tienes dudas qué cable es el que lleva la tensión o si llega corriente a los cables, puedes emplear una herramienta barata y sencilla de utilizar: el buscapolos. Agarra el destornillador por la parte aislada y pon la punta en uno de los bornes.

El cableado de la casa

2.2 Aprieta con el dedo pulgar el botón de la cabeza del buscapolos. Si la luz interior se enciende, es cable de fase conductor de electricidad. Si no llega electricidad, puede ser el neutro.

El cableado de la casa

 

Materiales y herramientas

  • Cuadro eléctrico
  • Interruptores del cuadro eléctrico
  • Cableado
  • Cajas de derivación
  • Cajetines para mecanismos
  • Clemas
  • Destornillador aislado DEXTER
  • Destornillador aislado DEXTER 2.5
  • Juego de destornilladores Bahco
  • Buscapolos 2
  • Alicate de corte diagonal
  • Alicates de corte
  • Alicates electrónica
  • Alicates aislados
  • Alicates punta
  • Set de Alicates universales
  • Multímetro Xindar DBOL500
  • Detector Xindar DETMET 031
  • Kit Electricista Xindar KITXQ5