Elige un baño seguro

Por Leroy Merlin

Es aconsejable con los niños pequeños solamente accedan al baño bajo la supervisión del adulto.  En él se deberán tomar las mismas precauciones generales que el resto de la causa con los enchufes, puertas, cajones y aparatos eléctricos. Es decir, con toda la seguridad en el baño.

Adapta la bañera

Cuando son muy pequeños, lo ideal es bañarlos una mañana especial para bebés. Cuando van creciendo conviene adaptar la mañana familiar para que sea segura para los niños. Existen soluciones específicas para lograrlo:

  • Elementos antideslizantes. Para habitar resbalones, lo mejor es colocar un elemento antideslizante. Suelen ser adhesivos o con ventosas y los hay con varios acabados, incluidas las temáticas infantiles. Algunas alfombras antideslizantes incorporan un sensor de temperatura que avisa si el agua está demasiado caliente.
  • Protectores de goma o silicona. Como los niños se bañan sentados y disfrutan jugando con el agua, conviene colocar en la grifería protectores de goma o silicona para evitar golpes.
  • Barras de acceso, asas y asientos adaptables. Para facilitar el acceso a la bañera o la ducha cuando van creciendo, puedes colocar barras de acceso y asas en el interior. Los asientos adaptables también son muy útiles.

Controla la temperatura

 

  • Grifos termostáticos. Son la mejor solución, ya que permiten elegir la temperatura adecuada del agua y mantenerla constante; incorpora un bloqueo de seguridad. Además, ahorran agua y energía.
  • Termómetros acuáticos. Son de gran ayuda para controlar la temperatura del agua de la bañera.

Entre las soluciones que hay, existen:

  1. Asa para sujetarse y evitar resbalones
  2. Grifo termostático para controlar la temperatura del agua
  3. Cierres de seguridad para los cajones
  4. Seguro de apertura para la tapa del inodoro