Las ventajas de trabajar con escaleras y andamios brico DIY

Por Leroy Merlin

Gracias a las escaleras y andamios domésticos es posible realizar tareas de bricolaje en zonas altas del taller, de la vivienda o incluso en espacios exteriores. La clave antes de elegir un modelo es conocer los distintos tipos que existen y cómo garantizan trabajar en ellos de una forma cómoda y segura.

Escaleras y andamios para bricolaje DIY

Escaleras: principales usos y tipos

Las escaleras recomendadas para bricolaje y tareas domésticas son modelos básicos en su diseño, pero muy prácticos. Con estas herramientas es posible llegar a la parte alta de las paredes, a los techos, acceder a zonas abuhardilladas y tejados y realizar trabajos habituales de jardinería, como la poda. Pueden tener forma de tijera, ser de un solo tramo o varios, y suelen contar con un mínimo de 5 peldaños para así alcanzar la altura óptima al trabajar: 2,20 m es la medida estándar. Existen diferentes tipos:

  • Multifuncionales: son escaleras plegables y algunos modelos se recomiendan para tareas de bricolaje o para realizar reparaciones puntuales en casa, aunque inicialmente están pensadas para uso profesional y obras. Se caracterizan por ser extensibles y admitir varias posiciones.
  • Telescópicas: son escaleras muy versátiles, para interiores y para usar al aire libre. Gracias a su función telescópica es posible alcanzar la altura que se necesita al desplegar sus peldaños uno a uno. Cuando no se utilizan se vuelven herramientas compactas que ocupan poco espacio.
  • De un tramo: también conocidas como escaleras de apoyo, aunque están ideadas principalmente para uso profesional hay versiones recomendadas para trabajos de bricolaje a gran altura, pues al ser extensibles su longitud puede modificarse a la carta.
  • Transformables: son escaleras con dos o tres tramos, y hay diseños extensibles que permiten alcanzar la altura óptima deseada.
  • En estas escaleras manuales es posible adaptar portaherramientas y accesorios para evitar que se caigan o tenerlas a mano, como por ejemplo el soporte para taladros.
Escaleras y andamios para bricolaje DIY

Escaleras domésticas: de qué están fabricadas

Los materiales en que se fabrican estas escaleras determina su ligereza, resistencia y conductividad y también su precio. En aluminio o de aleaciones similares pesan poco y por tanto son cómodas de mover, además de ser inoxidables e incombustibles. Como contrapartida son buenas conductoras de la electricidad. Otra alternativa son las escaleras de acero, solo o combinado con aluminio o madera. Son herramientas incombustibles, duras y resistentes a las inclemencias meteorológicas, pero a cambio pesan bastante y tienen una buena conductividad térmica y eléctrica. Las escaleras de maderas como el pino o la haya también son muy comunes con un peso intermedio entre el acero y el aluminio. Entre sus principales ventajas destaca su baja conductividad térmica, pero precisan un mantenimiento específico para evitar que se resequen y deterioren. Estas escaleras también son fabricadas en hierro y en fibra de vidrio.

Escaleras y andamios para bricolaje DIY

Piezas clave de las escaleras para su seguridad

Algunas piezas de estas escaleras para el bricolaje doméstico son fundamentales para que sean herramientas seguras al subirse y bajarse de ellas. Sus peldaños vienen con una medida idónea para colocar el pie de forma cómoda y sin riesgo alguno: unos 8-12 cm de fondo y 30-40 cm de ancho. Si además llevan una base antideslizante el calzado se agarra mejor al peldaño. También es importante cerciorarse de que sus sistemas de bloqueo funcionan mediante el simple sonido de un clic. Otra pieza clave son los asideros que llevan para agarrarse en la parte superior. Por último, su estabilidad una vez apoyadas en el suelo es básica y para ello sus patas van rematadas con tacos de goma adherentes al terreno que deben estar bien ajustados.

Escaleras y andamios para bricolaje DIY

Andamios domésticos: tipos y materiales

Los andamios domésticos son estructuras pequeñas, incluso hay modelos mini, que permiten trabajar en alturas de hasta 5 metros. Por tanto, son aptos para reparar fachadas en viviendas unifamiliares y también para tareas de bricolaje en el interior de casa o en espacios exteriores como el jardín. El peso máximo que soportan oscila entre los 120 y los 150 kg. En cuanto a su montaje, suele ser rápido y sencillo y se mueven fácilmente por sus ruedas de desplazamiento. Dentro del mercado existen varios tipos:

  • Plegables: son muy versátiles y disponen de un peldaño lateral para facilitar subirse a la plataforma. Una vez plegados ocupan poco.
  • Desmontables: como el modelo Combi Clip 5 de Standers. Suelen llevan plataformas antideslizantes con protector hidrófugo para trabajar a la intemperie con seguridad. Fabricados en aluminio, su sistema de montaje es sencillo, bastan las indicaciones de un video tutorial.
  • Mixtos: son los modelos más versátiles, ya que se pueden transformar en andamio -y alcanzar una altura de 3 o 5 metros- o plataforma, según las necesidades de uso.
Escaleras y andamios para bricolaje DIY

Normativa y etiquetado para escaleras y andamios brico DIY

Las escaleras para bricolaje y los andamios domésticos son herramientas de calidad y homologados según la normativa europea en materia de seguridad. Una pegatina en ellas lo certifica y a la vez indica el uso para el que están recomendadas -bricolador o profesional-. Además, en su embalaje también se detalla con dibujos explicativos qué tipo de actividades o tareas se recomienda realizar con ellas y así no hacer un uso inadecuado.