Estudio funcional y en orden

Por Leroy Merlin

Tener un espacio para trabajar con el ordenador en casa es muy importante. Puede ser también el lugar donde hacer los deberes con tus hijos, donde escuchar música o leer. Como en el resto de la casa, lo fundamental es tenerlo ordenado y con las cosas que necesites, a mano.

Personaliza tu despacho

Si quieres un escritorio personalizado y adaptado al espacio de tu estudio, en LEROY MERLIN te ofrecemos todo lo que necesitas para montarlo. Escoge un tablero entre más de 50 modelos diferentes y te lo cortamos a la medida que necesites. Después, elige el soporte que más te convenga: pueden ser caballetes del estilo que prefieras o patas de diferentes medidas y materiales. Las hay también con ruedas, muy prácticas para desplazar la mesa donde más te convenga, o extensibles, para adaptar el escritorio a diferentes usos. Y para completar tu mesa, puedes colocar cajoneras de madera, muy prácticas para guardar facturas, pinturas o material de papelería en general. Además, las puedes decorar tú mismo con la pintura que elijas.

Estudio funcional y ordenado

Minioficina plegable

Aunque dispongas de poco espacio, puedes crear tu “mini oficina” en casa. Solo necesitas unas bisagras de piano, un tirador, unos tacos para fijarlo a la pared y los tableros que en LEROY MERLIN cortamos a la medida que necesites. Te ofrecemos multitud de colores y acabados para elegir. También puedes decorarlo con pintura de pizarra y magnética. Una solución muy práctica ideal para aprovechar al máximo el espacio en pisos pequeños. Así, lo puedes abrir cuando vayas a utilizarlo y cerrarlo cuando termines, para tener mayor sensación de amplitud.

Estudio funcional y ordenado

Estantería versátil

Para aprovechar al máximo el espacio, opta por estanterías que ocupen poco espacio y sean prácticas. Las cartelas y cremalleras te permiten crear un espacio de almacenaje a la medida de tus necesidades. Las cremalleras son los perfiles que se fijan a la pared y permiten adecuar la altura de las cartelas y las baldas. Las cartelas son las escuadras que se encajan en las cremalleras y sobre las que se colocan los diferentes tipos de baldas. Les puedes añadir baldas metálicas, de cristal, madera o rejilla. Una alternativa a las baldas es colocar cajas de plástico o cestas metálicas para guardar libros y papeles. Además, son muy fáciles de montar. Solo tienes que atornillar la cremallera a la pared con tacos y tornillos, y utilizar un nivel para asegurar su verticalidad. A continuación, encajar las cartelas en las cremalleras a la altura deseada y, por último, fijar la balda correspondiente.

Estudio funcional y ordenado