Combate el oídio

Por Leroy Merlin

El cenizo, también llamado oídio, es una enfermedad causada por hongos y que afecta a plantas ornamentales, frutales, arbustivas, hortícolas y verduras. Se detecta con mucha facilidad, ya que aparecen unas manchas polvorientas en las hojas de color gris blanquecino. Toma una serie de medidas, como el uso de fungicidas, para evitar este hongo.

Plantas que ataca

  • Pueden afectar a gran variedad de planta ornamental; son frecuentes los ataques a frutales, árboles (plátano de sombra), arbustivas (evónimo, rosal), hortícolas y verduras, etc.
  • Afecta más a las variedades y plantas que se encuentran a la sombra y/o con humedades altas y con poca ventilación; atacan plantas debilitadas o con claros síntomas de padecer estrés.

Sintomatología y daños

  • Es una enfermedad causada por hongos y se desarrolla sobre hojas, brotes, flores y frutos.
  • Se diagnostica con mucha facilidad, ya que aparecen manchas polvorientas de color gris-blanco.
  • Al principio aparecen como pequeñas manchas y si continúan las condiciones favorables para el hongo, se van extendiendo poco a poco sobre la superficie de las hojas y otras estructuras.
  • Cuando los ataques son fuertes, las hojas y brotes amarillean, pueden curvarse y terminan por secarse; las flores y frutos maduran antes y tienen menos colorido, olor y sabor.

Medidas preventivas

  • Utilizar plantas libres de infecciones o tolerantes a la enfermedad y a ambientes húmedos.
  • Cambiar la ubicación de las plantas afectadas por lugares más soleados y ventilados.
  • Reducir los riegos por aspersión y los abonados ricos en nitrógeno.
  • Realizar podas para eliminar exceso de ramaje, reducir la sombra y facilitar la aireación.
  • Para disminuir los daños se pueden realizar mejoras en el suelo mediante abonos orgánicos animales o del tipo abono de compost; también pueden realizarse abonados líquidos o granulados sólidos aplicados a suelo; otra medida cultural consiste en las cubiertas con acolchados específicos a base de triturados vegetales (mulching).
  • Es conveniente adecuar el riego a las necesidades propias de la planta, así como al tipo de suelo, plantación y ubicación de la misma.

Medidas curativas

  • Eliminar y destruir las hojas, brotes, tallos, flores y frutos fuertemente afectados.
  • Si aparecen ataques significativos, pueden realizarse espolvoreos con azufre o aplicaciones con productos fungicidas específicos para los oídios como el anti-oídio.