Combate el mildiu

Por Leroy Merlin

Este hongo aparece en plantas en flor, hortícolas y verduras. Las manchas, de color verde claro o amarillento y a veces aceitosas, aparecen como primer síntoma en las hojas más viejas. Hay varias medidas preventivas que puedes adoptar en tus cultivos para que esta enfermedad no las ataque, por ejemplo el uso de fungicidas y antihongos.

Plantas a las que ataca:

  • Principalmente plantas de flor, hortícolas y verduras, viña, etc.
  • Son hongos que requieren de ambientes con temperaturas bajas y suaves y humedades altas para activarse; atacan generalmente a ejemplares debilitados o con claros síntomas de estrés.

Sintomatología y daños

  • Al principio aparecen manchas de color verde claro o amarillo, a veces aceitosas, en la cara superior de las hojas; en el reverso se ven zonas con pelusilla de color blanco, gris o púrpura.
  • Los daños se ven primero en las hojas viejas; si avanza la enfermedad, las hojas clarean, viran a marrón y terminan por secarse y caer; la planta puede quedar totalmente defoliada.
  • En el caso que afecten a frutos, éstos pueden perder el gusto, olor y tamaño típicos, y acortan su almacenaje; en algunas plantas pueden aparecer colores violeta, rosa y gris-azulado.

Medidas preventivas

  • Utilizar plantas libres de infecciones o tolerantes a la enfermedad y a ambientes húmedos.
  • Cambiar la ubicación de las plantas afectadas por lugares más soleados y ventilados.
  • Reducir los riegos por aspersión; adecuar el riego a las necesidades propias de la planta, así como al tipo de suelo, plantación y ubicación de la misma.
  • Eliminar exceso de hojas, brotes y tallos para reducir la sombra y facilitar la aireación.
  • Recoger y eliminar el material infectado del parterre (hojas, frutos, ramas, tallos).
  • Desinfectar las herramientas de jardinería de manera frecuente, con una solución de lejía.
  • Para disminuir los daños se pueden realizar mejoras en el suelo mediante abonos orgánicos animales o del tipo abono de compost; también pueden realizarse los típicos abonados líquidos o granulados sólidos aplicados a suelo; otra medida cultural consiste en las cubiertas con acolchados específicos a base de triturados vegetales (mulching).
  • En ambientes húmedos y fresco-suaves, realizar aplicaciones con productos a base de cobre.

Medidas curativas

  • Eliminar y destruir las hojas, brotes, tallos y frutos claramente afectados.
  • Delante de ataques importantes y periódicos, realizar aplicaciones con productos fungicidas específicos para los mildius, especialmente de contacto o sistémicos, como el fungicida polivalente.
  • Vigilar la coincidencia de las aplicaciones con las precipitaciones, ya que lavan el producto.