Conoce las herramientas eléctricas para madera

Por Leroy Merlin

Los aficionados a la carpintería saben lo importante que son las herramientas eléctricas para trabajar la madera: ahorran tiempo, esfuerzo y los acabados son mejores.

Las herramientas para madera te ayudarán en tus proyectos de bricolaje. Cepillos eléctricos, fresadoras e ingletadoras son algunas de ellas. Aprende cómo se utiliza cada una y para qué sirven. Eso sí, ten en cuenta que el uso de estas máquinas produce polvo y virutas de madera que pueden salir proyectadas. Es aconsejable, por tanto, que uses mascarilla y gafas protectoras.

Para rebajar la madera

Cepillos eléctricos

Los cepillos eléctricos se usan para rebajar madera de la madera de una forma rápida y uniforme, gracias a una cuchilla situada en su base. Dependiendo de la máquina, desbastan hasta una profundidad de unos 12 mm, los cepillos de uso no profesional y de hasta unos 25 mm los de uso semiprofesional. La anchura de rebaje también depende de la herramienta, pero la mayoría de las usadas para bricolaje tienen una anchura de cepillado de 82 mm.

Herramientas eléctricas para madera

Conoce las partes de las que se componen:

  1. Empuñadura principal. Lugar de sujeción de la herramienta para guiarla. Debe ser ergonómica, mejor de material suave y que absorba las vibraciones.
  2. Botón de bloqueo. Sirve para bloquear la herramienta. El gatillo solo funciona si se aprieta también este botón. Es una importante medida de seguridad.
  3. Gatillo. Interruptor de puesta en marcha de la máquina. Hay que tenerlo apretado en todo momento mientras se trabaja y solo funciona si se acciona previamente el botón de bloqueo.
  4. Toberas de expulsión de virutas. Este modelo tiene una a cada lado; otros modelos solo la llevan en un lado. Opcionalmente se puede acoplar una bolsa para recoger las virutas.
  5. Selección del lado de expulsión. Este dispositivo solo lo llevan los cepillos con doble tobera de expulsión y posibilita elegir por cuál de las toberas se quiere desechar las virutas.
  6. Ajuste de profundidad. Mango giratorio que tiene dos funciones en la mayoría de modelos: ajustar la profundidad de corte y servir de empuñadura auxiliar.
  7. Escala de ajuste. Numeración con las posibilidades de profundidad de desbastado de la máquina.
  8. Tope paralelo. Lugar donde se inserta el tope paralelo, un accesorio que actúa como guía para cepillar en paralelo.
  9. Tapa de la correa. Cubierta que oculta la correa que hace funcionar los engranajes de cepillado de la máquina. Una flecha suele indicar la dirección de giro.
  10. Base de cepillado. Base metálica que se desplaza sobre la madera. Su parte delantera se nivela según la profundidad elegida dejando asomar más o menos la cuchilla para realizar su trabajo de arranque de material.

¿Para qué sirve un cepillo eléctrico?

Se utilizan para rebajar puertas que rozan o que deben ser más pequeñas tras instalar un suelo sin levantar el existente; para desbastar vigas en bruto, para sacar la veta en tableros antes de realizar acabados finos, para alisar tableros que están alabeados o que presentan diferencias de corte tras el primer serrado en el almacén.

La base lleva un ranurado en forma de V que permite apoyar la máquina sobre el canto de un tablero o listón para biselarlo o matarlo.

Lijadora

Es una de las herramientas imprescindibles para cualquier trabajo de carpintería. Se usa siempre que se quiera cepillar y lijar cualquier superficie o pieza de madera, así como para pulir, alisar y desbastar madera.

En esta herramienta se fija un papel de lija con la que se lleva a cabo el pulido. Existen variados tipos de lijadoras eléctricas dependiendo del tipo de trabajo -orbitales o vibradoras, multilijadoras, excéntricas o rotorbitales y de banda-. El lijado obtenido dependerá del grano de la hoja de lija utilizada -puede ser muy fino para conseguir acabados meticulosos, hasta muy gruesos para obtener lijados más abrasivos y de mayor desbaste del material-.

Tipos de lijadoras:

- Lijadora orbital. Son muy comunes. Lija por vibración y se usa en aquellos trabajos en los que se precise un lijado suave. Su uso principal es para lijar piezas que de tamaño medio y sin ángulos.

Herramientas eléctricas para madera

- Lijadora excéntrica. También llamada rotorbital, se trata de una herramienta profesional dada su potencia, resistencia y versatilidad. El lijado que hace es circular, lo que permite el pulido de superficies curvas y cantos. Está diseñada para momentos en los que hay que retirar gran cantidad de madera y en superficies de gran tamaño.

Herramientas eléctricas para madera

- Multilijadora o lijadora triangular o delta. Su pequeño tamaño y su manejabilidad lo convierten en una herramienta imprescindible en cualquier hogar. Su forma triangular es ideal para lijar partes estrechas, zonas de acceso complicado y maderas con ángulos o rincones. Sus usos más habituales son para lijar superficies pequeñas, restaurar y renovar muebles y para lijar piezas de difícil acceso para trabajar como barrotes de madera.

Herramientas eléctricas para madera

- Lijadora de banda o minibanda. Destaca por su gran potencia y rapidez de trabajo. Está pensada para lijar grandes superficies lisas, tableros, suelos o cualquier superficie que requiera de un lijado poco preciso como, por ejemplo, cuando se quiere retirar el barniz del parqué o de puertas. Sus rodillos mueven la zona plana de la lija a favor de la veta. No es recomendable para superficies curvas ni muebles.

Herramientas eléctricas para madera

 

Para ranurar

Fresadoras

Si ya has pasado el listón de buen aficionado al bricolaje y te apetece introducirte en trabajos en madera de mayor envergadura, quizás debas comprarte una fresadora. Se trata de una herramienta para realizar ranuras, cajas, acanalados, moldurados, grabados y mucho más, a través del arranque de madera mediante un accesorio cortante que es la fresa.

Es una máquina potente de entre 1.000 y 1.200 vatios (W) de potencia y que genera unas revoluciones por minuto que van de alrededor de 10.000 a unas 25.000 (los modelos profesionales alcanzan más).

Conoce las partes de las que se componen:

  1. Cuerpo de la máquina. Carcasa que protege el motor de la fresadora.
  2. Rejilla de ventilación. Para evitar recalentamientos. Debe estar siempre libre de polvo.
  3. Selector de velocidad. Permite preseleccionar el número de revoluciones en función del tipo de material con que se trabaja.
  4. Pomos para sujetar y guiar. Uno a cada lado, permiten empujar y guiar la fresadora a lo largo de la pieza que se va a fresar. Deben ser ergonómicos y de material suave.
  5. Control de la profundidad de fresado. Con esta regla se establece la profundidad a la que se quiere introducir la fresa en el material.
  6. Bloqueo del eje del husillo. Con él se evita que se mueva el husillo cuando se va a cambiar la fresa.
  7. Guía.
  8. Tope de guía. Tornillo para bloquear la guía.
  9. Husillo. Uno de los elementos más importantes. Sirve de soporte y le da movimiento.

¿Para sirve una fresadora?

Aquí tienes algunos de los usos más frecuentes, aunque es una máquina tan versátil que cada aficionado al bricolaje puede encontrarle otros:

  • Acanalar cantos de tableros de madera maciza o de MDF: para proporcionales un acabado decorativo. Según la fresa usada se pueden conseguir cantos de cuarto de círculo exterior o interior (radio cóncavo o radio convexo) y de mayor o menor fantasía.
  • Ranurar molduras y tableros: tanto para colocarles filos decorativos de otras maderas (como en marquetería), como para la inserción de todo tipo de herrajes.
  • Hacer cajas: para ensambles de partes de muebles. En una de las piezas que se va a ensamblar se usa una fresa y en la otra, su contraria, como en los ensambles de cola de milano.
  • Grabar nombres y diseños: para hacer carteles, personalizar cabeceros de cama de madera, etc. Se dibuja el diseño que se quiere realizar en la madera y con la fresa de rebajar o con la que se necesite para lograr el efecto deseado, se rebaja el material.
Herramientas eléctricas para madera

Las fresas

Así como en otras herramientas, la importancia radica en la propia máquina, con las fresadoras, tan importante como ellas son las fresas que se utilicen. Las de mayor calidad son las fresas con punta de carburo de tungsteno; son precisas y tardan en desafilarse, aunque el afilado lo debe hacer un profesional. Las fresas de acero de gran velocidad son más asequibles y aunque se desafilan antes, se pueden afilar en casa con una piedra de afilar.

Según la forma de la cabeza de la fresa, puedes hacer un tipo u otro de corte.

Torno

El torno es una herramienta eléctrica que rota las piezas de trabajo. Eso hace que este instrumento sirva para modelar madera y así ranurar, rebajar o hacer hendiduras a la madera. La pieza se engancha en el husillo del torno y el cabezal del torno es el que gira la pieza a través de un eje, que se mueve a distintas velocidades, para que las herramientas del torno desbasten la madera hasta conseguir la forma deseada.

La elección de un torno dependerá del peso, la potencia, el tamaño y la capacidad de volcado que determina la anchura máxima de las piezas que se pueden trabajar. Además, existen tornos específicos para realizar trabajos de precisión en miniatura.

Herramientas eléctricas para madera

 

Para cortar la madera

Sierras

Pueden ser sierras circulares, de calar y de sable.

- Sierra de calar o caladora: esta herramienta eléctrica de mano permite cortar, ya se con líneas rectas o curvas, piezas de madera. El tipo de corte lo determinará la velocidad de corte empleada y el tipo de hoja escogida. En este sentido, existen hojas de dientes finos, medianos y grandes, con mayor o menor número de dientes y con diferentes direcciones en la posición de los dientes que determinan el tipo de corte. La sierra de calar es ligera y fácil de manejar. Puedes seguir ampliando la información sobre los tipos de hojas de sierra que hay para caladora.

Herramientas eléctricas para madera

- Sierra circular: con esta herramienta se pueden hacer cortes transversales y longitudinales gracias a su hoja dentada. Si quieres, puedes conocer cuáles son las diferencias entre la sierra circular y la de calar.

Herramientas eléctricas para madera

- Sierra de sable: se diferencia por su forma alargada y su flexibilidad en el trabajo que permite realizar cortes en superficies de difícil acceso.

Herramientas eléctricas para madera

Ingletadoras

Las ingletadoras o ingletedoras son las más potentes cortadoras de madera (aunque también de otros materiales) con que cuentan los aficionados al bricolaje que realizan una buena cantidad de trabajos de carpintería. Son herramientas muy valoradas por los profesionales y muy útiles para los no profesionales siempre que tengan cierto volumen de trabajo que pueda compensar la inversión en ella.

Las ingletadoras son máquinas estacionarias, es decir, que necesitan apoyarse firmemente sobre una superficie para su utilización, aunque se pueden transportar de un lugar a otro, gracias a su asa. Su funcionamiento se basa en cortar las piezas de madera que se sitúan sobre su mesa de trabajo bajando la hoja de corte hasta atacar la pieza. Sus potencias de trabajo parten de los 1.200 vatios (W) y sus revoluciones por minuto rondan las 5.000-7.000. Las ingletadoras utilizan discos de corte que deben elegirse según el material que se vaya a trabajar.

Los aspectos más importantes de la ingletadora y lo que distingue unas de otras son la altura de corte y el ángulo de corte.

  • La capacidad de corte: determina el tamaño de las piezas que se pueden cortar a lo alto y a lo ancho. A más capacidad de corte, se podrán trabajar piezas más grandes.
  • El ángulo de corte: es la capacidad de corte en inglete (de ahí su nombre); el corte más típico es el de 45º, pero hay máquinas que permiten ángulos de 47º. Normalmente, para los cortes en ángulo disminuye en unos centímetros la altura de corte posible.
Herramientas eléctricas para madera

Conoce las partes de las que se componen:

  1. Empuñadura. Todas las máquinas disponen de una empuñadura ergonómica para poder trabajar con comodidad y con la mayor seguridad posible. El mecanismo permite bajar y subir la hoja de corte.
  2. Botón o palanca de liberación del brazo. Para que funcione, además de apretar el gatillo de la empuñadura, hay que accionar el botón o palanca que libera el brazo.
  3. Caperuza de protección. El disco de corte está protegido por una carcasa de plástico o metal ligero. Hay una carcasa fija en la parte superior y otra móvil que se va abriendo a medida que el disco ataca la madera. Cuando se levanta la hoja de sierra, la caperuza se cierra, protegiendo de nuevo el disco.
  4. Regleta tope. Puede o no ser regulable y es la parte contra la que se apoyan las piezas para que queden firmemente apoyadas antes de hacer el corte.
  5. Plataforma de corte. Parte donde se apoyan las piezas. Generalmente es telescópica para facilitar el corte de elementos grandes. La capacidad de corte viene establecida por la capacidad de la mesa de corte.
  6. Disco de corte. Tan importante como la máquina, debe ser adecuado al material que se va a cortar, al diámetro de la máquina y estar en buenas condiciones de uso.
  7. Regulación del inglete. Dispositivo para fijar el ángulo del corte a inglete.
  8. Regulación del bisel. La mayoría de ingletadoras permite el corte a bisel, incluso a la vez que se corta en inglete.
  9. Extracción de viruta. Orificio para la extracción del serrín o virutas, con posibilidad de acoplar un aspirador de taller o una bolsa desmontable.
  10. Soportes de apoyo. Muy útiles para apoyar piezas largas cuando se cortan a inglete. Son extraíbles a la medida deseada.

Para sirve una ingletadora

Las ingletadoras son las herramientas de corte ideales para todo tipo de trabajos en madera, según los cortes:

  • Cortes rectos: para cortar a lo largo frisos, lamas para suelos, tanto de madera como laminados.
  • Cortes a inglete: para la realización de uniones de piezas en ángulo, como marcos, cercos de puerta, molduras, etc.
  • Cortes a bisel: para la realización de determinados frisos, para la unión de piezas, para la realización de molduras.
  • Cortes combinados: para la construcción de vigas y recubrimientos de madera para buhardillas, para la realización de estructuras de madera en pérgolas y cenadores.

Ingletadoras con mesa

Algunos modelos de ingletadora incorporan una mesa superior de corte. Esta permite realizar los cortes con la parte superior del disco, apoyando las piezas en la mesa, como si se tratara del banco de trabajo y de una sierra circular. Se sitúa sobre la mesa el listón o pieza de madera y se va empujando hacia la hoja para cortarlo. La guarda del disco permite trabajar con total seguridad.

Herramientas eléctricas para madera