Hoteles de insectos: adiós a las plagas

Por Leroy Merlin

Si quieres reducir al máximo el uso de productos fitosanitarios en tus espacios exteriores, hay varias especies de insectos que se pueden convertir en tus aliadas. Invítalos a instalarse en tu jardín proporcionándoles un hotel a su medida.

Mariquitas, abejas, mariposas e incluso algunas especies de mosquitos son insectos muy beneficiosos para los huertos o jardines. La explicación nos la da la naturaleza. La denominada “fauna útil” se alimenta de otras especies que podrían convertirse en plagas y atacar a tus árboles y plantas. Tú les proporcionas un hábitat adecuado (determinadas plantas que atraen a la fauna útil) y ellos reproducen las relaciones biológicas naturales para favorecer un equilibrio en tu jardín.

Por ejemplo, las mariquitas son las perfectas aliadas para mantener a los pulgones y las cochinillas alejados de tus plantas. Una mariquita adulta puede consumir más de 1.000 pulgones por temporada y una hembra puede poner más de 1 millón de huevos.

Hoteles de insectos adiós a las plagas

Un hábitat adecuado para la fauna útil

Los hoteles de insectos sueles ser estructura de madera sin tratar, que contienen piñas, trozos de corteza, cañizo y otros materiales naturales. El objetivo es recrear los distintos hábitats que los insectos encuentran en la naturaleza. Pero hay otras medidas que puedes tomar para crear un oasis para la fauna útil:

  • Zonas de piedras. Una zona de piedras en un lugar soleado y tranquilo puede ser un buen lugar de descanso para las lagartijas o los sapos, que en verano, se encargarán de librarte de insectos molestos, como moscas y mosquitos.
  • Macizos de plantas y flores. Además de decorar tu jardín, servirán de alimento a varias especies beneficiosas. A las mariposas les gustan la lavanda, la buddleia, el aster, o las moras y frambuesas; las abejas necesitan flores, tienes mucho donde elegir.
  • Estanques con salida. Los estanques deben ofrecer siempre a los animales la posibilidad de salir de ellos arrastrándose. Una tabla a la orilla, por ejemplo.
  • Montones de hojas secas. En las hojas secas y los montones de maleza hibernan muchos animales útiles para el jardín, como las mariquitas o los erizos. Así que no limpies demasiado el jardín en otoño; deja algún montón de hojas secas hasta la primavera.
Hoteles de insectos adiós a las plagas