Ilumina tu casa de Navidad: todo lo que debes saber sobre luces de interior

Por Leroy Merlin

Son imprescindibles: las luces de Navidad llenan de magia cualquier estancia de la casa. En LEROY MERLIN te contamos todo lo relacionado con la iluminación para que estas fiestas aciertes.

Desde una guirnalda enredada en las ramas del árbol, lágrimas que descienden por la ventana o unas estrellas colgadas en un rincón. Cada tipo de luz es para un sitio. ¿Sabías que hay diferentes tonalidades? ¿Y que hay luces de Navidad con enchufe y otras a pilas? Desde los aspectos más estéticos hasta los prácticos como el consumo de este tipo de iluminación. Te lo contamos todo para que escojas con conocimiento el tipo de iluminación navideña que tu casa necesita para brillar.

¿Con enchufe o a pilas?

Hay soluciones de luces que funcionan con corriente eléctrica y necesitan ser enchufadas, para lo que debes tener en cuenta la distancia entre el lugar donde las vas a instalar y el enchufe. Y modelos a pilas, que los puedes colocar prácticamente en cualquier lugar, solo deberás ocultar la cajita de las pilas por estética. Ten en cuenta que al tratarse de luz LED el consumo es bastante bajo por lo que una batería durará muchas horas.

Un consejo si escoges una solución luminosa con enchufe: mide el ancho o largo del lugar donde vayas a poner las luces y dale 1,5 metros de más.

¿Qué tipo de solución necesitas?

Debes pensar qué quieres decorar en tu casa para elegir el tipo o formato de luz que más encaje. Hay una para cada lugar que se te ocurra. El árbol, una repisa, una escalera… ¿empezamos? Te vamos a dar unas ideas sobre los modelos que encontrarás en LEROY MERLIN y dónde utilizarlos, pero con imaginación seguro que se te ocurren otras tantas combinaciones.

Las guirnaldas son perfectas para decorar árboles de Navidad (rodeándolos y enredadas entre sus ramas para salpicarlo de pequeñas luces), una repisa o estante, introducir en un jarrón… son versátiles, las tienes con pilas y con enchufe y de diferentes largos. A mayor longitud, más número de bombillas LED incorpora. Así que mide el lugar donde la colocarás para saber qué medida se adapta mejor.

Ilumina tu casa de Navidad

Hay también guirnaldas con ventosas en cada punto de luz, generalmente decorado con un motivo, para que fijes cada luz en el punto que quieras, por ejemplo, alrededor de un espejo o “salpicando” el cristal de una ventana.

Para que te orientes, en LEROY MERLIN encontrarás guirnaldas de diferentes longitudes: menos de 1 metros, 1,20 m; 1,50 m; 1,80 m; 2,10 y 2,14 m. Piensa que puedes colocarlas dobles o triples si quieres que haya más puntos de luz, por ejemplo, sobre un estante o la repisa de la chimenea. Es decir, si es más larga y la doblas a la mitad, tendrás más puntos de luz.

En el caso de que la guirnalda sea para iluminar el árbol, los colores que vayan a decorarlo pueden ayudarte a elegir el tono de la luz de la guirnalda. La luz cálida o amarilla para un árbol tradicional en dorado, rojo y verde. La blanca para un árbol en azules y plateados. O multicolor para el árbol más alegre y desenfadado. Ten en cuenta también que los cables de las guirnaldas pueden ser oscuros (negros o verdes para que se disimulen entre las ramas de un árbol) o transparentes, perfectos para árboles de hoja blanca –que simulan nieve- o dentro de un jarrón para que se vean solo los puntitos de luz.

Y sé creativo. Puedes llevar la magia de la luz a cualquier rincón. ¿Has pensado en sorprender en la mesa a tus invitados? Con pequeñas guirnaldas a pilas tendrás una decoración muy especial como centro de mesa o para marcar el puesto de cada comensal antes de que se sirva la comida. ¡Copia esta idea!

Ilumina tu casa de Navidad

Y si lo tuyo son las figuras pero quieres una versión mini con luz, cuelga estos simpáticos muñecos de nieve y regalos en casa.

Ilumina tu casa de Navidad

Otra opción para el interior son las letras, perfectas para un centro de mesa, decorar sobre el aparador o en la repisa de la ventana para que se vean desde fuera. Suelen funcionar con pilas y se encienden y apagan con un interruptor.

Ilumina tu casa de Navidad

Y no te olvides de las estrellas, ¡tan navideñas! Pueden lucir apoyadas en una mesa, colgadas en el techo en un rincón, en la pared o delante del ventanal.

Ilumina tu casa de Navidad

También tienes árboles de luz, figuras cónicas que evocan un abeto navideño, que incorporan luces. O regalos que se iluminan.

Ilumina tu casa de Navidad

¿Conoces los proyectores? Una forma original de decorar con luz. Se trata de sistemas de luz que proyectan motivos navideños. Orienta el proyector hacia una superficie, enciende y verás cómo se llena de figuras como copos de nieve o personajes navideños. Puedes jugar con ellas en una pared despejada del salón o en una zona de paso.

Ilumina tu casa de Navidad

Siempre LED por su vida y consumo

Porque el consumo el menor y su vida muy larga. Son más eficientes energéticamente en comparación con las luces incandescentes tradicionales. Además, el LED no se calienta así que puedes mantener encendidas las luces de Navidad durante muchas horas (que es lo que generalmente sucede durante las fiestas) sin miedo a que se calienten o quemen.

Una guirnalda de 8,5 metros con 100 luces LED blancas necesita una potencia de 7,4W. Eso se transforma en 0,0074 KW por hora, que es lo que consumirían. Multiplica por el precio de la luz y tendrás el gasto que implica tu guirnalda. Es muy poco el gasto en el caso de los LED, hasta un 80% menos que el consumo de las luces incandescentes.

El color o temperatura de la luz y sus efectos

Encontrarás un sinfín de posibilidades. Al hablar de color o temperatura de la luz hay que tener en cuenta 3 tonalidades, que se miden en grados Kelvin: luz cálida, luz fría y luz neutra o natural. En las luces navideñas encontramos también estas temperaturas. La luz fría tiende a ser azulada. La neutra es blanca y la cálida es amarilla. También hay luces de Navidad multicolor que mezclan colores o que colorean todos sus LED del mismo.

Las luces pueden ser fijas o intermitentes. Muchos diseños incorporan programadores para que varíe la manera en que se muestran: se encienden y apagan a diferente ritmo, parpadean, pierden progresivamente intensidad para volver a encenderse luego… ¡Efectos que hacen que cada día la iluminación navideña sea diferente!

Según el tipo de decoración que te apetezca elige uno u otro tono de luz. Para un efecto divertido, siempre luces de colores. Pero si por el contrario prefieres algo más elegante, opta por la luz amarilla. Más hogareña y cálida. La blanca es perfecta para dar sensación de ambiente frío y nevado o para que se vea bien desde lejos, por ejemplo, desde la calle. Y sobre blanco, si en tu Navidad aparece la nieve (piensa en un abeto de los que simulan estar cubiertos de nieve), la luz azul crea un bonito contraste.