Iluminación para un jardín más seguro 

Por Leroy Merlin

Una buena iluminación ambiental para los accesos y otras zonas del jardín es esencial para mejorar la seguridad, con el doble objetivo de disuadir a posibles intrusos y evitar accidentes. Los automatismos son de gran ayuda para lograrlo.

Hay 4 zonas del jardín que conviene iluminar correctamente para mejorar la seguridad en el exterior: los accesos, la fachada, el jardín y la piscina. Los accesos peatonales y de vehículos deben estar bien iluminados para permitir entrar y salir cómodamente cuando no hay luz natural y para “informar” de que hay gente dentro.  En las viviendas unifamiliares es recomendable una iluminación general en las fachadas, con interruptor en el interior. Lo ideal es elegir soluciones que proporcionen un amplio ángulo de iluminación, para dar luz a más superficie.

Iluminación para un jardín más seguro

Una correcta iluminación del jardín aporta calidad de vida y ayuda a proteger el entorno del edificio. Ilumina correctamente los caminos con balizas solares o pequeñas lámparas de pie o farolas. La iluminación de las zonas de estar también proporciona seguridad. Si tienes piscina debes tener en cuenta que merece luces propias, tanto en el interior del agua como para los bordillos y alrededores.

Iluminación para un jardín más seguro

Optimizar la iluminación

Los detectores de presencia o de movimiento son una excelente solución para automatizar la iluminación exterior en los accesos a la casa. Las lámparas se encenderán solo cuando detecten el movimiento de personas, lo que supone un importante ahorro energético. Al mismo tiempo que tienes luz de manera automática, aporta seguridad si se acerca algún intruso. Algunos focos y lámparas solares los llevan incorporados.

Los sensores crepusculares detectan la escasez de luz del final del día y emiten una orden a las lámparas a las que estén conectados, para encenderlas. Gracias a ellos, mantendrás tu jardín iluminado y, por lo tanto, seguro, aunque no estés en casa. También se pueden acoplar sensores crepusculares a las persianas, para bajarlas en cuanto se haga de noche.

Los programadores permiten programar el encendido y apagado de la iluminación tanto exterior, como interior de la vivienda, para simular que hay alguien dentro de casa.

Iluminación para un jardín más seguro

Seguridad eléctrica 

Muy importante es también prestar atención a la seguridad eléctrica en el exterior. Todos los interruptores y enchufes tienen que ser estancos. Si existen cajas de derivación también debes tener la garantía de que son las idóneas para hacer frente a la lluvia y al polvo. En caso de prolongar instalaciones eléctricas, el cableado se debe llevar hasta los puntos de luz mediante tubo corrugado de enterrar normativo y resistente al impacto, o mediante tubos rígidos de exterior. Las lámparas y apliques deben tener una referencia IP (índice de protección) alta, apropiada para resistir las inclemencias del tiempo sin alterar la seguridad. 

Planifica la iluminación para evitar rincones oscuros

Automatizar la iluminación exterior con sensores y programadores es la forma más cómoda de aumentar la seguridad en esta zona de tu hogar. Las luces se encenderán cuando anochece, cuando alguien se acerque a las entradas de la casa o en el horario concreto que tú decidas.

Sensores de presencia y movimiento

Son pequeños dispositivos que detectan la presencia o el movimiento de personas en un radio de acción determinado y activan el encendido de lámparas (o de cualquier otro mecanismo al que estén conectados). La mejor ubicación para instalarlos es en la parte alta de una pared, a 2,5 m, en una zona con un radio de acción amplio, que comprenda el acceso por las puertas del jardín o del garaje, y sin elementos que se muevan, como ramas o sombrillas, etc. Existen  muchas soluciones de iluminación con sensor de presencia incorporado.

Sensores crepusculares

Detectan los niveles de luz ambiental y activan el encendido de luces cuando anochece o las apagan cuando es de día. Sitúalos en lugares despejados, no ocultos por vegetación, y donde no se produzcan sombras repentinas.

Programadores de iluminación

Te permiten programar a tu voluntad el encendido o apagado de las luces para dar sensación de que hay alguien en casa. Se usan mucho en el interior, pero también fuera de la vivienda, y puedes acoplarlos a lámparas con enchufe (siempre con un índice de protección adecuado para exterior).

Bombillas inteligentes

Existen bombillas que incorporan el sensor crepuscular en su propio cuerpo. Un pequeño interruptor en el casquillo permite, en posición “on”, detectar cuando anochece y encender la luz, con lo que te evitas tener que instalar aparatos extras. También existen bombillas led que se pueden conectar al móvil por Wi-Fi o Bluetooth y permiten controlar desde cualquier lugar su encendido o apagado. Algunas llevan mando a distancia para manejarlas sin cables desde el interior de tu hogar.