Insecticidas, la solución a la procesionaria del pino

Por Leroy Merlin

Para utilizar insecticidas, primero debes probar a hacer la descripción del insecto

  • Aspecto: el adulto es una mariposa nocturna de entre 3 y 5 cm; las orugas pueden llegar a tener 4 cm, poseen pelos de colores variados, cabeza oscura y patas cortas.
  • Las hembras depositan hasta 200 huevos en las acículas de los pinos, y al nacer las orugas ya empiezan a manifestar comportamientos gregarios, desarrollando los típicos bolsones.
  • Según la climatología, tardan entre 1 y 2 años en completar el ciclo biológico.

Plantas que ataca

Todas las especies de pinos y cedros; marcada preferencia para el pino canario y el pino radiata.

Insecticidas, la solución a la procesionaria del pino

Sintomatología y daños  

  • Las primeras orugas provocan ramilletes secos de acículas y a medida que van creciendo causan ya defoliaciones; con el tiempo y el frío construyen los típicos nidos hibernales.
  • Ante fuertes ataques, los pinos frenan su crecimiento, aumentan el estrés y pueden favorecer el ataque de otros insectos como son los perforadores.
  • Las orugas de la procesionaria se caracterizan por la peligrosidad de sus pelos urticantes, factor a tener muy en cuenta en zonas con importante uso social (personas y animales).

Medidas preventivas

  • No utilizar las especies de pinos más sensibles a la procesionaria en las plantaciones.
  • Colocación de cajas nido para aves insectívoras, depredadoras de las orugas.
  • Para facilitar la recuperación del árbol defoliado se pueden realizar mejoras en el suelo mediante aplicaciones periódicas con abonos orgánicos animales o del tipo abono de compost; también pueden realizarse abonados líquidos o granulados sólidos aplicados a suelo o a planta si el abono tiene capacidad sistémica.

Medidas curativas

  • Si aparecen ataques puntuales, eliminar por corta y destrucción los bolsones de los árboles.
  • La utilización de trampas de feromona sexual puede servir para grandes extensiones de pinos.
  • Los tratamientos químicos deben dirigirse hacia las orugas más jóvenes, aplicando sobre los bolsones o ramas afectadas productos insecticidas específicos como el insecticida contra la procesionaria del pino.