Instala emisores térmicos eléctricos

Por Leroy Merlin

Los emisores térmicos son un tipo de radiador eficiente alternativo a la calefacción central y una opción para las viviendas que no tengan preparadas tuberías para sostener un circuito de calefacción. Para su instalación no es necesario realizar obras. Podrás individualizar el calor de cada estancia al poder programar el horario de cada emisor de manera independiente.

Descripción

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Elige el tipo de emisor eléctrico

Los emisores son recomendables en viviendas con necesidades de calefacción moderadas porque están muy bien aisladas, situadas en zonas donde el frío no es intenso o para hogares de tamaño medio; y en pisos con calefacción central que requieren de un refuerzo de calor en horas concretas.

Existen tres tipos de emisores eléctricos: de mica o secos, de fluido y cerámicos. La diferencia radica en su rapidez en alcanzar el máximo de temperatura pero, sobre todo, en su inercia térmica, es decir, el tiempo que son capaces de mantener el calor acumulado, lo que supone una reducción del consumo y una mayor eficiencia energética.

1.1. Los emisores secos son los que más rápido alcanzan el máximo de temperatura, ya que su resistencia de aluminio calienta de inmediato los paneles de mica, pero tienen poca inercia térmica (son menos eficaces para mantener el calor a lo largo del tiempo). Son aconsejable para estancias que necesitan ser calentadas rápidamente o cuando los vas a utilizar pocas horas. Calientan el aire por convección.

1.2. Los emisores de fluido se fabrican con láminas de aluminio de fundición que se calientan mediante un fluido caloportador, que calienta de manera uniforme el aparato y por el que circula de manera rápida. Tardan más en calentarse que los de mica, pero lo compensan con una mayor inercia térmica y un calor más confortable al ser por radiación. Son apropiados para instalaciones completas, donde busques un equipo para un sistema de calefacción integral de tu vivienda. Resultan muy útiles cuando se van a usar entre 5 y 8 horas diarias.

1.3. Los emisores cerámicos incorporan un material cerámico en su interior, capaz de producir un calor muy natural que calienta el ambiente de manera uniforme. Son los que más tardan en alcanzar el máximo de temperatura, pero su inercia térmica es muy superior a la de los otros dos, con lo que permiten utilizarlos en función de la tarifa eléctrica más conveniente. Son los más recomendables cuando se van a utilizar mucho tiempo, es decir, más de 8 horas.

 

Paso 2

Coloca los emisores

Decide dónde necesitas montar los emisores. Recuerda que, en el cuarto de baño debes extremar las medidas de instalación. Como norma general, no debe de haber ningún dispositivo eléctrico o enchufe a menos de 60 cm de las zonas húmedas, especialmente de bañera o ducha.

2.1. Marca los puntos de anclaje. Coloca la plantilla del emisor: las flechas te indicarán la posición en que tiene que ir al suelo, la altura en la que debe ir instalado y la distancia de separación con el suelo. Ten en cuenta el rodapié que tienes en la habitación para que no interfiera en la instalación. Marca los cuatro puntos de anclaje.

Instala emisores térmicos eléctricos

2.2. Taladra los puntos de anclaje con una broca adecuada al material de la pared. Ten en cuenta que, como medida de precaución, no debe haber muebles u otro tipo de obstáculos, como una pared, mocheta o columna a menos de 15 cm del lugar donde vas a instalar el emisor. Así mejoras su eficiencia y evitas posibles peligros de inflamación. Si colocaras una repisa tendría que estar a un mínimo de 15 cm por encima del aparato.

Instala emisores térmicos eléctricos

2.3. Coloca los tacos con la mano y golpea hasta enrasar con un martillo. Utiliza la broca apropiada, en el cartón yeso y sobre azulejos taladra sin percutor y el taco adecuado para tu pared, hay específicos para paredes revestidas con azulejos, de rasilla, ladrillo o de cartón yeso.

Instala emisores térmicos eléctricos

2.4. Fija los soportes en posición vertical. Primero pon el tornillo de arriba y luego el de abajo. Apriétalos fuertemente con el atornillador eléctrico y comprueba que han quedado bien fijos.

Instala emisores térmicos eléctricos

2.5. Instala el emisor eléctrico. Para colgarlo correctamente mete primero la parte de abajo en el canal trasero del emisor, así no se moverá. Después la parte de arriba, que debe colgarse sobre las pestañas de las pletinas metálicas.

Instala emisores térmicos eléctricos

2.6. Comprueba que el emisor encaja perfectamente y que no se mueve en ningún sentido. La plantilla te ayuda a que quede como corresponde, completamente vertical y horizontal sobre la pared plana.

Instala emisores térmicos eléctricos

2.7. Conéctalo a la corriente. Ponlo en marcha en el control de funciones y comprueba su funcionamiento. Ya está listo para su programación.

Instala emisores térmicos eléctricos

 

Paso 3

Programa el emisor

Después de hacer la instalación lee las recomendaciones del fabricante para la programación de los emisores. Podrás adaptar cada aparato a la necesidad de cada momento y de cada habitación. Algunos modelos incorporan un mando a distancia para manejar las funciones en remoto. Además, disponen de un termostato que regula el encendido y apagado del aparato según la temperatura seleccionada para cada estancia y de acuerdo con la programación elegida. Lo normal es que los aparatos tengan varios modos de utilización programados para adaptar a tu gusto: hay opciones de encendido por horas, en función de las horas en las que estás en casa, por días de la semana, por fines de semana, muy útil si los instalas en una segunda residencia, etc.

Los emisores más modernos disponen de otras funciones de control automáticas como detector de presencia, detector de ventanas abiertas, módulo de comunicación con smartphones (sistema i-Control) para disfrutar del mayor confort, ahorro y comodidad posible.

Paso 4

Mejora la eficiencia de los aparatos

La limpieza de los aparatos es determinante para mejorar la eficiencia del calor. Su lacado es muy resistente. Utiliza un trapo un poco húmedo para quitar el polvo. No emplees nunca productos abrasivos ni utilices el emisor como tendedero.

 

Materiales y herramientas

  • Emisor eléctrico
  • Kit de anclaje
  • Taladro eléctrico
  • Lápiz