Colocar suelo laminado

Por Leroy Merlin

El suelo laminado es el más elegido para revestir salones y habitaciones de la casa. Se coloca con muy pocos útiles y su instalación está al alcance de cualquier persona atrevida. Es imprescindible colocar siempre una lámina de aislamiento sobre la solera existente.

Elige bien

Además del gusto personal, para elegir debes tener siempre en cuenta el uso que vas a dar al suelo, si va a ser zona de poco o mucho tránsito, para seleccionar según su resistencia. El suelo se distingue por un código de resistencia, los recomendables entre el AC3 y el AC6

  • AC3. Nivel de resistencia medio. Uso doméstico indicado para lugares de poco tránsito, como dormitorios.
  • AC4. Nivel de resistencia alto. Uso doméstico en lugares transitados, como recibidores, pasillos, salones. Algunos modelos también pueden usarse en baño y cocina (hechos en PVC).
  • AC5. Nivel de resistencia muy alto. Uso doméstico intenso en lugares muy transitados y en pequeños comercios.
  • AC6. Nivel de resistencia extremo. Uso comercial en salas de reuniones, oficinas, restaurantes, tiendas.

En cuartos de baño y cocina: existe tarima laminada de PVC apta para colocar en lugares húmedos como estos.

Tipos de desnivel para el suelo

  • Perfil de desnivel. Se utilizan cuando hay que salvar diferencias de altura entre dos suelos.
  • Perfil de transición. Sirven para unir dos tramos de suelo entre dos habitaciones o cuando hay que dejar juntas de dilatación.
  • Mamperlán. Pieza especial en L para colocar entre los cantos de las huellas y contrahuellas de un peldaño de escalera.

El acabado de los suelos

Los suelos laminados tienen diferentes acabados. Su fabricación consigue distantas texturas:

  • Liso: es suave al tacto y da un aspecto ligero y de continuidad. Imita infinidad de materiales, desde la madera al metal.
  • Poro: tiene brillo satinado e imita al poro en el suelo tradicional.
  • Aserrado: reproduce las estrías de la madera natural aserrada.
  • Estructurado: con relieve poroso que no sigue la veta de la madera.
  • Sincronizado: relieve poroso que reproduce la veta y los poros de la madera de la lama.

Consejos

  • El suelo laminado lo puedes colocar sobre cualquier tipo de superficie, siempre que esté limpia, seca y en buen estado de planeidad.
  • Si hay humedades es recomendable solucionar primero el foco de las mismas.
  • Para trabajar bien y rápido debes liberar la habitación de todo tipo de mobiliario.
  • Las tablas del suelo laminado son muy finas, entre los 7 y los 12 mm de grosor.
  • Todas incorporan una lámina de aislamiento que ayuda asentar la tabla.
  • No utilices productos abrasivos para limpiar el suelo laminado. Con aspiración y el paso de una mopa humedecida con agua o producto de limpieza es suficiente.

Mira los detalles en el siguiente vídeo y el paso a paso, y aprende a instalar un suelo laminado:

Descripción

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Preparar el suelo

1.1. Retira el antiguo rodapié de la habitación. Si es de madera o laminado lo puedes hacer con un destornillador plano y un martillo. Si es de cerámica, utiliza un cortafríos y maceta.

Instalar suelo laminado

Truco: pasa una cuchilla o el canto de la espátula sobre la junta de la pared y rodapié para que el yeso o pintura no se desprendan.

1.2. Repara todos los desconchones o desprendimientos que encuentres en las paredes. Así podrás fijar mejor el rodapié.

Instalar suelo laminado

1.3. Retira todas las tablas del suelo antiguo y también la moqueta. Si es un suelo cerámico y hay alguna baldosa rota, pica y retira los cascotes y rellena luego con mortero, igualando con el resto de baldosas. Comprueba que el suelo está plano. Los suelos laminados admiten pocas variaciones, en torno a los 2 mm, aunque depende de los fabricantes. Pasa un listón por los puntos donde estimes que hay posibles variaciones.

Instalar suelo laminado

1.4. Si es un desnivel puntual, lo puedes arreglar con pasta o mortero. Si hay demasiados desniveles, lo mejor es que extiendas una pasta autonivelante.

Instalar suelo laminado

 

Paso 2

Coloca el aislamiento

2.1. Extiende el rollo de aislamiento por toda la habitación. Deja que sobresalga unos 10 cm por el zócalo de las paredes.

Instalar suelo laminado

2.2. Desenróllalo hasta el otro extremo de la habitación y corta con una cuchilla o tijeras.

2.3. Sigue con otras planchas hasta completar todo el suelo. Las plantas deben quedar a testa unas junto a otras, sin necesidad de solape.

Instalar suelo laminado

 

Para qué el aislamiento

El aislamiento es imprescindible para la durabilidad del suelo y para la comodidad de los habitantes de la casa. Evita pequeños desniveles del suelo y ayuda a mejorar las condiciones acústicas.

  • Para suelos propensos a la humedad hay que instalar lámina antihumedad.
  • Para zonas frías, por ejemplo para una habitación sobre el garaje, hay que poner lámina de aislamiento térmico.
  • Para evitar ruidos de impacto lo mejor es poner una base de aislamiento acústico.

Paso 3

Instala la tarima

3.1. Pon cuñas junto a las paredes, para garantizar una separación para posibles dilataciones de unos 8 mm.

Instalar suelo laminado

3.2. Empieza por un extremo de la habitación, dejando en el lateral la misma junta de dilatación. La lengüeta tiene que quedar junto a la pared.

Instalar suelo laminado

Truco: coloca las tablas de la tarima siempre de manera perpendicular a las aristas del aislante.

Instalar suelo laminado

3.3. Completa hasta el otro lado de la habitación encajando unas piezas a otras por el ensamble lateral. Empieza la siguiente fila con una pieza no inferior a 20 cm de largo.

Instalar suelo laminado

3.4. Para encajar de manera frontal unas piezas a otras sólo hay que aproximar la lengüeta al machihembrado, levantarla unos 45º y presionar al bajar hasta escuchar un ligero clic cuando encajan las dos tablas.

Instalar suelo laminado

3.5. Para unir con dos piezas, encaja primero la lengüeta lateral, también en ángulo de 45º. Después mete la lengüeta en la ranura frontal, levantando las piezas en 45º y presionando al bajar, hasta oír el clic.

Instalar suelo laminado

3.6. Cuando hay que rellenar un hueco junto a la pared con tablas de menor tamaño haz así: coloca una tabla sobre la última colocada. Y sobre esta otra que llegue hasta la pared. Marca la línea del corte a lo largo de la tabla intermedia.

Si un suelo laminado está bien instalado no debe quedar imperfección apreciable en el mismo, creando juntas que apenas se perciben.

Ajustar con la tira lama

Con esta pequeña pieza de metal puedes ajustar por los laterales las últimas piezas colocadas si quedan ligeramente desajustadas. Da golpes con la punta del martillo mientras sujetas de manera segura la lama.

 

Paso 4

Marcar y cortar

Serrar las piezas de un suelo laminado es muy fácil. Puedes emplear un serrucho o una sierra de calar. También una ingletadora.

4.1. Mide el largo de la tabla y marca con un lápiz. Para que te salga la línea perpendicular utiliza una escuadra de tacón.

Instalar suelo laminado

4.2. Coloca la pieza que vas a cortar bien sujeta sobre un banco de trabajo y sierra, con el serrucho o la sierra de calar.

Instalar suelo laminado

 

Paso 5

La tarima en una esquina

5.1. Si hay una columna o una esquina que salvar, puedes sacar la esquina de una sola pieza así: aproxima una pieza hasta el rincón y marca, con ayuda de una escuadra, el punto de la perpendicularidad de la pared.

Instalar suelo laminado

5.2. Pon a continuación la misma pieza hasta el otro rincón. Marca con la escuadra la línea perpendicular que llega desde la pared.

Instalar suelo laminado

5.3. Traza las dos líneas y, para que no haya error, traza con el lápiz la zona de corte.

Instalar suelo laminado

5.4. Corta con la sierra de calar o con serrucho y encaja la pieza en la tarima anterior, llegando con la tabla hasta el otro extremo del rincón. La continuidad está asegurada.

Instalar suelo laminado

 

Paso 6

La transición entre suelos

6.1. Si colocas suelo continuado entre varias habitaciones, debes salvar las formas de estos y también hacer hendiduras en el cerco para que la tabla quede embutida. Pon una tabla sobre el aislante y con el serrucho plano haz el corte unos 10 mm.

Instalar suelo laminado

6.2. Rebaja con un formón los restos del corte, golpeando con un martillo. Utiliza guantes para proteger las manos.

Instalar suelo laminado

6.3. Encaja la pieza del suelo correspondiente, encajándolas de manera similar. No quedarán huecos visibles entre cerco y suelo.

Instalar suelo laminado

6.4. Encaja la pieza del suelo correspondiente, encajándolas de manera similar. No quedarán huecos visibles entre cerco y suelo.

 

Paso 7

Fija el rodapié

7.1. Mide y corta a medida todas las piezas del rodapié. En las esquinas hay que cortar a inglete de 45º para que las dos tablas juntas hagan un ángulo recto perfecto.

Instalar suelo laminado

7.2. Cuando hay que unir dos tablas para hacer continuo el rodapié, debes hacer el corte también a inglete y unir así las piezas. Da más consistencia y la unión se nota menos.

Instalar suelo laminado

7.3. Pega el rodapié a la pared con adhesivo de montaje y pistola. Extiende un cordón por la parte posterior del rodapié.

Instalar suelo laminado

 

Materiales y herramientas

  • Láminas de aislamiento
  • Tablas del suelo laminado
  • Rodapié
  • Perfiles de transición o dilatación
  • Adhesivo de montaje
  • Kit de instalación de tarima, con tiralama
  • Destornillador plano
  • Flexómetro
  • Cuchilla
  • Serrucho o sierra de calar
  • Martillo y maza