Cómo instalar una malla de simple torsión para hacer un cercado

Por Leroy Merlin

Si quieres delimitar una parcela, un jardín o una terraza, puedes hacerlo utilizando una malla de simple torsión.

Descripción

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

El replanteo

Antes de empezar la colocación hay que hacer un replanteo sobre el terreno. Debes saber lo que quieres vallar, medir y calcular los materiales necesarios.

Marca los puntos de sujeción de la malla con unas estacas o clavos de yesero.

Coloca la primera estaca en un extremo del futuro vallado. A continuación, coloca otra estaca en el otro extremo del terreno a vallar. Ata un cordel entre las dos, y así podrás marcar los puntos intermedios para los postes.

Haz marcas en el terreno donde deben ir los postes de los extremos y marca también el lugar de los postes intermedios. Separa la posición de los postes unos dos metros y medio, o promedia, según la longitud del vallado.

Paso 2

Cavar los huecos

El siguiente paso es hacer los agujeros para los postes. Cava con un palote agujeros de 30 cm por cada lado y otros 30 cm de profundidad.

Paso 3

Hacer el hormigón

Calcula el hormigón que necesitas, según la cantidad de postes que vayas a colocar. Lo puedes mezclar en la cuba de la carretilla o con hormigonera, si vas a preparar mucha cantidad.

La proporción de la mezcla es una parte de cemento, por tres partes de arena y otras tres partes de grava. Mezcla y remueve con agua. Si es en la carretilla, lo puedes hacer moviendo la mezcla con una paleta o con la azada.

Paso 4

Coloca el hormigón y los postes

Vierte el hormigón en cada uno de los huecos que has cavado para los postes. Remueve un poco con la paleta para repartirlo y fijarlo bien.

A continuación, mete cada uno de los postes en su lugar. Deben quedar alineados, siguiendo la línea del cordel de replanteo. Comprueba con el metro y el nivel que quedan todos a la misma altura y emplomados.

Con los postes en su lugar, puedes comprobar dónde irán los tornapuntas y cavar los huecos. Coloca los tornapuntas y echa el hormigón. Deja secar de 48 a 72 horas antes de seguir con la instalación de la valla.

Paso 5

Colocación de los tensores

El siguiente paso es colocar los tensores en cada poste de los extremos por cada tramo de tensión. Hay que poner al menos uno en la parte alta de la malla y otro en la parte de abajo. Se pueden colocar dos cables de tensión más en el centro de la valla, cono sus correspondientes tensores.

Coloca el tornillo para la pletina y el del tensor.

Paso 6

Colocación de la  malla

Empieza a colocar la malla por un extremo. Fíjala al poste con su pletina.

Extiende la malla hacia el otro extremo, tensando todo lo que puedas y fíjala de la misma manera. Si el poste no tiene pletina, puedes fijar la malla con alambre galvanizado en los mismos puntos.

Termina de extender la malla hasta el siguiente poste de tensión.

Paso 7

Colocación del cable de tensión

Mide y corta el cable de tensión que necesitas.

Mete un extremo del cable de tensión en el tensor y da unas vueltas al tensor. Pasa el cable de tensión por una de las líneas de rombos de un extremo a otro de la valla. Pásalo de un lado a otro cada dos rombos, tejiendo así la malla. Coloca de la misma manera los tres cables de tensión de cada tramo.

Mete el extremo del cable por el tensor del lado contrario.

Aprieta con la llave fija hasta que se tense por completo el cable y la valla quede bien sujeta.  Haz lo mismo en todos los tensores.

Ya solo te queda reforzar con alambre galvanizado en todos los puntos que desees de la valla. Retuerce y aprieta bien con unos alicates.

Materiales y herramientas

  • Poste universal con tensores
  • Malla metálica
  • Tornapuntas
  • Alambre plastificado
  • Cemento
  • Arena y grava
  • Guantes
  • Palote
  • Carretilla
  • Paleta de albañil
  • Cordel
  • Estacas o clavos de yesero
  • Nivel de burbuja
  • Pico
  • Juego de llaves fijas
  • Alicates
  • Hormigonera (opcional)