Invierno en tu jardín

Por Leroy Merlin

Aunque en invierno hay menos tareas que realizar en el jardín, puedes dedicar estos meses a poner a punto tus herramientas, además de ofrecer protección frente al frío, el viento y las nevadas.

Los días son más cortos, las temperaturas disminuyen… La actividad de tu jardín se ralentiza durante el invierno, y las tareas se centran ahora en el abono, la poda y la protección frente al frío y las heladas. Además, ya que en esta época hay menos tareas que hacer en el jardín, es la ocasión ideal para limpiar, afilar y engrasar a fondo tus herramientas de jardinero. Un buen método para desinfectar algunas de ellas, como las tijeras de poda, es utilizar alcohol.

Césped: protégelo del frío

Aunque resista mejor el frío que otras plantas, tu césped también necesitará cuidados especiales en invierno. Nunca lo pises si está mojado o helado, reduce el riego, ya que la humedad de las mañanas y el aumento de precipitaciones suelen bastar para mantenerlo hidratado y mantén la hierba alta para proteger las raíces de las heladas.

Invierno en tu jardín

Por otra parte, aprovecha esta época para eliminar las malas hierbas y aplicar una capa de abono orgánico (compost, mantillo o estiércol maduro) sobre tu césped, que nutrirá la tierra de cara a la próxima primavera y contribuirá a proteger las raíces. Si necesitas usar la zona y está escarchada, riégala ligeramente para evitar dañar el césped.

¿Cómo acabar con las malas hierbas?

Las malas hierbas son perjudiciales porque compiten con el césped por el agua, los nutrientes, la luz y el espacio. Para eliminarlas, si son pocas, puedes arrancarlas de raíz, a mano o con una azada.

Si ya se han extendido por una zona amplia de tu jardín, te recomendamos recurrir a un herbicida en el caso de las monocotiledóneas y, si son dicotiledóneas, debes plantearte resembrar el césped.

Tipos de malas hierbas

De hoja ancha (dicotiledóneas): amapola, trébol, jaramago, verdolaga, acedera, senecio, cenizo, diente de león, llantén, etc. Para eliminarlas sin dañar el césped, utiliza un herbicida selectivo. 

De hoja estrecha (monocotiledóneas): grama, juncia, etc. Al ser de la misma familia que las hierbas que forman el césped, son más difíciles de eliminar sin dañarlo.

Invierno en tu jardín

Árboles y arbustos: protégelos y crea acolchados

Los árboles y arbustos delicados, jóvenes o recién plantados sufren grandes daños con el frío y las heladas. Para evitarlo, te recomendamos protegerlos con fundas, velos o mantos de hibernación y, si además cubres la base con una capa de mantillo, protegerás las raíces frente a las heladas. Por último, recuerda que no es recomendable plantar a temperaturas bajo cero o con heladas.

En enero, no olvides prevenir las plagas aplicando una nueva capa de aceite mineral sobre tus plantas de hoja caduca (árboles, frutales, parras, rosales…): hazlo después de la poda, sellando bien las heridas y mojando ramas y tronco antes de que surjan los nuevos brotes. Así, conseguirás una acción insecticida generalizada, muy eficaz contra pulgones, cochinillas, ácaros y un largo etcétera.

Invierno en tu jardín

Con las orugas, no te andes por las ramas

El invierno es el mejor momento del año para detectar la presencia de la oruga procesionaria: una plaga muy dañina para los pinos que construye sus nidos con la llegada del frío. Para atajar el problema, corta las ramas afectadas y destruye los bolsones y aplica un insecticida.

Aprovecha esta época para detectar la presencia de orugas y proteger tus pinos.

Árboles y arbustos: realiza la poda de invierno

¿Sabías que el invierno es la época ideal para podar, al estar la mayoría de plantas en reposo vegetativo? Con ello conseguirás una mejor distribución de las ramas y la aparición de brotes más fuertes, pero no olvides que toda poda provoca una rebrotación que supone un gasto energético para la planta: te recomendamos evitar las podas drásticas para no dejar tus árboles débiles y a merced del ataque de plagas y enfermedades.

Invierno en tu jardín

¿Cómo se hace?

1. Comienza eliminando las partes secas, enfermas o dañadas de tus árboles.

2. Continúa con las ramas que crecen hacia el interior, para favorecer la penetración de la luz y el aire.

3. Una vez hecho esto, te recomendamos acelerar su recuperación y protegerlos de los hongos aplicando un poco de pasta cicatrizante en las heridas de poda.

Recuerda que, en zonas donde hay riesgo de heladas, lo mejor es retrasar la poda, especialmente en plantas y árboles que florezcan a finales de invierno o principios de primavera. ¡Así nada te impedirá disfrutar de su espectacular floración!

 

Plantas y flores: protégelas y abona

Este es un buen momento para eliminar las malas hierbas y añadir estiércol o compost a los macizos, arriates y borduras para recomponerlos y escardarlos. Si tienes chimenea, puedes aprovechar las cenizas para fertilizar la tierra.

Por otro lado, ten en cuenta que muchas plantas de jardín, sobre todo las más delicadas o jóvenes, pueden sufrir grandes daños a causa del frío. Para protegerlas, hay varias cosas que puedes hacer:

Cubre las más delicadas con fundas, velos o mantos de hibernación.

  • Aplica una capa de mantillo para proteger las raíces.
  • Reduce el riego para evitar que el agua se congele en las raíces.
  • Protégelas del viento colocando las que estén en maceta contra las paredes o entre los arbustos. Además, intenta evitar el contacto directo con el frío que emerge del suelo, por ejemplo, colocándolas sobre una tabla de madera.

Nunca plantes cuando las temperaturas bajen de cero.

Invierno en tu jardín

El pensamiento es una planta semiperenne muy resistente al frío, y solo requiere unos sencillos cuidados.

A pesar de esto, recuerda que hay especies como los crisantemos, brezos o pensamientos que florecen en invierno, llenando de color tu jardín. ¡Incluso puedes alargar su período de floración con un abono específico!

Elige abonos de calidad

Emplear productos de una marca de confianza es la mejor manera de garantizar la ausencia de semillas de malas hierbas y otros elementos perjudiciales para tus plantas. Así, te aseguras la mejor relación calidad-precio.

Huerto: recoge las hortalizas de temporada, cuida la tierra y protege tu huerto

Si sembraste en verano, ahora podrás recoger las hortalizas de temporada. Por otro lado, ya que en invierno la productividad del huerto baja considerablemente, te recomendamos aprovechar para ir preparando la tierra para próximos cultivos.

Invierno en tu jardín

Añade una cantidad adecuada de materia orgánica como estiércol, mantillo, compost... para nutrir el suelo y coloca un film de acolchamiento, que te aportará grandes ventajas:

  • Evita la proliferación de malas hierbas.
  • Protege las raíces de la temperatura exterior.
  • Reduce la evaporación del suelo.
  • Optimiza la acción de los fertilizantes.
  • Aumenta la temperatura del suelo y refleja el calor hacia el fruto.
  • Mejora la calidad de los frutos al impedir que entren en contacto directo con el suelo.

Por último, recuerda que siempre puedes instalar un invernadero o un túnel de cultivo para alargar el período de cosechas y proteger tus cultivos restantes durante esta época.

Un invernadero te ayudará a seguir disfrutando de tu huerto en los meses de frío. Puedes optar por soluciones de diferentes materiales, como madera, plástico, aluminio o PVC.

¿Has decidido ya lo que vas sembrar este invierno?

  • Ajo
  • Apio
  • Cebolla
  • Guisante
  • Rábano
  • Judías verdes