La calidad de las puertas de interior 

Por Leroy Merlin

Las puertas pueden tener diferentes acabados, tanto en el interior como en el exterior. El marco también es importante. De estos elementos dependen su durabilidad, resistencia o la capacidad de aislamiento.

La calidad de las puertas de interior

Acabado interior

En función de su acabado interior, las puertas pueden ser huecas o macizas. Las puertas huecas se componen de un panel alveolar (cartón de nido de abeja) y una capa de DM de 3 mm. Son las puertas más ligeras pero a su vez son menos robustas y con menor capacidad de aislamiento acústico y térmico. Las puertas macizas están fabricadas completamente en aglomerado, DM o madera maciza. Son muy consistentes y proporcionan un excelente aislamiento acústico y térmico.

Acabado exterior 

Puede ser de madera natural —que puede estar barnizada o no—, lacado —fabricadas en tablero de DM sobre el que se aplican capas de laca—. Es importante la cantidad de laca (gramaje), que se mide en gramos por metro cuadrado y aumenta la durabilidad de la puerta, o efecto madera —fabricadas en tablero de densidad media (DM) sobre el que se coloca una o varias capas de papel imitando el dibujo de la madera natural—.

El marco también es importante 

El material del marco de la puerta es esencial para asegurar su durabilidad. Uno de los principales problemas con el paso del tiempo es la absorción de humedad que hace que el marco se hinche y las puertas cierren mal o incluso no cierren. En LEROY MERLIN puedes encontrar tres tipos de marco: MDF, con una resistencia moderada a la humedad; hidrófugo, con una resistencia alta a la humedad, y contrachapado, con una resistencia muy alta.

La calidad de las puertas de interior

Además del material también varía la forma. El marco de MDF tiene una ranura que lo hace extensible mediante recrecidos, y las tapetas o jambas que utiliza son planas. Los marcos de MDF hidrófugo y macizo son extensibles a ambos lados permitiendo el uso de tapetas en L que se adaptan a diferentes anchos de muro y aportan un mejor acabado de la puerta. Además, permiten disimular defectos de la pared y se instalan con espuma evitando las antiestéticas puntas.