La cerámica: un material idóneo para el exterior

Por Leroy Merlin

En balcones, terrazas o jardines, la cerámica proporciona belleza y funcionalidad. Destaca por su resistencia y sus posibilidades decorativas.

La cerámica: un material idóneo para el exterior

La cerámica es una de las mejores opciones para revestir un suelo exterior. Es fácil de instalar, no necesita mantenimiento y es muy fácil de limpiar. Lo importante es elegir un suelo de porosidad baja como el porcelánico, que absorbe menos agua y es más resistente a las agresiones climáticas que los azulejos de pasta roja. Además, es muy resistente al rayado y tiene una alta durabilidad. Otra de sus ventajas es que es antihielo ,no se agrieta en caso de heladas, y antideslizante.

Sus posibilidades decorativas son enormes por su gran variedad de acabados. Las nuevas técnicas permiten imitar cada vez mejor materiales naturales como la piedra, el mármol, el óxido o la madera. La variedad de colores y texturas también es muy amplia.

La cerámica: un material idóneo para el exterior

En el exterior conviene colocar un suelo antideslizante. El Código Técnico de la Edificación (CTE) reconoce cuatro tipos de suelos en función de su resistencia al deslizamiento. El de tipo 3 es el recomendado tanto para zonas exteriores como para duchas o suelos de piscina y sus alrededores. En cuanto a la resistencia al desgaste, que viene expresado con el índice PEI, la recomendación para exterior es PEI 5.

Ten en cuenta que para instalar gres porcelánico en el exterior debes usar un mortero de tipo C2, que proporciona máxima adherencia y flexibilidad para soportar las tensiones entre las baldosas y su base. La pasta específica para juntas de exterior asegura un buen rendimiento ante las contracciones y dilataciones de la base. Es mejor que tenga cualidades antihongos y sea impermeable. No olvides que en exterior las juntas deben ser de al menos 5 mm.