Seguridad en el jardín

Por Leroy Merlin

Trabajar en el jardín y el huerto exige manejar herramientas con filos cortantes y aplicar fitosanitarios, lo que hace necesario vestir equipos de protección individual apropiados y tomar ciertas precauciones para prevenir accidentes, sobreesfuerzos o lesiones por una mala postura o uso de maquinaria incorrecto.  

Lo primero que debes tener en cuenta para garantizar tu seguridad es el empleo de herramientas de calidad y con el mantenimiento correcto. Sigue los consejos de uso del fabricante, mantenlas en buen estado, limpias y lubricadas, y utiliza siempre los accesorios de protección necesarios. Ten especial cuidado con la maquinaria eléctrica. Mantenla desconectada de la red y con bloqueo de seguridad hasta que vayas a usarla, y no la uses ante la menor duda sobre una avería o desperfecto. Recoge siempre las herramientas y equipos cuando acabes de usarlos.

Si podas en altura, utiliza pértigas para evitar el uso de escaleras. No obstante, si tienes que subir a un árbol para cortar ramas muy altas, ponte un arnés y asegúrate de que el cable de seguridad y el punto de anclaje soportan pesos muy superiores al tuyo.

Utiliza siempre los equipos de protección individual (EPI) apropiados. Ten en cuenta que pueden combinar muchas especificaciones distintas: revisa a fondo las indicaciones técnicas y comprueba que están en perfecto estado antes de empezar a trabajar. Gafas, casco y mascarilla deben quedar bien ajustados al cuerpo pero sin que te molesten o desconcentren.

Seguridad en el jardín

Los EPI se clasifican en tres categorías según la complejidad de su diseño y el nivel de seguridad que aportan. La categoría I incluye la mayoría de guantes de jardinería y ropa de protección contra factores relacionados con el clima. La categoría II abarca los equipos que protegen la cabeza, el rostro, las piernas y brazos con un mayor grado de resistencia, por ejemplo guantes anticorte para el empleo de motosierras. La categoría III comprende equipos y dispositivos que previenen accidentes potencialmente muy graves, como caídas desde altura o intoxicaciones.

Además, la Unión Europea (UE) clasifica las EPI por su resistencia a golpes, abrasión, cortes, electricidad, temperaturas, químicos o fuego. La primera medida de seguridad es adquirir EPI certificados según las normativas comunitarias.

Ten en cuenta que ningún equipo de protección sustituye a la prudencia y el sentido común: las precauciones son lo primero incluso cuando acometas las tareas más simples. No te precipites ni trabajes con prisas. Evita los movimientos bruscos, las posiciones forzadas y los sobreesfuerzos.

Si la tarea es dura o muy repetitiva, realiza estiramientos y calentamientos previos. Al cargar pesos haz trabajar las piernas y no la espalda. Si vas a levantar un objeto pesado flexiona las piernas y levántate junto con él sin doblar la espalda; debes transportarlo lo más cerca posible a tu cuerpo. Intenta trasladar los pesos con la ayuda de una carretilla o una plataforma con ruedas.

Si notas cansancio tómate un respiro: el riesgo aumenta cuando baja la concentración. En verano no trabajes a pleno sol ni en condiciones de altas temperaturas y humedad. Lleva siempre sombrero o gorra, protégete la piel con cremas anti rayos UV, lleva ropa fresca y transpirable, y ten siempre a mano agua fresca.

Seguridad en el jardín

Respecto a la seguridad de los usuarios del jardín en general, es clave mantener siempre el espacio ordenado y recogido, la maquinaria eléctrica desconectada mientras no se usa, y las herramientas cortantes y sustancias tóxicas bajo llave dentro de una caseta de jardín. Si hay niños y mascotas en casa deben extremarse las precauciones, dada su vulnerabilidad.

Nunca guardes los combustibles, productos químicos y fitosanitarios junto con piensos para mascotas, alimentos, agua potable o bebidas. Mantenlos siempre en sus envases originales y en todo caso no rellenes con fitosanitarios envases de productos inofensivos, excepto si les pones un rótulo que indique que se trata de otro producto y su grado de toxicidad.