Limpieza con ozono en casa 

Por José María Aguilar

Oficial de Plata

Higienizar espacios con un generador de ozono es una gran idea ya que vamos a poder eliminar olores, bacterias y virus únicamente dejando actuar al dispositivo durante el tiempo adecuado en función de la superficie. Pero antes vamos a explicar unas consideraciones previas.

¿Qué es el ozono?

El ozono (O³) es un gas oxidante y está compuesto por 3 átomos de oxígeno. Entre sus propiedades podemos destacar que posee un gran poder desodorizante, oxidante y germicida. Es incoloro, pero en grandes concentraciones puede tornarse en color azulado.

¿Cómo funciona un generador de ozono?

El generador de ozono es un dispositivo capaz de producir ozono mediante un proceso electroquímico que convierte el oxígeno (O²) en ozono (O³). Descubre en este video cómo funciona un generador de ozono:

El oxígeno que hay en el espacio donde se coloca el generador de ozono circula por el interior del dispositivo y al pasar por un campo eléctrico de alto voltaje lo convierte en ozono de forma artificial. Esto se produce gracias a una placa de generación de alta eficiencia. Este efecto se le denomina frecuentemente efecto corona.

Posteriormente el ozono es repartido por el espacio mediante a la acción de unos ventiladores. Y es que hay que decir que el ozono no puede ser transportado y tampoco almacenado debido a que rápidamente este vuelve a reconvertirse en oxígeno.

La tecnología aplicada a los generadores de ozono ha conseguido mejorar su rendimiento, reduciendo su consumo, tamaño y precio.

¿Qué espacios se pueden higienizar?

En función del espacio a higienizar debemos utilizar un dispositivo u otro. Cada fabricante dispone de las fichas técnicas en la que nos indican el tiempo que debemos hacer funcionar el generador de ozono en base al volumen del espacio a tratar.

Se puede higienizar cualquier espacio, para ello debemos dejar cerrada la estancia a tratar así como las vías de entrada y salida de aire a la misma durante el tiempo recomendado, y transcurrido este tiempo podemos entrar en el espacio con las medidas de protección adecuadas.

Se pueden utilizar en domicilios particulares, en comercios, garajes o en cualquier espacio que dispongan de vías de ventilación para ventilar una vez realizado el proceso de higienización.

Limpieza con ozono en casa

Los generadores de ozono, dependiendo de su potencia de trabajo, producen una determinada cantidad de gramos de ozono/tiempo de uso. En función de esa producción el fabricante determina el tiempo de uso para una superficie de la estancia (volumen) determinada.

Ozonizar el agua

Existen dispositivos que nos permiten ozonizar el agua. El ozono disuelto en el agua tiene el mismo efecto que en el aire, eliminar los olores, bacterias y virus contenidos en el agua.

El uso de el agua ozonizada está recomendada para el aseo personal así como en entorno doméstico para realizar la limpieza del hogar con agua libre de bacterias y virus, e incluso para el lavado de la ropa.

¿Que precauciones debo tomar?

Es importante destacar que el ozono en determinadas concentraciones puede ser peligroso para la salud. Por tanto es recomendable no usar el generador de ozono en presencia de personas o animales, así como respetar los tiempos de tratamiento en los volúmenes recomendados por el fabricante para evitar sobreexposiciones y concentraciones excesivas de ozono.

Es recomendable utilizar una mascarilla adecuada para la retención de ozono (con filtro de carbón) tras su uso y abrir seguidamente vías de ventilación para renovar el aire tales como ventanas y puertas.

En este video te contamos todas las precauciones que debes tener tomar:

¿Es el ozono seguro para las personas?

Como todo producto químico, su seguridad para las personas dependerá de la concentración que se respire. El ozono al ser un producto tan oxidante y activo, su concentración tiene que ser muy baja para que sea segura en presencia de personas y pueda ser respirada. Por lo tanto, las concentraciones necesarias para que realice su función higienizante y germicida son incompatibles con la presencia de personas (o animales).

Es importante que el usuario lea con atención las instrucciones de uso del equipo y de seguridad que lo acompañan para poder realizar un uso seguro de los equipos.

Se deberá evitar y/o minimizar la exposición de personas al ozono.

Limpieza con ozono en casa

La inhalación de una baja concentración puede provocar dolor de cabeza e irritación de mucosas, ojos, garganta, etc… La inhalación de concentraciones por encima de las consideradas como seguras, puede provocar enfermedades graves.

La seguridad es lo más importante

Tal como se ha comentado, es importante leer y comprender las instrucciones de uso y seguridad y advertencias de los equipos ozonizadores, para evitar daños a las personas.

Un ozonizador va a generar ozono y aumentar la concentración del mismo en el aire (o agua) a partir del aire a su alrededor, por lo que se debe garantizar que no existan personas o animales presentes en el lugar de aplicación.

Se recomienda no sobre dosificar o sobre exponer por encima de los tiempos recomendados por el distribuidor para distintos volúmenes de aire a tratar, pues el ozono tardará más tiempo en descomponerse.

Tras un tratamiento y desconexión del equipo, se deberá respetar el tiempo recomendado por el fabricante antes de acceder a la sala tratada (1 hora o el doble del tiempo de tratamiento, lo que sea mayor, si se han respetado los volúmenes y tiempos recomendados).

Si no se dispone de un  medidor de concentración de ozono que garantice una concentración segura para las personas, el aplicador deberá acceder a la sala con los sistemas de protección personal (EPIS) adecuados.

Cuando se acceda a la sala tratada, se deberá ventilar de forma adecuada hasta conseguir eliminar o reducir la concentración de ozono a niveles seguros.

Ideas de uso

Os proponemos algunas ideas, aunque estoy de que seguro que se os ocurren muchos otros modos de uso.

Situamos un generador de ozono en una habitación de nuestra vivienda, con acceso a ventilación y lo utilizamos para, higienizar la ropa, la compra, las herramientas de trabajo, el material escolar y cualquier objeto que necesitemos higienizar. O también podemos introducirlo en nuestro vehículo e higienizarlo tras un largo día de uso.

Limpieza con ozono en casa

En un comercio podemos utilizar el generador de ozono cuando esté vacío para higienizar todo el local al completo, los probadores, los mostradores de atención al cliente o cualquier espacio de tránsito de personas.

Los ozonizadores también sirven para eliminar y neutralizar olores desagradables. No los enmascara con otro olor, sino que los destruyen, ya que reaccionan con las moléculas volátiles y de origen orgánico que los originan.

Los equipos ozonizadores ayudan a refrescar el ambiente en salas de trabajo tras prolongadas reuniones, olores de cocinas o cuartos de baño, etc… (siempre se deben utilizar sin presencia de personas y respetando las medidas de seguridad indicadas).