Margaritas. Tipos y cuidados

Por Leroy Merlin

Originaria de Europa, la popular margarita da nombre a una extensa variedad de especies de la familia de las Compuestas o Asteráceas. Se caracteriza por tener un botón floral o yema de color amarillo en el centro, rodeado de entre 20 y 30 pétalos de forma delgada y alargada.

Suelen florecer de forma muy abundante desde la primavera hasta el verano, según la especie, aunque la región climática influye mucho. Son fáciles de cultivar directamente en el jardín o en las macetas de la terraza o el patio.

Te presentamos algunas opciones para llenar de color tu terraza o jardín. Aprende a cuidar estas plantas de exterior.

Margarita Mayor, Margaritón

Es la margarita más típica, de grandes flores blancas con el botón central dorado. Comienza a florecer en mayo y se mantiene con flores todo el verano. Este tipo de margaritas se pueden utilizar en macizos, setos bajos, macetas y jardineras; las matas alcanzan entre 60 y 90 centímetros de altura.

Funcionan muy bien a pleno sol, o en semisombra, en terrenos bien drenados y ricos en materia orgánica. Si las plantas directamente en el jardín solo tendrás que regarlas esporádicamente. Toleran muy bien los periodos de sequía.

Si las cultivas en maceta o jardinera, conviene regarlas solo cuando el sustrato se haya secado y añadir fertilizante cada 15 días durante el periodo de crecimiento y floración. Recuerda eliminar las flores marchitas para estimular la refloración.

Margaritas Tipos y cuidados

Margarita de Shasta

También conocida como margarita gigante o crisantemo gigante, se cree que este tipo de margarita es originaria de los Pirineos. Es muy resistente a las heladas pese a que crece a pleno sol. Su floración se produce entre junio y septiembre.

Si quieres plantarlas en tu jardín, es conveniente que lo hagas en un suelo bien drenado. Eso sí, es necesario mantenerlo siempre con un buen grado de humedad.

Si la vas a ubicar en macetas o jardineras, asegúrate de mantener el suelo un poco húmedo y bien drenado, y añade fertilizante al agua de riego en primavera y principios de verano, dos veces al mes.

Margaritas Tipos y cuidados

Margarita africana

La margarita africana es ideal para borduras, macizos, macetas y jardineras por su crecimiento compacto. Sus grandes flores amarillas, rojas, anaranjadas o rosadas lucen desde abril hasta que empieza a hacer frío.

Necesita suelos arenosos bien drenados y una exposición soleada. Se riega esporádicamente y soporta bien la sequía. Conviene abonarla una vez al mes, sobre todo cuando se cultiva en maceta.

Recuerda eliminar las flores marchitas y podarla después de la floración para mantener la planta compacta y favorecer la refloración.

Margaritas Tipos y cuidados

Margarita de mar

Este tipo de margarita es ideal para zonas costeras de veranos extremos y secos. Se caracteriza por una mata densa y extendida, de unos 15-20 cm de altura, con hojas de color verde oscuro, que ofrece flores de un vivo color amarillo durante toda la primavera, el verano y parte del otoño.

Vive en cualquier tipo de suelo, incluso rocoso, siempre que drene bien. Le gusta estar a pleno sol. Es muy buena cubridora para pequeñas superficies y rocallas, y combina de maravilla con el romero.

Margaritas Tipos y cuidados

Margarita azul

Las preciosas flores azules de esta margarita originaria del sur de África, se pueden disfrutar de abril a octubre si el emplazamiento es resguardado. Esta planta semiarbustiva puede alcanzar los 60 centímetros de altura, por lo que resulta adecuada para rocallas y borduras. También se adapta muy bien al cultivo en maceta.

Se cultiva en un suelo normal con buen drenaje y conviene dejar secar el sustrato entre riegos. Necesita mucho sol y no tolera el frío continuo ni las heladas, por lo que en las zonas alejadas del mar será necesario llevarla a cubierto.

Su mantenimiento es sencillo: se debe abonar de vez en cuando y eliminar las flores marchitas. Una poda en primavera permitirá mantener las matas compactas. En los climas más fríos se trata como anual.

Margaritas Tipos y cuidados

Cuidados generales que necesitan las margaritas

- Las margaritas requieren la luz solar durante varias horas (entre 4 y 5 horas) todos los días. Escoge un lugar bien iluminado, ya sea de interior o de exterior, para que la planta se abra bien y sus hojas y pétalos luzcan todo su esplendor.

- Siendo una planta duradera, las temperaturas más aconsejables para su correcto desarrollo oscilan entre los 15 y los 25 grados.

- En cuanto a las necesidades de riego, esta planta requiere poca cantidad de agua pero cada 2 o 3 días aproximadamente en verano y semanalmente en invierno. No obstante, hay que prestar atención a que el terreno drene correctamente para evitar problemas en la planta.

- Las margaritas se deben abonar desde primavera hasta el otoño, coincidiendo con su época de floración.

- Para favorecer su crecimiento se deben retirar las flores que se vayan marchitando y hacer la poda en primavera para que la planta crezca más poblada y compacta.

- Es una planta sin problemas de plagas.

- No requiere suelos exigentes para su crecimiento. Si se puede escoger, las margaritas agradecen la tierra arcillosa por su gran retención de agua y nutrientes.

- Durante la plantación de las semillas, es aconsejable dejar suficiente espacio para que circule el aire entre las plantas y, si es posible, no juntarlas con otras especies.

Margaritas Tipos y cuidados