Materiales de las alfombras

Por Leroy Merlin

Elige el material de cada alfombra en función de dónde la vayas a colocar y el uso que das a ese espacio. Te damos algunas pautas para que puedas decidir.

Materiales de las alfombras

Algunas alfombras son muy útiles para “retener el calor” por sus propiedades aislantes, lo que  las hace ideales para colocar en el salón, el vestidor o el dormitorio durante los meses más fríos. Es el caso de la lana (de oveja), que destaca porque absorbe la humedad, es antibacteriana, antialérgica y muy resistente, por lo que está indicada para estancias de tránsito alto o moderado.

El algodón es agradable a la pisada y antiestático, es muy higiénico porque se puede lavar a máquina y está indicado para estancias de tránsito moderado. La piel natural, de visón, zorro, vaca, liebre)  es suave y flexible, antiestática, antibacteriana y resistente al desgaste. Las fibras sintéticas, polipropileno, poliéster, nailon, poliamida, acrílicas, destacan por su gran resistencia, por lo que son ideales para zonas de mucho tránsito.

Si lo que quieres es que tu alfombra aporte frescura, opta por materiales como el yute, de tacto muy suave y poco resistente al desgaste, el sisal, áspero al tacto pero resistente y flexible, el cáñamo, resistente a la humedad y con capacidad aislante, el coco muy resistente al desgaste o el bambú, de tacto suave, resistente y antibacteriano.

Materiales de las alfombras

El tratamiento con hilos que se haya empleado en la fabricación de las tramas de las alfombras condiciona el nivel de suavidad que tengan al tacto. Las de bucle, son aquellas que cuentan con rulos de hilos compactos en la misma o diferente altura. Son suaves al tacto y más fáciles de limpiar, ya que mantienen la suciedad en la superficie. No se marcan las pisadas. Son resistentes al uso y a las rozaduras, por lo que son ideales para habitaciones infantiles.

Las de pelo cortado tienen los rulos cortados en su punta superior. Este corte ofrece un aspecto aterciopelado que transmite elegancia y suavidad. Existen tres tipos de pelo cortado:

Materiales de las alfombras

Tipo "plush", de aspecto más aterciopelado, tipo "saxony", aspecto más definido en la punta de los hilados, conocida como lana sintética y más resistente que la anterior y tipo “frisé”, hilado muy retorcido formando aspecto enrulado o áspero, con la ventaja de que necesita menos aspirados para quedar limpio y reduce las marcas de las pisadas.