Otoño en tu jardín

Por Leroy Merlin

La limpieza, retirar las hojas secas, escarificar el césped… son algunas de las tareas básicas que tienes que realizar de cara a los meses más fríos.

Tras el buen tiempo, ha llegado el momento de cuidar tu jardín y empezar a prepararlo para los meses de frío. La limpieza, la retirada de hojas secas, la escarificación del césped, el triturado y el abonado son las tareas más importantes durante esta época, y de lo que hagas ahora dependerá el aspecto que tendrá tu jardín la próxima primavera. ¡A por ello!

Césped: resiembra las calvas y nutre el terreno

Tras el calor del verano, tu césped necesita reponerse: si es necesario, vuelve a escarificarlo y resiembra las áreas despobladas. Además, ahora que han bajado las temperaturas, reduce el riego y recuerda que este es el momento ideal para abonar: utiliza fertilizantes de liberación lenta o abono natural elaborado con compost en septiembre y abono potásico en octubre. Así, tu césped estará fuerte y sano para afrontar el frío del invierno.

Si vives en una zona de clima frío, el principio del otoño es el mejor momento para resembrar el césped. En zonas cálidas, puedes esperar a hacerlo cuando la estación ya esté más avanzada.

Otoño en tu jardín

El escarificado

Escarificar el césped consiste en realizar unos cortes superficiales a unos 3-4 cm de profundidad, para eliminar la capa de césped seco e impurezas que se ha acumulado en nuestro jardín durante el verano. Esta capa impide que el agua y el aire lleguen a las raíces.

El escarificado deja trazos de tierra por donde han pasado las cuchillas, pero no te preocupes: en pocos días el césped se regenera y brota más sano y fuerte que antes. Existen máquinas con púas que rasgan la tierra para trabajos superficiales, y con cuchillas que oxigenan la tierra para trabajos de más profundidad.

Otoño en tu jardín

Árboles y arbustos: recoge las hojas y realiza compostaje

Lo más común en esta estación es que el suelo de tu jardín se llene de hojas: para recogerlas, puedes emplear una escoba de césped o un aspirador, y así podrás aprovecharlas para elaborar compost con ellas.

Este compost, o abono orgánico, te servirá para aportar nutrientes a los árboles y arbustos que ya tienes en tu jardín, e incluso a aquellos que plantes con la llegada del otoño: rosales, moreras o jacarandas o algunos árboles y arbustos de hoja perenne, como abetos, ficus o magnolios.

Otoño en tu jardín

Cómo realizar el compostaje

  1. Reúne desechos orgánicos, separando los elementos frescos (cáscaras de huevo, frutas, verduras...) de los elementos secos (cartón, hojas secas...).
  2. Introduce en el compostador una capa de elementos secos, luego una de frescos, y así sucesivamente.
  3. Remueve el contenido con un aireador una vez a la semana y humedécelo de vez en cuando. Por último, añade un acelerador de compostaje para facilitar la descomposición.
  4. Deja de colocar desechos cuando el contenedor esté lleno, pero sigue removiendo su contenido.
  5. Tu compost estará listo cuando tenga olor a tierra y aspecto homogéneo.

Árboles y arbustos: poda y abona

Ahora que es la época de podar las coníferas y árboles de hoja perenne, aprovecha para retirar las hojas secas o débiles y aplicar abono orgánico (estiércol, mantillo…). Con estos consejos, tus árboles estarán más fuertes para afrontar el invierno.

Otoño en tu jardín

Árboles y arbustos: aplica tratamientos fúngicos

Como en otoño la mayoría de las plantas han iniciado su período de reposo vegetativo, esta época es la más indicada para aplicar los tratamientos fitosanitarios más agresivos y eliminar los focos de infección causados por hongos.

El oídio, el mildiu y la mancha negra son algunos de los más comunes, así que protege del primero a tus árboles y arbustos aplicando aceite mineral sobre el tronco y las ramas y, si tienes rosales, aplica tratamientos específicos contra mildiu y mancha negra.

  1. El mildiu es uno de los problemas más frecuentes que tienen los rosales.
  2. La enfermedad de la mancha negra consiste en la aparición de unas manchas de color oscuro en las hojas.
Otoño en tu jardín

Plantas y flores: protégelas del frío y el viento

Durante estos meses, el frío y el viento comenzarán a convertirse en una amenaza para tus plantas, por lo que es importante hacer todo lo necesario para protegerlas.

Coloca las que estén en maceta en un lugar resguardado, como la terraza; aplica un acolchado para protegerlas de las heladas; instala tutores y guías para tus plantas y, por último, revisa las sujeciones de tus plantas trepaderas. Así, conseguirás un jardín capaz de resistir el invierno más crudo.

Otoño en tu jardín

Entutorar tus plantas y flores

Es fundamental para las plantas de tallo largo y delicado como para los frutales, y su finalidad es ayudar a la planta a crecer erguida y orientada a la luz, y a soportar el peso de los frutos.

Hay tutores metálicos, plastificados, de bambú, y estructuras con varios soportes.

Otoño en tu jardín

Plantas y flores: siembra los bulbos de otoño y las plantas anuales

¿Quién dice que el otoño no es buena época para plantar? Si quieres añadir nuevas plantas a tu jardín, este es un gran momento para plantar flores de temporada como pensamientos (muy resistentes al frío) y los bulbos de tulipanes, jacintos o narcisos que llenarán tu jardín de color la próxima primavera. Además, podrás reutilizar los bulbos durante 2 o 3 años: solo tienes que desenterrarlos, quitar la tierra y partes podridas, envolverlos en periódicos y dejarlos en un lugar fresco, seco y oscuro. Hay pocas plagas y enfermedades que ataquen a los bulbos: sus principales factores de riesgo son una plantación demasiado profunda y un mal drenaje.

Otoño en tu jardín

Cómo plantar bulbos

  1. El suelo debe ser rico y mullido. Para ello, utiliza sustrato universal, tanto en maceta como en terreno abierto.
  2. Labra el terreno para soltar la tierra y que quede mullida. 
  3. Abre un hoyo en el suelo con un plantador de bulbos. Su profundidad debe ser igual a 2 o 3 veces el diámetro del bulbo. 
  4. Coloca el bulbo en el hoyo. La yema apical, el punto por donde sale la planta, debe quedar siempre hacia arriba.
  5. Cuida la distancia entre los bulbos. Esta varía entre los 6 y los 20 cm en función del tamaño. 
  6. Cubre el bulbo y riégalo con moderación, sin encharcarlo.

Huerto: cosechas de otoño

En el huerto, aprovecha para eliminar las malas hierbas y abonar el suelo para mejorar su calidad. Anímate a cultivar verduras de temporada (habas, espárragos y espinacas), recoge las últimas peras y manzanas y, si quieres añadir árboles frutales, ya puedes ir planificando su plantación; solo debes esperar hasta que pierdan las hojas.

Por último, si tienes algún cultivo en maceta, reubícalo para que reciba tantas horas de luz solar como sea posible.

Elige lo que vas a sembrar este otoño

  • Ajo
  • Espárragos
  • Espinacas
  • Habas
  • Judías
  • Rábano

Y recuerda recoger las cosechas de temporada

  • Acelga
  • Apio
  • Calabacín
  • Lechuga
  • Patata
  • Pimiento
  • Pepino
  • Tomate

Plantas aromáticas: el cuidado natural de tu huerto

Las plantas aromáticas aportan variedad a tu huerto y previenen la aparición de plagas, ya que la diversidad de aromas y colores confunde a los insectos y les impide localizar su vegetal favorito.

Otoño en tu jardín

Así, el romero aleja la mosca de la zanahoria y la crisomela de las judías, las capuchinas ahuyentan numerosos insectos de las hortalizas cercanas y la albahaca, intercalada entre los cultivos, atrae hacia sí a los pulgones y otros insectos. Además, por si esto fuera poco, ¡también puedes usarlas para cocinar!