La irrupción de la pandemia: efectos, perspectivas y oportunidades  

Por LeroyMerlin

La irrupción de la pandemia del COVID-19, la enfermedad causada por un coronavirus detectado en China a finales del año 2019, ha generado una situación de crisis sin precedentes a nivel mundial. El confinamiento, el cierre de fronteras y el colapso de los sistemas sanitarios en varios países han tenido impacto sin precedentes en la situación económica mundial. España es una de las naciones más afectadas por la pandemia: desde mediados del mes de marzo de 2020 el Gobierno puso en marcha una serie de medidas que han paralizado (de forma total o en parte) la actividad económica de muchos sectores.

La irrupción de la pandemia: efectos, perspectivas y oportunidades

El sector de la construcción ha sido uno de los más afectados por la paralización de los proyectos, contratos y obras programados para este año. En este sentido, la progresión de las medidas tomadas por el ejecutivo se estructura en varias etapas:

  • 12 de marzo. Reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para aprobar un paquete de medidas dirigidas a apoyar la actividad empresarial y, de forma especial, a los colectivos y sectores más directamente afectados.
  • 13 de marzo. Aprobación del Real Decreto Ley 7/2020 del 12 de marzo por el que por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico.
  • 14 de marzo. El Gobierno declara el estado de alarma. Esta medida supuso la detención de la actividad en sectores considerados no esenciales. El sector de la construcción permaneció en activo.
  • 16 de marzo. Anuncio del cierre de fronteras y suspensión del Tratado de Schengen (Orden INT/239/2020).
  • 17 de marzo. Publicación del Real Decreto Ley 8/2020 de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social.
  • 30 de marzo. El Gobierno paraliza todas las obras no consideradas esenciales.
  • 14 de abril. Se reanuda la actividad en el sector de la construcción con medidas de prevención (toma de temperatura a los trabajadores y prohibición de compartir herramientas).
  • 27 de abril. Para esta fecha, el 80% de las obras tienen implementadas medidas de seguridad y salud frente al COVID-19.
  • 4 de mayo. La Orden SND/385/2020 permite la realización de obras y reformas en locales, viviendas y zonas no habitadas de los edificios.
  • 5 de mayo. Se publica el Real Decreto Ley 17/2020, que levanta la suspensión de los plazos en los procedimientos de la contratación pública.
  • 23 de mayo. Se publica la Orden SND/440/2020, que modifica la anterior y permite realizar todo tipo de reformas en edificios situados en zonas que se encuentren en Fase 1.
La irrupción de la pandemia: efectos, perspectivas y oportunidades

El sector de la construcción durante el estado de alarma  

Tras la paralización completa de la actividad durante la primera quincena de abril, a partir del día 14 del mismo mes se permitió regresar a las obras con determinadas medidas de seguridad. Según el informe sobre el sector de la construcción y el COVID-19 realizado por Doubletrade a partir del 16 de abril se empezó a recuperar el ritmo anterior: entre el 1 y el 15 de mayo se alcanzaron valores similares (e incluso superiores) al momento previo a la declaración del estado de alarma.

Recuperación

Obteniendo valores superiores a los que había antes del Estado de alarma

“Fuente: Estudio – Efecto del Covid-19 en el sector de la construcción”. Doubletrade.

Uno de los efectos más significativos del impacto de la pandemia en la construcción es el cambio en el tipo de actividad. Si en el mes de marzo las obras publicadas se repartían casi por igual entre obra nueva (45,62%) y reforma (51,77%), entre el 1 y el 15 de mayo la realización de reformas superó claramente a la nueva construcción: 70,02% y 26,97%. El reparto entre obra pública y privada también ha experimentado un cambio: en marzo los porcentajes eran de 35% y 65%, mientras que en la 1ª quincena de mayo se establecen en un 55% y 45% respectivamente.

Perspectivas y previsiones del sector de la construcción  

La situación del sector es muy delicada. Al igual que en el resto de las industrias y los servicios, la pandemia ha afectado enormemente a empresas y autónomos. Según SEOPAN (Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Estructuras de España), el 88% de la actividad del sector corresponde a empresas privadas y el 12% son obras públicas. De estas obras, una encuesta realizada por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) revela que el 89% del total (dependiendo de la comunidad autónomas) fueron consideradas no esenciales ni urgentes. Conclusión: el parón de la actividad le ha supuesto a la industria una pérdida de cerca de 365 millones de euros al día (unos 12.400 millones en un mes).

El impacto del COVID-19 en el empleo también ha sido notable. El 5 de mayo el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) publicaba unas cifras que trazaban un panorama desolador. Durante el mes de abril sector de la construcción fue el tercero más afectado (después de Industria y Servicios), con una subida del 7,84% en el número de desempleados registrados.

La irrupción de la pandemia: efectos, perspectivas y oportunidades

¿Qué pasará con las viviendas? Nuevas oportunidades para el sector  

Ante esta situación y con la vuelta a la actividad, es importante tener en cuenta los cambios que la pandemia ha suscitado en la sociedad española. En el ámbito de la vivienda, la búsqueda de casas con jardín, balcón o ubicadas en entornos rurales han aumentado de manera exponencial. Según el portal Fotocasa, a mediados de marzo la demanda de pisos había caído un 14% con respecto a meses anteriores. El mismo portal registra un aumento del 12% en el uso de los filtros “jardín” y “balcón” en sus buscadores. La vivienda también se verá afectada por una caída de los precios causada por la crisis económica; como señala un informe sobre el comportamiento del mercado inmobiliario europeo realizado por la agencia de calificación de riesgo S&P Global Ratings, el precio de la vivienda en España caerá entre un 3 y un 3,5% y no volverá a los valores actuales hasta 2022.

Estos datos suponen una clara oportunidad para el sector de la construcción. La posibilidad de hacer reformas para conseguir casas más amplias, luminosas y abiertas al exterior abre un amplio abanico de opciones a los profesionales. El descenso del precio de la vivienda suele llevar aparejado un aumento de las ventas, una buena noticia tanto para constructores como para empresas de reformas (en inmuebles de segunda mano).

LEROY MERLIN y los profesionales durante el estado de alarma  

En estas complicadas semanas, en LEROY MERLIN no hemos dejado de apoyar a nuestros clientes profesionales para ayudar en lo posible al mantenimiento de su actividad. Dimas Rivas, Director del Departamento de Profesionales de LEROY MERLIN ESPAÑA, nos lo cuenta. “En cuanto hemos podido, hemos abierto nuestras tiendas solo para ellos (como profesionales). Han podido disfrutar de nuestros centros al 100%, con los equipos volcados en su satisfacción. También se ha mantenido un seguimiento telefónico de situación de cada cliente, tanto personal como profesional. Hemos seguido ofreciendo nuestros productos y servicios, adaptándolos a cada momento: venta telefónica o por Whatsapp, con entrega en tienda o directamente en su obra”. Dimas destaca también el cambio en el sistema de los puntos del plan de fidelidad, que los profesionales podrán disfrutar hasta finales de junio al prolongarse su caducidad.

La irrupción de la pandemia: efectos, perspectivas y oportunidades

Como empresa, LEROY MERLIN ha sabido adaptarse a la compleja situación y aprender de ella. “Ha sido una oportunidad como empresa. A nivel interno nos ha servido para desarrollarnos más como profesionales y para afianzar este nuevo target, dentro de la estrategia de la compañía. A nivel externo nos ha permitido darnos más a conocer ante nuestros clientes, tanto habituales como recién llegados, que nunca habrían imaginado qué altura puede alcanzar el Departamento pro dentro de LEROY MERLIN”.

En LEROY MERLIN ponemos a disposición de nuestros clientes profesionales una serie de ventajas exclusivas que marcan la diferencia. Como parte del Club PRO y poseedor de la tarjeta PRO, disfrutarás de una devolución del 3% de las compras y bonificaciones especiales. asesoramiento personal desde la llegada a tienda, venta telefónica y por Whatsapp, recogida en tienda o entrega en obra. Una vez más, estamos a tu lado para seguir adelante.