Papel pintado: resolvemos todas tus dudas 

Por Leroy Merlin

El papel pintado es una solución muy estética para decorar y proteger tus paredes. Si estás decidido a revestir los tabiques, te surgirán algunas preguntas durante su colocación. Pero no te preocupes, porque nosotros resolvemos las dudas más habituales y te ayudamos en la tarea de empapelar tu casa. 

Papel pintado: resolvemos todas tus dudas

El papel pintado es una alternativa a la pintura para decorar y revestir las paredes. Su gran ventaja es que permite disimular los desperfectos que pueda tener la pared. Puede que sea la primera vez que vas a optar por empapelar tus habitaciones, así que damos respuesta a las 10 preguntas más recurrentes sobre el papel pintado.

1. ¿Qué tipos de papel puedo encontrar? 

  • Tejido no tejido (TNT): compuesto por una base textil y una película de vinílico acrílico. Ofrece resistencia a la humedad y a los rayos UV. Es muy fácil de colocar ya que solo hay que encolar la pared.
  • Vinílico: tiene la base de papel normal cubierto por una capa vinílica. Es lavable y resistente al vapor.
  • Papel pintado: no lleva ningún revestimiento protector. Es más delicado y no resiste la humedad.

2. ¿Sobre qué superficies puedo empapelar? 

  • Sobre gotelé. El papel pintado no agarra bien sobre superficies con relieve como el gotelé así que primero deberás alisar la superficie (en el apartado “¿Tengo que preparar la pared?” te indicamos cómo hacerlo).
  • Sobre azulejos de cerámica. Puedes colocar papel pintado sobre azulejos de cerámica siempre que sea un papel vinílico o tejido no tejido (TNT) y que, previamente, apliques una imprimación o un emplaste para cubrir cerámica. En este caso utiliza siempre cola ya preparada en lugar de en polvo.
  • Sobre papel. Solo es posible si el papel de debajo es completamente liso al tacto. De lo contrario no es aconsejable esta opción.
Papel pintado: resolvemos todas tus dudas

3. ¿Qué es el raccord, rapport o case?

El raccord, también llamado rapport o case, es el patrón de repetición del dibujo.

El rapport puede ser cero (las tiras encajan siempre) algo habitual en los papeles lisos o de rayas verticales; recto (las tiras se encajan a la misma altura para que el diseño cuadre); o salteado, en este caso para que el dibujo case hay que desplazar las tiras en altura, lo que conlleva un desperdicio de papel. También existe un último raccord: el invertido (una de las tiras se coloca hacia arriba y la siguiente hacia abajo) que es habitual para dibujos de grandes dimensiones como por ejemplo un zigzag.

El papel pintado indica en la etiqueta el tipo de raccord y los centímetros de descuadre; una información que es fundamental para calcular los rollos que necesitas.

4. ¿Cuántos rollos de papel necesito? 

Para calcular el material lo primero que tienes que hacer es calcular la superficie que quieres empapelar. Para ello, suma el ancho de todas las paredes y multiplícalo por el alto de la habitación más 6 cm (3 cm por arriba y 3 cm por abajo). Tienes que descontar el espacio de las puertas y ventanas. Si el raccord (la repetición del dibujo del papel) es salteado añade a la altura los centímetros de descuadre que vienen indicados en la etiqueta.

Ejemplo: ancho (3 m + 5 m + 4 m + 5 m) x alto (2,36 m) = superficie de pared (40,12 m2).

El segundo paso es calcular la superficie que cubre cada rollo. Para ello, multiplica el largo del papel por su ancho. Por lo general, los rollos tienen una medida estándar de 0,53 m de ancho y 10,05 m de largo, de manera que de cada uno salen 4 tiras que cubren 5,3 m2. Si el papel tiene raccord multiplica los centímetros de descuadre por las 4 tiras. Resta esa cifra a la longitud del papel y multiplica el largo resultante por el ancho.

Ejemplo para un raccord de 64 cm: 0,64 x 4 = 2,56; 10,05 - 2,56 = 7,59; 7,59 x 0,53 = 4 m2 cubre cada rollo.

Por último, divide la superficie a empapelar por la que cubre cada rollo.

Ejemplo: 40,12 / 4 = 10,03. Por lo tanto, necesitarás 11 rollos.

6. ¿Tengo que fijarme en la tintada del envase?

Te recomendamos adquirir un rollo extra de papel para evitar que la tintada de los rollos sea diferente  y, por lo tanto, haya variaciones de color en las distintas partidas.

7. ¿Tengo que preparar la pared? 

Para conseguir un perfecto acabado, el papel debe colocarse sobre una pared lisa. Aunque el papel tapará pequeños defectos, las grandes irregularidades por desconchones o por un acabado texturizado, como el gotelé, pueden estropear el resultado final. Según tu tipo de pared tendrás que seguir estos pasos:

Papel pintado: resolvemos todas tus dudas

 

  • Si tu pared tiene gotelé debes eliminarlo previamente; puedes hacerlo de dos maneras:
    • Raspando: recomendable si el gotelé es de temple. Se retira fácilmente con una espátula, pulverizando agua, preferiblemente caliente, previamente sobre la pared. Con masilla reparadora se tapan todos los desperfectos que hayan quedado; se deja secar y se lija. La superficie de yeso resultante es muy porosa por lo que te recomendamos que apliques una mano de imprimación selladora o utilices una cola especial para superficies porosas.
    • Cubriéndolo: si el gotelé es de pintura plástica, retirarlo es más engorroso, lo mejor es cubrirlo. Puedes usar un plaste de cubrición. Se aplica con rodillo o llana y se alisa con espátula. Déjalo secar el tiempo recomendado por el fabricante y lija las posibles marcas que hayan quedado. Ten en cuenta que encima vas a poner el papel, por lo que no requiere un acabado tan perfecto como si fueras a pintar en liso.
  • Si tu pared es lisa debes comprobar que está en buen estado, es decir, que no hay partes de revoco que se desprendan, que no hay agujeros, etc.
Papel pintado: resolvemos todas tus dudas

8. ¿Puedo usar cualquier pegamento? 

No es necesario elegir una cola específica para papel pintado. Puedes encontrar adhesivos indicados para papel vinílico o tejido no tejido, así como cola universal para todo tipo de papeles y paredes (yeso, hormigón, ladrillo, madera, estucado, cemento y piedra) tanto en polvo como ya preparada.

Antes de empapelar, debes aplicar una capa previa de imprimación universal para asegurar la adherencia, sobre todo, en superficies poco porosas como azulejos, melamina o madera.

Papel pintado: resolvemos todas tus dudas

9. ¿Cómo limpio el papel pintado? 

Como ya hemos visto, en la etiqueta se indica si el papel es lavable o no. En caso afirmativo, basta con que pases un paño o esponja humedecidos en agua y jabón neutro. 

10. ¿Puedo pintar sobre el papel? 

Puedes pintar directamente sobre el papel pintado sin necesidad de retirarlo siempre que prepares la superficie adecuadamente. Para ello, debes lijar las posibles burbujas y las uniones y aplicar una capa de imprimación para garantizar la correcta fijación de la pintura.