Cómo pintar con difusores de pintura

Por Leroy Merlin

Pistolas, turbinas y aerosoles permiten aplicar pinturas y esmaltes sobre madera, hierro o yeso de manera uniforme, rápida y sin esfuerzo, en interior y exterior. 

Elegir un sistema u otro dependerá de la frecuencia de uso y del tamaño de la superficie, ya que para conseguir un acabado perfecto debes seguir siempre las mismas reglas de aplicación. 

Te dejamos este vídeo, más información y un paso a paso para que aprendas a pintar con este sistema:

Partes generales de la pistola

  1. Tuerca tapón
  2. Tapa de aire
  3. Boquilla
  4. Junta de boquilla
  5. Anillo de frontal para pulverización
  6. Tubo de ventilación, tapa de vávula, membrana
  7. Tubo de subida
  8. Junta de recipiente
  9. Recipiente con tapa

Componentes de la pistola y spray

  1. Boquilla. Conviene limpiarla cada cierto tiempo mientras se trabaja para que el producto salga con fluidez.
  2. Anillo de ajuste chorro pulverización. Puede regularse para expulsar la pintura en abanico horizontal, vertical o inclinado.
  3. Tuerca-tapón. Se afloja para permitir girar el anillo de ajuste del chorro de pulverización.
  4. Cuerpo del frontal o pistola. El frontal o pistola es intercambiable, algunos fabricantes ofrecen dos distintos en sus kits de difusores.
  5. Gatillo. Acciona la herramienta.
  6. Regulación del caudal de aire. Según el producto que se use puede ser más conveniente reducir o aumentar la cantidad de aire que se expulsa con la pintura.
  7. Carcasa del motor. Protege el mecanismo que pone en funcionamiento la herramienta.
  8. Filtro de aire. Debe estar limpio de polvo y sin obstruir para que el aire pueda entrar en el difusor.
  9. Regulación de pintura o esmalte. Con esta rueda ajustas la cantidad de pintura que expulsa.
  10. Cable de red. Alimentación eléctrica del difusor.
  11. Depósito para el producto. Conviene con una capacidad máxima de 1 o 1,2 litros, para que no pese demasiado al trabajar.
  12. Tubo de ventilación. Por el que pasa el aire captado hasta la pistola o difusor.

¿Lo sabías?

  • La mayoría de difusores se pueden usar tanto con pinturas como con esmaltes o imprimaciones, incluso sin diluir, pero no con productos que incluyen minerales o texturas en su composición.
  • Obtendrás mejor resultado en el acabado si la pintura o esmalte están a temperatura ambiente.
  • Si no has pintado nunca con pistola, haz una prueba antes sobre un cartón colocado en vertical contra la pared.
Pintar con compresor

 

  • La pintura en spray es perfecta para elementos pequeños porque es asequible y fácil de usar, agarra fácilmente en superficies metálicas, plásticas y madera, y permite pintar huecos y zonas donde las brochas o rodillos no llegan.
  • Una caja de cartón puede funcionar como pantalla para no manchar el espacio en el que pintas.
  • Un gatillo aplicador de spray evita que toques la pintura al aplicarla y permite una posición más cómoda de la mano para trabajar.

Elige bien

Pistola eléctrica. Consta de un motor y un depósito para la pintura en la misma pistola. El producto es absorbido del propio depósito y expulsada por el difusor mezclada con aire que se toma del exterior.

Difusor HVLP. La pistola va acoplada a una turbina que expulsa aire a baja presión, que se mezcla con la pintura antes de ser expulsado, usando tecnología HVLP (en inglés, high volumen low pressure), es decir alto volumen baja presión, ya que usa el aire a baja presión, produciendo menos nube de pintura, con lo que se aprovecha más.

Difusor con turbina exenta. La turbina es de mayor tamaño y suele apoyarse en el suelo o llevarse colgada por un sistema de tirantes. Permite manejar más cantidad de pintura, ya que se evita el peso del motor en la mano. Pueden incorporar o no tecnología HVLP.

Pistolas de Airless. Solo utilizan presión para impulsar la pintura; no utilizan aire con lo que se evita el efecto niebla. La pintura se proyecta a mayor presión, por lo que son perfectas para productos más viscosos y para usar en grandes superficies. Se introducen directamente en el envase de pintura y una manguera permite desplazar la pistola hasta el punto que se va a pintar.

Una boquilla para cada situación

La boquilla situada en vertical te proporcionará un chorro de pintura en abanico horizontal, para pintar de arriba abajo; la boquilla en horizontal te dará un abanico en vertical, para pintar de izquierda a derecha; la boquilla en oblicuo te proporcionará un chorro directo, para detalles y esquinas.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Mezcla bien la pintura o esmalte y échalo en el depósito de tu difusor

Algunos fabricantes incluyen un “embudo” para no derramar el producto. 

Pintar con compresor

Elige la posición de la boquilla adecuada y gradúa la cantidad de pintura que quieres que proyecte.

Pintar con compresor

 

Paso 2

Sitúate a la distancia adecuada según el soporte

Para paredes, como en este caso, debes colocarte a 20 o 30 cm; para pintar vallas y muebles, de 5 a 15 cm. Haz una prueba con el difusor antes de empezar a pintar. Hay que evitar el goteo en la primera aplicación. Comienza el desplazamiento del pulverizador antes de apretar el gatillo.

Pintar con compresor

 

  • Precauciones: muy cerca de la superficie, el chorro de producto es más centrado y cubre menos espacio, pero puede gotear. Demasiado lejos de la superficie, el abanico de producto es mayor, por lo que cubre más, pero puede generar más nube (desperdicio de pintura) y conseguir una peor calidad de acabado.

Paso 3

Desplaza el pulverizador en horizontal al mismo tiempo que te desplazas

Hazlo sin cambiar de posición el brazo, para evitar un movimiento de vaivén que acercaría o alejaría el difusor de la pared, por lo que la pintura se aplicaría irregularmente.

Pintar con compresor

 

Paso 4

Para dar una segunda capa, haz los movimientos contrarios

Si pintaste en pasadas horizontales, ahora aplica pasadas verticales. 

Pintar con compresor

Limpia la boquilla con un trapo húmedo de vez en cuando.

Pintar con compresor

 

Paso 5

Cuando acabes de pintar, apaga el aparato

Desmonta y limpia los elementos con agua o disolvente, según el producto que hayas usado. Sécalos bien y vuelve a montarlos.

Paso 6

Cómo usar la pintura en spray

6.1. Agita el spray durante un minuto, sitúate a unos 20cm del objeto que vas a pintar. Si estás en el exterior, resguárdate para evitar que el viento disperse la pintura.

6.2. Pulveriza la pintura con el bote en vertical o ligeramente inclinado, con un movimiento de abanico.

Materiales y herramientas

  • Pintura y esmalte
  • Cartón
  • Plásticos y cintas de pintor
  • Agua
  • Trapo
  • Difusor y sus accesorios