Cómo pintar una fachada con un resultado profesional

Por Leroy Merlin

Las fachadas de las casas sufren mucho desgaste a causa de elementos como el viento, el sol, las lluvias o la contaminación del ambiente. Es por este motivo que, a menudo, necesitan de una buena restauración. Si estás pensando en darle una nueva vida a tus paredes de exterior y no sabes por dónde empezar, a continuación te contamos paso a paso el proceso que has de seguir para poder hacerlo tú mismo.

La pintura es una de las opciones más sencillas para decorar y proteger una fachada. Pero para que el resultado sea profesional, debes realizar una preparación previa del muro y elegir el producto adecuado.

Cómo pintar una fachada

Elige bien qué pintura necesitas

Antes de ponerte a pintar la fachada, es importante que conozcas los distintos tipos de pintura que hay. De esta forma, podrás escoger según tus propias necesidades.

  • Acrílica: con base acuosa, es económica y muy cómoda de aplicar. Es impermeable y transpirable. Debe aplicarse sobre fachadas en buen estado.Si la fachada está sometida a cambios extremos de temperatura, será recomendable optar por revestimientos especiales como los siloxánicos o revestimientos al pliolite. 
  • Siliconada: pinturas con aditivos siloxánicos que son una solución más económica y duradera para proteger las paredes exteriores y fachadas. Brindan una elevada impermeabilidad al agua y alta transpirabilidad. Son altamente resistentes a la intemperie y a la contaminación ambiental y ofrecen la posibilidad de ser usadas sobre distintas superficies, como piedra natural, hormigón o ladrillo, entre otros.
  • Elastómera: gracias a su gran elasticidad, son la solución perfecta para tapar pequeñas fisuras o cubrir superficies exteriores de piedra o concreto. Este tipo de fachadas se expanden y contraen con los cambios de temperaturas, lo que provoca que las pinturas tradicionales se rajen o escamen. Para estos casos, las pinturas con elastómeros son la solución. Además, ofrecen un alto poder impermeabilizante.
  • Hidropliolite: aunque es una pintura acrílica también, su particularidad es que es muy impermeable y muy transpirable, ya que está formulada con unas resinas especiales que no forman película. Se puede aplicar sobre cualquier soporte.
  • Al siloxano: Pintura a base de resina siloxánica o de silicona tiene la ventaja de que no produce tensiones con las dilataciones y contracciones propias de climas extremos, por lo que no se agrieta. Repele el agua, el moho y la contaminación y es altamente transpirable. Ideal para aplicar en lugares con climas extremos.
Cómo pintar una fachada

Una base perfecta con imprimación

Si tienes dudas sobre la capacidad de agarre de la base o si has tenido que reparar con pasta muchos desperfectos, antes de pintar, aplica una imprimación. Con ella garantizas un mejor rendimiento de la pintura y la uniformidad del acabado.

Cualidades de la pintura a tener en cuenta

Es importante que te fijes en estos factores de las pinturas para fachadas:

  • Cubrición. Esto hace referencia a la capacidad de la pintura para cubrir el muro sobre el que se va a aplicar. Va en relación con el espesor de cada capa: a mayor cubrición de la pintura, menos manos se necesitarán. Suele indicarse de 1 a 5, de menor a mayor capacidad de cubrición.
  • Resistencia al frote en húmedo (lavabilidad). Se establece en 5 clases.
  • Permeabilidad al agua. Hace mención a la cantidad de agua que la pintura deja pasar. A menor permeabilidad, más resistente al paso del agua será. Hay pinturas totalmente impermeables y otras en distintos grados de permeabilidad. Se usa una escala del 1 (menos permeable) al 5 (más permeable).
  • Permeabilidad al vapor. Incluso siendo impermeables, hay pinturas que dejan pasar el vapor del interior hacia el exterior de la pared; es decir, son transpirables, lo que evita que se forme humedad por condensación.
  • Durabilidad. El tiempo que la pintura mantiene sus propiedades a las condiciones ambientales. Debe indicarlo el envase y puede ir desde 1 año hasta 15, en algunos casos más.
Cómo pintar una fachada

Consejos para pintar fachadas

  • Tapa los desconchones con el mortero o pasta elegido y una espátula o llana. Éstos se deben, en muchos casos, a una mala preparación de la base o a humedad en el muro. Para obtener un resultado óptimo debes sanear la pared antes de pintar. Esto lo conseguirás cuando apliques espesores superiores a 1 cm de una sola vez, siendo muy importante que en cada caso se sigan las recomendaciones del fabricante.
  • Si hay grietas, límpialas y ábrelas ligeramente. Mójalas y aplica la pasta en espesores de unos 5 mm. Si la grieta es más profunda, aplica varias capas hasta rellenarla.
  • Deja secar y lija para igualar la superficie reparada con la de tu fachada. Retira el polvo con un cepillo.
  • Protege ventanas, puertas, canalones y el suelo, para no mancharlos. 
  • Aplica la pintura elegida con un rodillo, trabajando de arriba abajo en pasadas verticales y, sobre estas, da pasadas cruzadas para cubrir toda la superficie.
Cómo pintar una fachada
Descripción

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Prepara los materiales

Para una casa baja sin plantas superiores, basta con una escalera. Pero si vas a trabajar a más de 3 metros de altura, es preferible instalar un andamio que esté nivelado y fijado a la fachada con alguna sujeción.

Cómo pintar una fachada

 

Paso 2

Prepara las paredes

Antes de ponerte a pintar, es importante que limpies y trates la pared con un cepillado enérgico usando un cepillo metálico. De esta forma, eliminarás la suciedad acumulada sobre la superficie. Puedes utilizar un limpiador de fachadas que permite despegar la suciedad incrustada. 

Cómo pintar una fachada

A continuación, aclara la superficie con un chorro de agua, o con un limpiador de alta presión regulado a una potencia máxima de 50 o 60 bares. Deja que seque y trata toda la superficie con un anti humedades sin aclarar, y déjalo actuar según las instrucciones.

 

Paso 3

Protege los marcos y el suelo

Utiliza cinta de carrocero ancha para los marcos y coloca sobre el suelo una lona de plástico de cubrición.

Cómo pintar una fachada

 

Paso 4

Tapa los poros

Busque las posibles fisuras y defectos que haya sobre la pared. Abre las fisuras con la ayuda de una rasqueta triangular o de una amoladora con un disco para materiales de todo tipo. Elimina el polvo con un soplador o un aspirador de taller. Acto seguida, rellena los huecos con una masilla de exterior apropiada y lija.Para los agujeros más grandes, utiliza una capa de reparación. 

Cómo pintar una fachada

 

PASO 5

Aplica fijador de base e imprimación

Si el soporte está dañado o es quebradizo, es preferible aplicar un fijador de base y dejarlo secar de 3 a 4 días. Para incrementar la adherencia de la pintura, se recomienda aplicar una imprimación de fijación.

Para la imprimación, aplica el producto con un pincel en los ángulos y esquinas, y sigue con un rodillo combinando pasadas verticales y horizontales. Espera 24 horas de secado aproximadamente para aplicar la pintura.

Cómo pintar una fachada

 

PASO 6

Aplica la pintura

Para empezar, bate bien la pintura para volverla homogénea. Como con la imprimación, aplica primero la pintura en ángulos y esquinas con un pincel. Sigue con un rodillo cubriendo bandas de 60 cm de ancho y de 1 metro de alto. Aplica de arriba abajo y después cruza con pasadas horizontales y vuelve a dar una tercera pasada vertical. 

Cómo pintar una fachada

Si la pintura lo recomienda, diluir con agua (normalmente entre 5-10% con agua) para que la aplicación sea más fácil y el producto nivele mejor. Ver en cada producto la dilución más adecuada. 

Recomendación: Trabaja a temperatura ambiente entre 10 y 25º. No se recomienda pintar una fachada a pleno sol, con heladas o con lluvia.

Cómo pintar una fachada

 

PASO 7

Deja secar

Deja pasar 8 horas desde la primera capa y da una segunda capa de pintura con el mismo procedimiento si es necesario. 

Cómo pintar una fachada

 

Materiales y herramientas

  • Pintura para fachadas
  • Tratamiento antihumedades
  • Cinta de carrocero
  • Plástico de cubrición
  • Imprimación de fijación
  • Escalera o andamio
  • Rasqueta triangular
  • Amoladora
  • Pistola extrusora
  • Espátula
  • Cubeta
  • Cepillo metálico
  • Rodillo para fachadas
  • Cubo