Pintar elementos metálicos de exterior

Por Leroy Merlin

Puertas, contraventanas o muebles metálicos en el exterior deben protegerse periódicamente con esmalte para evitar su oxidación. Hay diferentes productos para proporcionarles la protección y la decoración, elígelos de acuerdo a tu zona climatológica, al metal y al uso que tenga el elemento.

Qué cualidades debe tener la pintura para metales

- Barrera antihumedad: para evitar que se forme óxido bajo la pintura.

- Resistencia al salitre: que degrada el producto y en metal en zonas marítimas.

- Protección frente a los rayos UV: para que los colores se mantengan inalterados.

- Resistencia ante las contracciones y dilataciones del metal: para que no se cuartee, en climas muy calurosos.

- Densidad adecuada: que permita envolver los cantos y aristas y no se conviertan en puntos de deterioro del material.

Elegir bien

- Esmalte al agua: no utiliza disolventes, por lo que apenas huele, se diluye con agua y las herramientas se limpian con agua y jabón. Secan rápidamente y tienen un nivel de densidad y resistencia medio, por lo que son adecuados para climas suaves y elementos de poco uso.

Pintar rejas y puertas metálicas

- Esmalte sintético: su formulación incluye disolvente, por lo que desprenden olor y la limpieza de los materiales se hace también con disolvente. Son más resistentes que los anteriores, tanto a los golpes como a los efectos de los rayos UV.

- Esmalte efecto martelé: esmalte sintético con un acabado de cierto relieve, imitando el metal trabajado con martillo, perfecto para camuflar pequeñas irregularidades en la superficie.

Pintar rejas y puertas metálicas

- Esmalte para metales no ferrosos: se puede aplicar directamente sobre cobre, aluminio o estaño sin necesidad de imprimación, aunque en superficies muy lisas es recomendable lijar previamente para un mejor agarre.

- Esmalte antióxido: tiene un doble efecto, ya que no es necesario eliminar el óxido antes de aplicarlo y, a la vez, protege los metales de la oxidación

Pintar rejas y puertas metálicas

- Esmalte efecto forja: el acabado es similar al del hierro sin tratar, con una superficie que resulta áspera al tacto, por lo que es menos adecuado para sillas o mesas. Es muy resistente y duradero.

Pintar superficies difíciles: los barrotes

Los esmaltes para los metales de exterior puedes aplicarlos con brocha o rodillo, pero para superficies difíciles puedes emplear otras herramientas que te facilitarán el trabajo:

- Rodillos dobles: son perfectos para pintar cada barrote de una sola vez, ya que puedes introducirlos por los huecos entre ellos, por muy estrechos que sean.

- Pistolas y turbinas: elige para trabajos menores una pistola eléctrica y, para grandes superficies una turbina o pistola “airless”.

Truco

Si no sabes de qué tipo es el metal que vas a pintar, aplica una imprimación que garantice la adherencia de cualquier esmalte.

Descripción

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Preparar la superficie antes de pintar

1.1. Si existe óxido, elimina todo el que puedas con un cepillo de cerdas metálicas, hasta que no quede material que se desprenda. Si se ha deteriorado el material en algún punto puedes reconstruirlo con masilla para metales.

Pintar rejas y puertas metálicas

1.2. En el caso de esmaltes antiguos, consérvalos solo si están en muy buen estado, en caso contrario es mejor que los elimines por completo. Aplica decapante con una brocha, deja actuar y retira con una espátula y un estropajo de acero. Aclara y seca bien.

Pintar rejas y puertas metálicas

1.3. Si el elemento que vas a pintar es nuevo, puedes pintar directamente sobre él si se trata de hierro o aleación de hierro (como el acero); si se trata de un metal no ferroso (aluminio, cobre o estaño) deberás aplicar antes una imprimación para metales o un esmalte específico para metales no ferrosos.

Pintar rejas y puertas metálicas

 

Paso 2

Pintar paso a paso

2.1. Protege con cinta de pintor los elementos que no se deban manchar y ten a mano un trapo húmedo de agua o disolvente para limpiar rápidamente cualquier gota que pueda caer.

Pintar rejas y puertas metálicas

2.2. Si ya has preparado la superficie según contamos en el paso a paso anterior, ahora solo debes limpiar cualquier resto de polvo.

Pintar rejas y puertas metálicas

2.3. Lee las instrucciones del producto para saber si hay que diluir o no el esmalte; generalmente la primera mano debe diluirse al 10 % con agua o disolvente, según el tipo. Remueve bien.

Pintar rejas y puertas metálicas

2.4. Aplica con brocha o rodillo en pasadas verticales sin cargar demasiado la brocha. Los esmaltes para metal son densos y las gotas que queden sin extender, al secar afearán la superficie.

Pintar rejas y puertas metálicas

2.5. Deja secar y aplica una segunda mano, si ha quedado alguna irregularidad, lija antes de dar la segunda capa.

Pintar rejas y puertas metálicas

 

Materiales y herramientas

  • Esmalte o pintura para metales exteriores
  • Decapante
  • Imprimación
  • Masilla para metales
  • Agua o disolvente
  • Rodillo
  • Brocha
  • Pincel
  • Lija
  • Cepillo para metales
  • Bandeja de pintor
  • Cinta de pintor
  • Plásticos protectores
  • Guantes
  • Mascarilla
  • Gafas
  • Trapos