Programa los aparatos de exterior de tu hogar

Por Leroy Merlin

Los programadores y minuteros son mecanismos que miden el tiempo y ofrecen la posibilidad de programar cualquier dispositivo eléctrico, activarlo y desactivarlo a unas horas predeterminadas y sin necesidad de estar presentes. En un jardín son indispensables para programar el funcionamiento diario de la depuradora o controlar el encendido y apagado de las luces.

Si quieres controlar la iluminación exterior de tu jardín, programar la depuradora para que funcione siempre a la misma hora o programar el tiempo de encendido de la luz de tu rellano, dispositivos como programadores y minuteros son la alternativa perfecta. Estos mecanismos, generalmente instalados en el cuadro eléctrico, ayudan a reducir el consumo de electricidad y te hacen la vida más fácil.

Programa tu depuradora y las luces del jardín

Las piscinas, tanto de obra, como enterradas o desmontables, requieren de un sistema de depuración del agua para que puedas disfrutar siempre de un baño placentero. Si cuentas con una depuradora con bomba de agua, lo más sencillo para controlar su funcionamiento es un cuadro eléctrico de exterior. Estos dispositivos cuentan con un interruptor digital en el que que se puede programar el tiempo que debe que estar funcionando la bomba de la depuradora. 

Piscina y luces exteriores bajo control

La elección del cuadro eléctrico dependerá de la potencia que vayas a conectar a él. Además de la potencia de la bomba de la depuradora, tendrás que tener en cuenta la del resto de accesorios eléctricos que tiene tu piscina y que vas a conectar al cuadro eléctrico: los focos, la bomba de circulación, el clorador salino, el calentador de agua…

Piscina y luces exteriores bajo control

Un cuadro eléctrico de exterior sirve también para controlar el encendido y apagado de las luces de un jardín o una terraza. Es habitual olvidarse de apagar las luces exteriores, con el consiguiente gasto de energía, y, con estos dispositivos, las luces se activarán y desactivarán en la franja horaria en que las hayas programado. Un cuadro eléctrico con programador es muy útil también en zonas comunes de algunos edificios de viviendas, en los que hay que atravesar un área privada y exterior para llegar al portal o entrada y que, por seguridad, requiere de iluminación durante toda la noche.

Piscina y luces exteriores bajo control

Los cuadros eléctricos de exterior incluyen una protección IP 65, es decir, son totalmente estancos al polvo y están protegidos contra chorros de agua.

Controla la luz en zonas comunitarias y garajes

Para controlar el tiempo de encendido de las luces, tanto en rellanos, escaleras y zonas comunes de bloques de viviendas y oficinas, como en garajes  –ya sean comunitarios o no–, son necesarios minuteros de escalera o de garaje. Son la mejor solución para ahorrar energía y controlar el consumo eléctrico, especialmente en comunidades de vecinos.

Los  minuteros de escalera sirven para mantener la luz encendida durante un tiempo determinado desde que se pulsa el interruptor y asegurándose de que se apaga. Van instalados en el cuadro eléctrico del edificio (generalmente en el carril DIN) y pueden programarse hasta 10 minutos. Se utilizan sobre todo en rellanos, escaleras y pasillos en los que no es necesario que la luz esté conectada durante demasiado tiempo.

Para garajes, en los que es necesario que la luz se mantenga encendida durante más de 10 minutos, hay minuteros que pueden programarse con una duración de hasta 40 minutos. Para ajustar el tiempo de encendido en ambos tipos de dispositivo, hay que colocar la rueda que llevan en la duración deseada.

En estos espacios comunitarios de oficinas o viviendas se pueden instalar también sensores de movimiento, para no tener que “buscar” el interruptor cuando se accede a oscuras a las zonas compartidas. La luz se encenderá cuando note la presencia de una persona y se apagará sola tras el tiempo predeterminado en el minutero.

Piscina y luces exteriores bajo control

Los programadores horarios (también se instalan en el cuadro eléctrico) controlan la franja horaria en la que debe funcionar cualquier aparato eléctrico, ya sean luces, ventilación o calefacción. Pueden ser analógicos o digitales. Los primeros están pensados para una programación diaria, mientras que los segundos se pueden programar también semanalmente, además de ser más precisos. Muchos incorporan la posibilidad de registrar varios programas y cambian automáticamente la hora con el horario de invierno y de verano.