Planifica la vigilancia de tu casa

Por Leroy Merlin

Los sistemas de videovigilancia te permiten ver o grabar lo que ocurre en tu vivienda en tiempo real. Los hay de varios tipos, en función del tipo de vivienda o negocio que quieras proteger.   

La mejor opción para vigilar lo que ocurre en el hogar es mediante cámaras IP, ya que puedes manejarlas y ver las imágenes que captan desde tu smartphone, tableta u ordenador. También puedes colocar cámaras ficticias como elemento disuasorio. Otra alternativa, más empleada en negocios o viviendas con servicio privado de seguridad, es la instalación de un circuito cerrado de televisión.

Las cámaras IP te permiten ver las imágenes de tu casa en tiempo real estés donde estés desde tu smartphone, tableta u ordenador a través de la conexión a una dirección IP de Internet. Si te descargas la aplicación indicada por el fabricante también podrás controlar la cámara desde el ordenador o el móvil. Estas cámaras te permiten guardar las imágenes grabadas en la propia cámara, en una tarjeta SD, o en un servicio de alojamiento de archivos, tipo Dropbox. También puedes descargarte las grabaciones en el móvil. Algunos modelos permiten comunicarte a través de ella y de tu teléfono móvil con las personas de la habitación donde está situada.

Planifica la vigilancia de tu casa

Como medio de ahuyentar a posibles intrusos, puedes colocar cámaras de grabación simulada en diversos puntos de acceso a tu propiedad, de tal manera que puedan servir de elemento disuasorio. Nadie pensará que no son auténticas gracias al realismo de su luz LED intermitente o su giro periódico de 180°. Al no incorporar tecnología sensible, la mayoría están preparadas para colocarse tanto en el interior como en el exterior de la vivienda.

Planifica la vigilancia de tu casa

Si tienes un negocio donde precisas una videovigilancia estática y sujeta a una rutina, te proponemos que instales un auténtico circuito cerrado de televisión (CCTV), que te permitirá visualizar en un monitor las imágenes recibidas desde una o varias cámaras y almacenarlas en un dispositivo de grabación. Los distintos aparatos del sistema están conectados por cable o de manera inalámbrica y pueden incluir un servicio de notificación por correo electrónico o incluso visionado por Internet.