Planifica tu jardín para disfrutarlo sin apenas esfuerzo 

Por Leroy Merlin

Disfruta de la jardinería y presume de un espacio verde envidiable sin gastar mucho tiempo ni dedicar excesivos cuidados. Sabemos que el tiempo es oro y los recursos naturales, limitados. ¡Aprovéchalos y simplifica las tareas en tu jardín!

Vamos a darte algunos trucos para practicar la jardinería de una forma tan cómoda como saludable. Son consejos imprescindibles a medida de los que van cumpliendo años, de los que disponen de poco tiempo y de los que tienen que ahorrar en el bolsillo.

Diseña un jardín de bajo mantenimiento

1. Distribuye las plantas en sectores pequeños y/o de fácil acceso

Si plantas en jardineras, arriates o macizos elevados, no tendrás necesidad de agacharte. Además, los bordes altos impiden que caiga tierra o materia vegetal en las zonas de paso, que tendrías que barrer.

2. Escoge especies autóctonas

Con las especies autóctonas o las bien adaptadas al clima y al suelo del lugar donde vives tendrás mayores probabilidades de éxito: serán más resistentes a plagas y enfermedades y te ahorrarás el coste de reposición. Agrupa las especies que tengan necesidades de cultivo similares, como de riego, luz, abono.... Si no puedes estar muy pendiente del riego, escoge plantas poco demandantes de agua que funcionan bien en toda España como, por ejemplo, las aromáticas.

Planifica tu jardín para disfrutarlo sin apenas esfuerzo

3. Ten en cuenta el crecimiento que alcanzarán los ejemplares

Antes de plantar piensa en el nivel de crecimiento para dejar espacio suficiente alrededor. La planificación te ahorra el tener que podar, aclarar o arrancar plantas en el futuro. Esta precaución es especialmente importante cuando se trata de árboles o arbustos de buen tamaño.

Además, una vegetación demasiado densa impide una ventilación adecuada y, por lo tanto, favorece que las plantas sean más débiles y enfermizas.

4. Crea un espacio único e íntimo

Para aislar el jardín del exterior, opta por soluciones rápidas y cómodas como las mallas, setos y cañizos artificiales, o materiales naturales como el mimbre, el brezo, el cañizo o las vallas de madera.

5. Especies de bajo mantenimiento

El césped natural aporta oxígeno, frescor y verdor, pero demanda cuidados todo el año para lucir perfecto. Si quieres olvidarte por completo de su mantenimiento, opta por césped artificial y por parterres de grava decorativa. En ambos casos es imprescindible extender una malla antihierba previamente. Si de todas formas brotan malas hierbas, arráncalas cuanto antes y no dejes que florezcan y semillen.

Reduce el tamaño de los parterres, escoge especies de bajo mantenimiento, que reducen el número de siegas y el consumo de agua, o bien opta por plantas tapizantes, como la hiedra, vinca, sédums, etc.

6. Escoge suelos y muebles resistentes

El suelo de gres porcelánico es muy resistente y se puede conseguir con diseños y texturas de lo más diversos, incluso imitando la madera. Otra opción es el composite, un compuesto sintético de aspecto muy similar a la madera natural pero extremadamente duradero y resistente.

Los muebles de metal, acero y aluminio, y los materiales como el ratán y los textiles sintéticos son duraderos y se limpian fácilmente con agua y jabón neutro.

7. Prevención de plagas y malas hierbas

Ya sabes que es mejor prevenir que curar. Aplica tratamientos preventivos contra las plagas y enfermedades más comunes en tu zona para no tener que tratar más adelante plantas enfermas o reponerlas por otras nuevas.

Utiliza sustratos de buena calidad. Cuando la tierra es pobre en nutrientes hay que abonar las plantas más a menudo. Para evitar la proliferación de malas hierbas, acolcha el sustrato con corteza de pino o grava entre las plantas ornamentales y al pie de los árboles y arbustos, de paso protegerás las raíces del exceso de frío y calor, y mantendrás húmedo el sustrato.

Planifica tu jardín para disfrutarlo sin apenas esfuerzo

Utiliza las herramientas adecuadas 

Las herramientas ergonómicas hacen las tareas de jardinería más cómodas, sencillas y, sobre todo, seguras. Así evitarás esfuerzos innecesarios y lesiones. Están fabricadas en materiales ligeros pero con la resistencia y las prestaciones que exige cada tarea del jardín: los mangos están forrados con materiales antideslizantes y tienen formas adaptadas a la palma de la mano, con diferentes posiciones de agarre e incluso aptos para diestros o zurdos, como en el caso de las tijeras de poda.

Planifica tu jardín para disfrutarlo sin apenas esfuerzo

También el vestuario y los complementos son ergonómicos: guantes acolchados, texturas antideslizantes o ajustes para reforzar las muñecas. Las gafas o respiradores con cierres estancos, protegen ojos y vías respiratorias de los productos fitosanitarios y polvillo.

Las herramientas que se sujetan con ambas manos, como azadas, rastrillos o tijeras recortasetos disponen de mangos largos o incluso extensibles para favorecer que la tarea se realice en una posición erguida.

Las pértigas fijas o telescópicas permiten podar, serrar o recortar en altura sin tener que estirarse o usar una escalera, o trabajar en niveles bajos sin necesidad de que te agaches o arrodilles.

Todas las herramientas mecánicas de calidad incorporan innovaciones ergonómicas. Los diseños se adaptan a la postura natural del cuerpo, consiguen aligerar su peso e incluyen agarraderas o manillares anatómicos y arneses para repartir la carga.

Planifica tu jardín para disfrutarlo sin apenas esfuerzo

Minimiza el consumo de agua y abono 

Diseñar un jardín de bajo consumo hídrico no solo ahorra el trabajo de regar, con la inversión de tiempo que ello implica, sino también dinero. Es además una práctica de jardinería sostenible que contribuye al cuidado del medio ambiente.

La mejor solución es instalar un sistema automático de riego con un programador. La programación por zonas contribuirá a un riego más eficaz y adecuado a la demanda de cada tipo de plantas. Los goteros regulables te permitirán darle a cada tipo de planta el agua que necesita.

Planifica tu jardín para disfrutarlo sin apenas esfuerzo

En el caso del césped, vigila que las zonas que cubren los aspersores se solapen bien y no se malgaste agua regando senderos o áreas vacías.

Si optas por un sistema de riego por aspersión, recuerda que en los meses más calientes debes regar por la mañana temprano o al atardecer para evitar la pérdida de agua por evaporación. En los meses más fríos, conviene regar por la tarde para evitar las heladas. Acolcha los parterres con grava o corteza de pino para mantener la humedad del suelo.

Planifica tu jardín para disfrutarlo sin apenas esfuerzo

Otros consejos útiles pasan por instalar barreras cortavientos, ya que el aire seco deshidrata las plantas y la tierra rápidamente. Hacer compost con los restos de siega y poda de tus plantas y los desechos vegetales de la cocina. Con ellos obtendrás un abono orgánico de alta calidad para aplicar a tus plantas ornamentales.

Y ¿qué te parecería acumular agua gratis y libre de cloro y cal, que es más beneficiosa para las plantas? Lo puedes tener gracias a los depósitos para recoger el agua de lluvia que encontrarás en LEROY MERLIN.

Disfruta y trabaja con prudencia 

Cuida tu salud sin renunciar a tu hobby de la jardinería. Sigue unos sencillos consejos que te harán la tarea más llevadera y saludable.

  • Infórmate sobre las buenas prácticas y posturas correctas para ejecutar tareas como podar, cavar o cargar pesos, etc., para evitarte esfuerzos innecesarios y prevenir lesiones.
  • No trabajes con prisa y calcula bien cada movimiento. Haz descansos periódicos. Nunca fuerces la postura ni continúes si notas tensión o dolor.
  • Maneja las herramientas manteniendo la muñeca recta con el antebrazo y cambia de mano si la tarea es pesada.
  • Utiliza carretillas, plataformas o trasportines para desplazar cualquier material, aunque no sea muy pesado. Si vas a cargar un peso, que sea a la altura del pecho, sin doblar la espalda.
  • No olvides que los equipos de protección individual (EPIS) son tus mejores e imprescindibles compañeros de trabajo. Utiliza siempre guantes. El calzado debe ser flexible, proteger todo el pie y sujetar el tobillo; ha de ser impermeable si vas a regar o trabajar en superficies húmedas.
  • Ten cuidado con el sol y las temperaturas extremas. En los meses más calientes lleva siempre la cabeza cubierta y usa ropa cómoda y que te cubra todo el cuerpo. Ten siempre agua a mano. Al menor síntoma de mareo o acaloramiento interrumpe la tarea.
 
Planifica tu jardín para disfrutarlo sin apenas esfuerzo

Jardinería cómoda para los mayores 

La jardinería es una afición sana y saludable para las personas mayores recomendada por los expertos, ya que es un ejercicio relajante, aeróbico, que se practica al aire libre y aporta beneficios físicos, mentales y emocionales.

Entre sus ventajas destaca que se adapta a cualquier nivel de intensidad y condición física, incluso en personas con movilidad limitada: puede reducirse a cuidar unas pocas plantas en macetas o mantener todo un jardín con las tareas que ello exige.

Olvídate de agacharte e inclinarte trabajando sobre jardineras y arriates elevados y siéntate en un taburete para cuidar de las plantaciones bajas.

Recuerda que debes dejar las zonas de paso libres de herramientas, materiales o elementos como mangueras para evitar tropiezos y caídas. Además, las superficies del jardín deben ser antideslizantes y bien niveladas.

Planifica tu jardín para disfrutarlo sin apenas esfuerzo