Plantas “todoterreno” para el interior de tu casa

Por Leroy Merlin

Algunas plantas de interior resisten días sin agua, soportan los cambios de temperatura y, además, son capaces de crecer, adaptándose al entorno, sin que apenas tengas que preocuparte por ellas. Prueba a colocarlas en cualquier estancia y verás cómo pidiendo muy poco aportarán a tu casa frescura, color y mucho estilo propio.

Aunque no conozcas sus nombres, seguro que las has visto en numerosas ocasiones. Adornan con discreción y puedes encontrarlas, por ejemplo, en un elegante salón, en el portal de cualquier edificio, en la oficina o alegrando un pasillo o recibidor. Casi siempre se trata de plantas de hojas grandes y fuertes (de buen grosor), capaces de sobrevivir con un riego muy moderado. Entre estas plantas que lo aguantan casi todo puedes encontrar:

  • Sansevieria

Se la conoce por distintos nombres: lengua de suegra, lengua de tigre o espada de san Jorge y es una superviviente nata. Sus hojas largas y en forma de lanza crecen sin problemas, incluso en ambientes muy secos, con mínima luz o, por el contrario, con un exceso de iluminación natural o artificial. Supera con nota la convivencia con aquellos que se olvidan de regarlas, ya que es capaz de aguantar hasta un mes sin agua (en invierno) o 2 semanas (en verano). Tampoco pide cambios de maceta frecuentes (solo cada 2 o 3 años) porque crece con rapidez en un mínimo espacio. De sus hojas es sencillo obtener nuevas plantas. Si quieres, simplemente corta una de ellas en trozos (de unos 5 cm) y entiérralos parcialmente en un nuevo sustrato previamente aireado (poroso): a los pocos días estará enraizada y empezará a crecer una nueva sansevieria.

Plantas de interior todoterreno

  • Aspidistra

Agradecida como pocas, la también llamada hoja de lata u orejas de burro es una hermosa planta de hojas grandes en un color verde vivo y brillante que hace que sea una de las favoritas para decoración. Su ritmo de crecimiento es lento y requiere muy poco riego (en verano aguanta hasta 2 – 3 semanas). Tampoco tendrás que preocuparte por abonos o fertilizantes, ya que solo requiere dosis mínimas durante la época estival. La luz no es problema para ella porque es capaz de desarrollarse incluso en penumbra. La única precaución que debes tener es alejarla de la calefacción en invierno para evitar el deterioro de sus hojas perennes.

Plantas de interior todoterreno

  • Poto

La capacidad de adaptación de esta planta te sorprenderá y verás cómo crece con rapidez, bien trepando (con ayuda de un soporte, pudiendo alcanzar hasta los 2 m) o bien como planta colgante (por ejemplo, con un tiesto colgado del techo o desde una maceta situada en lo alto de cualquier mueble). El poto es muy resistente y es un adorno perfecto. Solo tendrás que colocarlo en una estancia luminosa, donde reciba luz en abundancia, pero nunca los rayos del sol de manera directa. Sus necesidades de agua también son mínimas: lo que más puede perjudicarle es un riego excesivo. Riégalo cada 7 – 10 días comprobando siempre que la primera capa de sustrato está seca. Con suficiente luz, una temperatura de entre 15° y 20° (la habitual en una vivienda) y poco riego, tu poto dará bonitas hojas en distintos tonos verdes, pardos y blancos.

Plantas de interior todoterreno

  • Cinta (malamadre)

Tiene una gran capacidad para resistir a los cambios de temperatura y a la falta de agua, creciendo y multiplicándose en primavera casi sin que te percates. Necesitan claridad (no luz solar directa) y algo de humedad para que sus hojas luzcan saludables y firmes. En cuanto al riego, resulta válido una vez por semana en invierno y algo más en verano. La cinta es capaz de retener agua en sus propias raíces (ella sola la raciona previniendo épocas de sequía u olvidos de sus cuidadores).

Plantas de interior todoterreno

  • Pie de elefante

Esta curiosa planta de la familia de las yucas se llama así por su sorprendente tallo que ensancha en su base, ya que almacena agua en su tronco. Propia de zonas desérticas necesita poco riego, pero mucha luz. Puede cultivarse en el exterior, pero no aguanta las heladas, de ahí que se encuentre muy a gusto en el interior de las casas, ya que se adapta bien a los ambientes secos. En invierno está en periodo de reposo, así que olvídate casi de regarla (bastará hacerlo cada 2 – 3 semanas); en verano tampoco necesita un riego frecuente.

Plantas de interior todoterreno

  • Cactus y plantas crasas

Son aquellas cuyas hojas retienen el agua en su interior sobreviviendo durante largos periodos. Con ellas podrás hacer bonitas composiciones en macetas o mini jardines para decorar cualquier estancia. Antes de decidirte por una variedad de este tipo de plantas súper resistentes, comprueba que es apta para interiores, porque algunos cactus y plantas crasas necesitan la luz directa del sol y no sobrevivirían fácilmente en espacios cerrados.

Plantas de interior todoterreno